Baires Para Todos

Dmitri Outkin, el cofundador de Wagner también iba a bordo del avión siniestrado

Ferviente admirador del Tercer Reich y culpable de abusos en todo el mundo, Dmitri “Wagner” Outkin había dado su nombre de guerra al grupo paramilitar ruso que cofundó con Yevgeny Prigozhin. Según la autoridad de aviación civil rusa, era uno de los 10 pasajeros a bordo del avión que se estrelló al norte de Moscú el 23 de agosto, junto al jefe de la fuerza paramilitar Yevgeny Prigozhin.

¿Fue decapitado el grupo Wagner en el accidente aéreo del miércoles 23 de agosto en la región de Tver, al noroeste de Moscú? Según las autoridades rusas de aviación civil, el jefe de la milicia, Yevgeny Prigozhin, y su mano derecha, Dmitry Outkin, se encontraban entre los 10 pasajeros a bordo. 

Mientras que Yevgeny Prigozhin ha sido el hombre a la luz, su mano derecha se ha mantenido durante mucho tiempo cuidadosamente alejado de las cámaras y del ojo público. Sin embargo, este hombre calvo, de casi 2 metros de estatura, estaba lejos de pasar desapercibido. Permaneciendo como siempre en la sombra, Prigozhin le había dado la palabra en el vídeo difundido en julio, en el que anunciaba que el grupo Wagner ya no operaría en Ucrania, sino en África.

Ante la ovación de sus hombres, se le oye decir: “gracias, chicos, por su duro trabajo. Gracias a este trabajo, SMP Wagner es conocido en todo el mundo. Esto no es el final, es sólo el principio del mayor trabajo del mundo que está a punto de suceder. Y ‘bienvenido al infierno'”.

Poco se sabe de este hombre. Tenemos que confiar en la larga averiguación del sitio web de investigación Bellingcat para obtener alguna información. Dmitri Outkine nació en 1970 en los Urales. Fue teniente coronel del Ejército ruso durante las dos guerras chechenas (1994-1996 y 1999-2009).

Al disminuir la intensidad del conflicto, fue trasladado a Petchorycerca de la frontera de Estonia y sirvió durante diez años como comandante del GRU, el servicio secreto militar de Rusia. Dejó el Ejército en esa época por aburrimiento lejos del frente, explica su ex mujer.

Más tarde se siguió su pista hasta Siria. Se dice que fue a combatir junto a las fuerzas de Bashar al-Assad en 2013 como parte del Cuerpo Eslavo, en un momento en que el trabajo de mercenarios todavía estaba prohibido en Rusia.

Su única batalla registrada fue lamentable, en la que los mercenarios fueron derrotados por un grupo rebelde vinculado a Al Qaeda. La mayoría de los miembros del Cuerpo Eslavo fueron detenidos a su regreso de Siria. ¿Fue Dmitri Outkine uno de ellos? La respuesta sigue siendo incierta.

Sin embargo, los mercenarios y Outkin pronto se encontraron en Ucrania cuando estalló el conflicto de 2014. Moscú necesitaba hombres para apoyar a los separatistas en Donbass y Crimea y al mismo tiempo poder negar su existencia. En este contexto se fundó la milicia Wagner, a la que el ruso dio su nombre de guerra. Un nombre que surge debido a que Richard Wagner era el compositor favorito de Hitler.

Fascinado por el nazismo

Dmitri Outkine no ocultaba ser un ferviente admirador del Tercer Reich. Fotos suyas sin camiseta le muestran luciendo dos tatuajes en la base del cuello que hacen referencia al nazismo: el símbolo de las SS, así como un águila y una esvástica. Todo ello socava la comunicación oficial del Kremlin, que presenta la guerra en Ucrania como una “operación especial” destinada a “desnazificar” el país.

Con Wagner, Outkine se convierte en un trotamundos de la guerra. En la primavera de 2014, el antiguo paracaidista y sus hombres operaron en Crimea, antes de volver con ellos a Siria entre 2015 y 2018, en apoyo de las fuerzas rusas. 

Para entonces, ya gozaba de la simpatía del Kremlin. En diciembre de 2016, el propio Vladimir Putin le concedió la Orden del Valor por su papel en la toma de Palmira. Su fotografía con Putin circuló por las redes sociales y es una de las pocas imágenes conocidas del mercenario a cara descubierta.

De 2017 a 2019, el Grupo Wagner combatió en Sudán junto al dictador Omar al-Bashir, derrocado en 2019. En la primavera de ese mismo año, unos 300 mercenarios de Wagner estuvieron en Libia para apoyar a Jalifa Haftar, general del Ejército Nacional Libio.

Hay versiones contradictorias sobre su papel en el motín de Wagner en junio de 2023, como señala ‘Le Monde’. Según uno de sus antiguos compañeros de armas, Dmitri Outkin se mantuvo al margen, mientras que Orden Respubliki, una organización clandestina hostil al Kremlin y a la guerra en Ucrania, afirma que él mismo dirigió la columna de amotinados.

Sanciones de la Unión Europea

A pesar de su deseo de permanecer en la sombra, Dmitri Outkine llevaba mucho tiempo en el radar de las autoridades internacionales. En el Diario Oficial de la Unión Europea de diciembre de 2021, una ficha con su nombre afirmaba que, en el desempeño de sus funciones en Wagner, “es responsable de graves violaciones de los derechos humanos cometidas por el grupo, incluidos actos de tortura y ejecuciones y asesinatos extrajudiciales, sumarios o arbitrarios”.

Aunque a lo largo de los años Dmitri Outkin ha sido presentado como el “fundador” de Wagner, en 2020 el sitio web de investigación Bellingcat cuestionó su papel dentro de la organización. Su investigación sugiere que en realidad era solo un “señuelo”, un “sicario” más que un cerebro, para ocultar la implicación del Ministerio de Defensa ruso.

“Su papel era más el de un comandante sobre el terreno”, afirman los investigadores. Un informe del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, publicado el mismo año, apoya esta opinión.

Su presunta muerte en el accidente aéreo plantea interrogantes: “En el avión viajaban tanto Yevgeny Prigozhin como Dimitri Outkin, lo que es muy raro. Los dos hombres casi nunca viajaban juntos, precisamente para evitar este tipo de escenarios”, afirma Stephen Hall, politólogo especializado en Rusia de la Universidad de Bath, de Inglaterra.

Por Romain Houeix-France24