Baires Para Todos

Semana laboral de 4 días: la Universidad de Cambridge comprobó que reduce el estrés y mantiene la productividad

Menos “desgaste profesional”. El análisis se efectuó en 61 empresas del Reino Unido, con una baja del 20 % de las horas de trabajo y sin afectar los salarios. Qué países implementan esta nueva modalidad. 

Trabajar cuatro días a la semana reduce el estrés y mantiene los niveles de productividad, según un informe publicado este lunes por investigadores de la Universidad de Cambridge a partir de un programa piloto en 61 empresas del Reino Unido.

El informe sostuvo que durante los seis meses que esas organizaciones redujeron un 20 % las horas de trabajo de sus empleados, sin bajar los salarios, las bajas por enfermedad cayeron un 65 %y la salida de trabajadores hacia otras empresas en un 57 %.

El 79 % de los empleados indicaron que se había reducido su “desgaste profesional” (“burnout”, en inglés), y un 39 % aseguraron que disminuyeron sus niveles de estrés.

Las compañías que participaron en el programa, impulsado por el grupo de presión “4 Day’s a Week Campaign” (“Campaña por los cuatro días a la semana”), registraron durante ese periodo un incremento medio del 1,4 % en sus ingresos respecto al mismo periodo del año anterior, refleja el informe, liderado por el sociólogo de Cambridge Brendan Burchell.

“Antes de esta prueba, muchos dudaban de que fuéramos a ver un incremento de la productividad para compensar la reducción del tiempo de trabajo, pero eso es exactamente lo que hemos visto”, afirmó Burchell.

Muchos empleados estaban más que dispuestos a impulsar mejoras ellos mismos. Las reuniones largas con demasiadas personas se redujeron o bien se eliminaron por completo. Los trabajadores estaban mucho menos inclinados a dejar pasar el tiempo”, indicó el sociólogo.

En qué países hay jornadas de 4 días

En febrero de 2022, Bélgica anunció una reforma laboral que incluía cuatro días laborales y tres de descanso, sin que eso afectara los sueldos de los empleados.

El objetivo del gobierno belga era que las personas lograran una mejor conciliación de la vida laboral y familiar y que la tasa de empleo para personas que tienen entre 20 y 64 años suba del 71,4% que estaba en el tercer trimestre de 2021 hasta el 80% en 2030.

La reforma establece que, además de la reducción a cuatro días laborales, el propio trabajador podrá solicitar trabajar menos horas durante una semana y compensarlo la siguiente.

Y además, el plan apuntaba a discutir las condiciones laborales de los trabajadores de las plataformas para determinar si hay o no una relación de dependencia con la empresa.

En Nueva Zelanda, la empresa Perpetual Guardian aprobó la semana laboral de cuatro días desde 2018 y Unilever lo hizo en 2021. En plena pandemia y con las fronteras del país selladas, la primera ministra, Jacinda Ardern, prometió extenderlo a todo el territorio para fomentar el turismo interno y la economía.

En el Reino Unido está en marcha la iniciativa a través de 30 empresas que podrían ayudar a que el Parlamento adopte por ley la semana laboral de 32 horas. En tanto, Suecia fue descartado por el gobierno, aunque algunas empresas, como Toyota, mantienen la modalidad de reducción de jornadas laborales hasta hoy.

En Japón, Microsoft es la primera compñía en aplicar la jornada laboral de cuatro días. Los empleados aumentaron su productividad un 40% y aumentaron las ventas.

En Estados Unidos y Alemania también son las empresas las que impulsaron la reducción horaria, con diferencias, como Basecamp, que lo hace solo durante el verano. En España, la empresa DelSol Software hace varios años que viene practicando este esquema, que se tradujo en mayor rendimiento, más facturación y menor ausentismo.