Image default

Patricia Bullrich y Gerardo Milman, en la mira de la Justicia: investigan contrataciones dudosas y dádivas

El diputado nacional fue imputado por el fiscal Carlos Stornelli y denunciado, junto a la presidenta del PRO, por la supuesta contratación de agentes que cobraron sueldos sin ejercer ningún trabajo.

Patricia Bullrich y Gerardo Milman fueron denunciados por el Ministerio de Seguridad que encabeza Aníbal Fernández acusados de realizar contrataciones dudosas durante el gobierno de Cambiemos. Además, el fiscal Carlos Stornelli imputó al diputado nacional por supuesta aceptación de dádivas. 

Desde que la defensa de Cristina Kirchner pidió que se investigara su vinculación en el atentado contra su vida, los problemas para Milman comenzaron a aflorar. En este caso fue acusado junto a la presidenta del PRO de haber contratado a 18 agentes de inteligencia que nunca ejercieron ningún trabajo pero cobraron por ello. 

Ambos formaron parte del Ministerio de Seguridad durante el 2015 y el 2019, en el gobierno encabezado por Mauricio Macri: la precandidata a presidenta fue ministra y Milman el segundo al mando.

En la denuncia se explicita que los agentes no tenían ningún expertise y además son vecinos de localidades del Gran Buenos Aires.

Esta falta de curriculum en sus funcionarios más cercanos ya se le había achacado a Milman por la designación de Carolina Gómez Monaco en la dirección de la Escuela de Inteligencia sobre el Delito de la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal del Ministerio de Seguridad durante el cambiemismo. La mujer había sido Miss Universo en 2012 y actualmente es asesora del diputado. 

La imputación del fiscal Stornelli

El fiscal federal imputó al ex funcionario de Seguridad por supuesta aceptación de dádivas, ya que tenía a su nombre el carnet de un auto propiedad de una empresa que proveía al estado. 

“Constituirá objeto de investigación y conforme se denuncia la presunta admisión de una dádiva -sin prejuicio de toda otra figura que en definitiva resulte aplicable- por parte de Gerardo Fabián Milman. El mencionado Milman habría recibido un rodado marca Peugeot, modelo 2008 de parte de la empresa Metalúrgica Oliva Hermanos dedicada a brindar servicios de seguridad de caudales y proveedor de materiales de blindaje”, dice el escrito. 

La misma empresa ya había tenido una relación con la mano derecha de Bullrich cuando este le pagó 1.326.000 pesos divididos en ocho oportunidades por asesoramientos en seguridad internacional.

Esto fue develado por el periodista Mauro Federico, quien además agregó que Milman tiene otras dos facturas dudosas. Una de ellas al Instituto de Estudios Estratégicos en Seguridad (IEES) presidido por Patricia Bullrich. Milman, además, es vocal allí. La otra es por 665.700 pesos a una mujer llamada Olga María Guerra Carias, quien aparece como proveedora de sonido y grabación. La mujer no estaría en condiciones económicas de hacerlo.

Los distintos frentes que se le abrieron a Milman originaron que Bullrich lo quite como jefe de campaña. También dejará de ser vicepresidente del bloque PRO en diputados.

Su reemplazo en la Cámara baja, Laura Rodríguez Machado, negó que el motivo del reemplazo hayan sido las imputaciones de distinto calibre contra su coterráneo del PRO. En el caso de Bullrich, explicó que Milman solicitó una licencia por cuestiones de salud y habló de operaciones políticas. También negó haberlo desplazado de su lado.