Image default

Abdo Benítez dice que Paraguay no quiere sumar militares de Estados Unidos a la Hidrovía Paraguay-Paraná

El presidente paraguayo reconoció que hay un proyecto en el Congreso pero aclaró que “no hay nada”. Este lunes llega una comitiva “anti-corrupción” al país.

Mario Abdo Benítez, descartó la posibilidad de incorporar militares estadounidenses en la construcción de la hidrovia Paraguay-Paraná. El presidente paraguayo aclaró que hay un proyecto que está en el Congreso hace más de 8 años pero negó que eso implique la participación y presencia efectiva de militares norteamericanos en la hidrovía. 

“No sé a qué se refiere con militares en la hidrovía”, respondió Abdo a la consulta de periodistas durante su jornada de gobierno que realiza en el departamento de Alto Paraná. “Hay un proyecto que viene de hace casi 9 años, sobre una oferta que hizo el cuerpo de ingenieros de los Estados Unidos para hacer el diseño, no la intervención, de cómo podemos intervenir en la hidrovía para tener un mejor caudal, respetando el medioambiente pero no se avanzó en nada”, detalló. 

Abdo fue presidente del Congreso entre 2013 y 2018 cuando el proyecto llegó al Senado para ser tratado durante la presidencia de Horacio Cartes. 

La posibilidad de incorporar militares estadounidenses al tramo paraguayo de la hidrovia, revelado en exclusivo por LPO, generó un fuete rechazo en las provincias argentinas. El Parlamento del Norte Grande  denunció que ese están realizando inversiones con capital estadounidense, las cuales, si bien calificaron de “legítimas” consideran que “podrían ir acompañados de tropas de ese país”. Cabe destacar que 17 gremios empresariales de Paraguay se expresaron a favor de sumar a los ingenieros estadounidense al proyecto y pidieron aceptar el apoyo de Estados Unidos. 

La eventual presencia de tropas estadounidenses en al frontera argentino-paraguayo ya había provocado tensiones en 2016 cuando Eduardo Zuain era embajador argentino en Asunción, quien se encargó de denunciar que el plan paraguayo con Estados Unidos incluía la provincia de Formosa, sin autorización del Estado argentino. 

Abdo sostuvo que no recibió ningún reclamo de Alberto Fernández con quien dijo tener “una comunicación frecuente”. “Yo no recibí ningún tipo de cuestionamiento por parte de él ni de ningún integrante de su Gobierno”, agregó.  No obstante, como publicó LPO, en Paraguay tomaron de mala manera el intento de cobro de peaje anunciado por el ministerio de Transporte argentino y, ante eso, la Cancillería paraguaya no descarta acudir a instancias judiciales internacionales para resolver esa controversia. 

Es la primera vez que Abdo se refiere públicamente a la intención de su gobierno de sumar militares estadounidenses al tramo paraguayo de la Hidrovia  como parte de una estrategia paraguaya para sumar capitales norteamericanos. Estados Unidos, además, sigue mostrando su intención de reforzar su influencia y evitar un eventual aumento de la presencia de empresas chinas y rusas. 

En paralelo, fuentes consultadas por LPO afirman que se espera el desembarco de un emisario “anti-corrupción” de La Casa Blanca para darle continuidad a las acusaciones que Washington hizo contra el ex presidente Horacio Cartes y el vicepresidente, Hugo Velazquez.