Image default

Xuxa se reencontró con su exmanager y amiga a 19 años de su escandalosa pelea

Dejaron de trabajar juntas en 2002 y algunos años después, la conductora acusó a su excolaboradora de haberla estafado

Cuando a principio de los años 90 Xuxa desembarcó con su nave espacial en Telefe, no lo hizo sola. Además de sus paquitas, Dengue y las Mellizas, la angelada presentadora brasileña tenía una colaboradora que no la abandonaba ni a sol ni a sombra: Marlene Mattos. La mujer de gesto adusto era la histórica directora de los shows televisivos que la intérprete de “Ilarié” venía realizando con muchísimo éxito en Brasil y fue quien se encargó de la puesta también en la Argentina de El Show de Xuxa.

Si bien no ocupaba un lugar destacado delante de cámara, las alusiones de la reina de los bajitos a su amiga en su programa eran frecuentes. Marlene era la directora, pero también su mano derecha, su manager, su socia artística y su amiga más cercana.

Esa estrecha relación laboral y personal duró hasta 2002 y terminó en medio de rumores de una fuerte pelea. “No fue una decisión intempestiva ni una pelea entre comadres”, señaló Mattos a la prensa en aquel momento, refutando versiones recogidas en los estudios de la TV O Globo que indicaban que no se hablaba con Xuxa desde hacía tres meses.

“Siempre la respeté, nunca dejaré de respetarla. Ella tiene otros planes y yo preciso trabajar para los niños. Tengo un cariño enorme por ella”, afirmó, a su vez, Xuxa. Como consecuencia de aquella pelea, Planeta Xuxa, el programa en el que ambas estaban trabajando para O Globo terminó abruptamente.

La ruptura entre Xuxa y Mattos no se limitó a los programas televisivos, sino que abarcó otros ramos de la sociedad entre ambas. Mattos era su manager y directora de sus programas, pero también la orientaba en sus negocios al punto de que la animadora la consideraba “su banco”, según declaró a una revista femenina. Para ese entonces, Xuxa era considerada una de las figuras más ricas del mundo del entretenimiento brasileño, con una fortuna estimada en 100 millones de dólares, siempre guiada por Mattos, considerada una Rey Midas en la farándula brasileña.

También Mattos ganó dinero durante los años que estuvieron juntas: además de cobrar entre el 10% y el 20% del total de la facturación de Xuxa, tiene una empresa de representación de artistas y deportistas. En lo personal, la relación de ambas era casi familiar: Mattos es la madrina de la hija de Xuxa, Sasha.

Con el correr de los años, aquellos rumores fueron confirmados por la misma Xuxa: la decisión de tomar caminos separados había sido mucho más traumática de lo que las protagonistas habían declarado. En una entrevista publicada en la revista Caras en 2018, la presentadora indicó: “Nunca supe lo que ganaba ni lo mucho que generaban mis shows. He sido tan inocente que me han robado mucho”.

Aquella frase fue solo la punta de un iceberg que la brasileña fue descubriendo de a poco. “Puedo decirte que yo he trabajado en la Argentina, en los Estados Unidos, en España y luego de un tiempo muy corto con lo único que me encontré fue con deudas. Nunca supe cuanto gané en la Argentina. Nunca supe lo que el canal me pagaba y yo jamás pregunté”, agregó.

“Todo lo manejaba Marlene, yo no tenía ni una cuenta corriente. Dejaba todo en manos de otras personas. Nunca hice nada por ganar más dinero porque jamás me interesó. Lamentablemente, aprendí a desconfiar de las personas. Pero también sé que tengo que tener gente a mi lado que se ocupe de lo económico. El artista trabaja con la emoción. Ahora ya no pongo toda mi confianza en una sola persona, porque hasta el abogado que tenía en su momento me robó. Hoy no pongo mi imperio por sobre mi trabajo, pero tampoco tengo una sola persona que maneje todo lo que genero. Lamentablemente, nunca terminamos de conocer al ser humano, y cuanto más lo conozco, más quiero a mis animales y a los chicos. Porque cuando ellos me miran no quieren saber si tengo plata o no”, explicaba Meneghel.

Y disparaba: “Me sentí usada, abusada… Yo a Marlene la quería mucho, la amaba y yo ponía mi amor y mi respeto hacia ella delante de cualquier cosa”.

La rubia dejó en claro en más de una oportunidad que más allá de lo monetario, también se sintió estafada por Mattos en lo personal, al enterarse de que tomaba decisiones que no le competían y que terminaban dejándola a ella mal parada frente a los demás. En diálogo con Diego Maradona, en La Noche del 10, la animadora se sorprendió cuando el exfutbolista le contó que sus hijas Dalma y Gianinna no habían podido cumplir su sueño de conocerla cuando eran pequeñas porque su exmanager lo impidió.

“Sabés que hubo un entredicho entre nosotros, aquella vez que las nenas te quisieron ir a ver y no se pudo llevar a vos. Pero lo hablamos y sé que este malentendido quedó atrás”, expresó Maradona, ante la atenta mirada de Meneghel.

https://www.youtube.com/watch?v=O6Lnqp-5S-ku0026feature=emb_title

“Como tú, yo también he tenido una persona que trabajaba conmigo -dijo en referencia al exmanager de Maradona, Guillermo Coppola, con quien el futbolista en aquel momento se encontraba distanciado-. Tú sabes que nosotros siempre buscamos al mejor. Yo siempre confié mucho en esa persona; un 150%. Siempre lo decía, para que todo el mundo lo escuchase. Entonces, ella tomaba decisiones y decía: ‘Xuxa piensa esto’ o ‘Xuxa dice esto’. Yo yo no dudaba de ella, y pasaban cosas que yo no sabía. Nunca recibí a un nene porque fuera ‘el hijo de’. Yo les decía que no necesitaban decir el nombre del padre o de la madre. ¿Es un niño que quiere verme? ¡Perfecto! ¡Dos chicas querían verme y no pudieron! No me importa si eran tus hijas o no”, le respondió la conductora.

Una vez terminada la cuarentena, la rubia comenzó a darle forma a lo que todavía era simplemente una idea: grabar un documental sobre su vida. Sin embargo, tenía ciertos reparos: “La verdad, no soy de mirar para atrás. Siempre olvido esta ‘historia de logros y sucesos’. Si pienso en eso todo el tiempo, mi ego me puede devorar. Cuando miro el pasado, veo cosas increíbles y algunas truncadas: gente que me engañó, me usó, me robó y, a veces, profundizar ahí duele. Fueron muchos. Me reprocho haber creído tanto en los demás. Y parece que no aprendo. Vivo criando mosquitos que quieren hablar por mí, vivir mi vida o pensar que son las personas más importantes en mi trabajo”, explicaba.

A 19 años de aquella inesperada separación, la conductora y su exdirectora y manager volvieron a verse las caras. Y, como no podía ser de otra manera, lo hicieron frente a las cámaras. La charla entre las dos mujeres forma parte de ese documental que finalmente tomó forma y es producido por Globoplay.

https://www.youtube.com/watch?v=GmjPGFL_ghgu0026feature=emb_title

En una entrevista con GShow, la reina de los bajitos indicó que no había visto a Marlene durante 19 años. “El documental tiene sus altibajos. Pero si hubiera que definirlo con una palabra, emocionante sería la adecuada. Por ejemplo, no había visto a Marlene en 19 años y lo hice frente a las cámaras. El reencuentro fue difícil, fue punk”, adelantó.

Y agregó: “Un documental tiene que ser interesante no solo para mí, sino para todos y contar toda mi historia. Ella es parte de mi historia”. Habrá que esperar hasta el estreno para saber cuán difícil fue aquel reencuentro.