Image default

Trabajando por el bien común

En la edición del pasado domingo en Baires para Todos, anticipamos la posible agenda común entre Misioneros de Francisco con el Intendente de la Matanza, Fernando Espinoza. En consonancia con ello, el día de ayer hubo un nuevo guiño de articulación que da cuenta de los consensos que se van desarrollando; se plantaron treinta y dos árboles en el área que rodea lo que próximamente será la plaza, cuyo nombre quizás sea Papa Francisco.

Según lo trascendido en la barriada, hubo una nueva comunicación entre los Misioneros y Jorge Di Santo -hombre de Espinoza en Villa Madero-, en el marco de la cual se profundizó el entusiasmo en darle continuidad a la agenda en común, en consenso con los vecinos y vecinas, es decir, se está gestando una labor coordinada entre vecinos, Misioneros y el Municipio. Por su parte, los Misioneros se comprometieron a llevar adelante una campaña de concientización en el vecindario, apuntada a reducir el impacto ambiental de los residuos de las viviendas aledañas y de origen textil.

Principalmente, la idea es efectuar un reordenamiento sobre estos tópicos, a fin de disponer el destino final de los residuos y construir un dispositivo de cuidados mixtos de la futura plaza, donde los vecinos y el Municipio se encarguen de su cuidado, inspirándose en la Encíclica del Papa Francisco Laudato sí, que referencia al cuidado de la casa común. El ejemplo matancero es la cabal demostración de ello, ya que en función de las premisas antes mencionadas, se comprometieron mutuamente a darle continuidad al diálogo la próxima semana.