Image default

Baradero: se inauguró la primera oficina autoconstruida en madera

Con presencia de autoridades nacionales, provinciales e institucionales, se inauguró la nueva agencia de extensión rural INTA Delta Medio. Basada en el sistema de construcción canadiense, con madera de eucalipto, de prefabricación simple y modulada, el edificio de 120 metros cuadrados es sustentable y presenta un costo de construcción y mantenimiento un 30 % menor que el tradicional. Paneles y termo tanques solares, entre las innovaciones.

En el día de las y los isleños, fecha dedicada a homenajear el esfuerzo de pobladores de las islas del Delta del Paraná, Buenos Aires, se inauguró el edificio donde funcionará la agencia de extensión rural Delta Medio en Baradero, con la presencia de autoridades nacionales, provinciales y locales.

Ubicada dentro del predio del Vivero Municipal de Baradero, la nueva oficina del INTA cuenta con 120 metros cuadrados para zonas de trabajo, reunión y esparcimiento. Se trata de la primera autoconstruida de prefabricación simple y modulada con madera de eucalipto que se destaca por los bajos costos, fácil armado y sustentabilidad.

En su discurso, Mariano Garmendia –presidente del INTA– destacó la presencia de Susana Mirassou, ex presidenta del INTA, y quien impulsó y acompañó el desarrollo del proyecto. Asimismo, subrayó “el sentido de pertenencia del propio equipo de trabajo, debido a que somos nosotros mismos quienes construimos nuestro propio edificio”.

Por su parte, Rosendo Tarsetti –subsecretario de Gestión Administrativa de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y exdirector general de administración del INTA– expresó: “Soy nacido y oriundo de Baradero y esta inauguración es un enorme orgullo que me genera mucha emoción”, comenzó su discurso, al tiempo que explicó haber sido testigo y parte del trabajo que implicó hacer este proyecto realidad. Y agregó: “Este es un sitio que nos tiene que permitir fortalecer la presencia del INTA en el territorio, en beneficio de los productores para atender sus demandas, muchas propias de la isla que habitan”.

“Esto consolida un trabajo muy importante que involucra a muchos compañeros de trabajo, desde quienes se ocuparon de proveer la materia prima hasta los equipos de administración, así como a todos los baraderenses que trabajaron en este proyecto”, agradeció Tarsetti.