Image default

Un respiro para Biden: los Demócratas mantienen la mayoría en el Senado

El presidente de los Estados Unidos celebró desde Camboya: “Me siento bien y con expectativa de cara a los próximos dos años.

Las elecciones de medio término, también conocidas como “Midterms” dividieron las aguas en los Estados Unidos y terminaron de marcar la enorme grieta que separa a la sociedad norteamericana. El nuevo equilibrio de poderes estaba en el centro de la escena y todo ante la perspectiva de que el Partido Republicano diera el gran golpe y se quedara con las mayorías en el Congreso.

Sin embargo, las previsiones y no pocas encuestas, no dieron en la tecla y este domingo se confirmó que el Partido Demócrata del presidente Joe Biden retuvo el control del Senado.

Se trata sin lugar a dudas de una victoria que le pone las cosas mucho más complicadas a la oposición republicana en el Capitolio y que le impedirá frustrar la agenda del Gobierno.

Es que los republicanos procuraban por todos los medios tener al menos una delgada mayoría mientras el escrutinio definía las últimas bancas no asignadas luego de las elecciones del martes pasado.

La cadena CNN y otros medios proyectaron la noche de este sábado que la demócrata Catherine Cortez Masto retuvo la banca del Senado de Nevada, con lo cual el partido oficialista se queda con 50 de los 100 escaños de esa cámara.

Eso le asegura a los demócratas una mayoría, pues la vicepresidenta Kamala Harris, en su carácter de presidenta del Senado, retendrá el poder de desempate en las votaciones que ha tenido desde la asunción de Biden, en enero de 2021.

La satisfacción del presidente estadounidense

Biden celebró desde Camboya, donde asiste a una cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean). “Me siento bien y con expectativa de cara a los próximos dos años”, indicó, asegurando que tras ello va políticamente “más fuerte” a la reunión con su par chino, Xi Jinping. Los demócratas aún podrían ganar la banca del Senado del estado de Georgia, donde habrá una segunda vuelta el 6 de diciembre.

Las cadenas ya habían proyectado el viernes pasado la reelección del senador demócrata Mark Kelly en Arizona, la otra banca que faltaba decidir. Los republicanos, que no lograron la “ola roja” esperada en estos comicios de medio mandato tradicionalmente desfavorable al oficialismo, parecen sin embargo capaces de recuperar la mayoría en la Cámara de Representantes.

Y ya anticiparon que usarán esa ventaja en la cámara baja para lanzar investigaciones parlamentarias contra la administración Biden y sus allegados. Pero sin el Senado, la oposición republicana no podrá aprobar leyes contrarias al Gobierno ni bloquear nombramientos de jueces, embajadores y funcionarios.

El líder de la mayoría demócrata del Senado, Chuck Schumer, se apresuró a celebrar la victoria de su partido, tuiteando que el resultado era una “reivindicación” de los logros de los demócratas.

Según las cadenas de TV, los republicanos tendrán una mayoría de apenas cinco escaños en la Cámara de Representantes, de 220 contra 215, lejos de las decenas de bancas que se esperaba ganaran en las elecciones a mitad del mandato de Biden. Aún restan definir unos 20 asientos de la Cámara Baja.

Fuente: C26