Image default

Renunció la gerencia de Twitter y Elon Musk quedó a cargo de la dirección de la empresa

Parag Agrawal, CEO de la empresa, dejó las instalaciones este jueves y el magnate ya estaría al mando de la red social. Se espera que mañana se cierre el acuerdo y se concrete la compra.

Elon Musk ya está a cargo de Twitter. El CEO de la red social, Parag Agrawal, y el jefe de finanzas, Ned Segal, han dejado la sede de la compañía en San Francisco y no volverán, según informaron medios de Estados Unidos.

En una de las adquisiciones más dramáticas, caóticas y retorcidas de la historia de las empresas, Twitter ya es oficialmente propiedad de Elon Musk. El millonario tenía hasta el viernes para cerrar el acuerdo 44.000 millones de dólares o enfrentarse a una batalla judicial con la compañía.

Luego de tomar el control, Musk también actualizó su bio en la red social y escribió simplemente “Chief Twit” (Jefe de Twitter).

El acuerdo de 44.000 millones de dólares, que debía cerrarse este viernes, parece finalmente haber llegado a buen puerto, lo que permite a Musk evitar una batalla judicial con el gigante de las redes sociales y cumplir con el plazo establecido por un juez de Delaware. E

Este jueves, el CEO de Twitter, Parag Agrawal, el director financiero, Ned Segal, y el principal ejecutivo jurídico y político, Vijaya Gadde, se retiraron de las oficinas de la empresa y el CEO de Tesla tomó el mando de la red social.

Qué pasará ahora con Elon Musk al mando de Twitter

Las dudas son varias, pero una cosa parece segura: el Twitter que todos conocemos está a punto de cambiar radicalmente. Musk se presenta como un defensor de la libertad de expresión y ha criticado abiertamente el control de los contenidos de la empresa en busca de discursos violentos o que inciten al odio. Y es de esperar que se reviertan algunas prohibiciones permanentes de alto perfil, y es probable que Donald Trump sea bienvenido de nuevo, si así lo desea.

En cuanto a otros planes, Musk no ha sido muy específico públicamente, pero este jueves, a través de un tuit, dijo que gran parte de las especulaciones sobre el futuro del sitio han sido erróneas.

En su mensaje, Musk pretendía tranquilizar a los anunciantes de que los servicios de mensajería social no se convertirían en “un paisaje infernal en el que se puede decir cualquier cosa sin consecuencias”.

Y agregó que: “La razón por la que adquirí Twitter es porque es importante para el futuro de la civilización contar con una plaza digital común, donde se pueda debatir una amplia gama de creencias de manera saludable, sin recurrir a la violencia”.

Por último, el magnate afirmó que: “Actualmente existe un gran peligro de que los medios sociales se dividan en cámaras de eco de extrema derecha y extrema izquierda que generen más odio y dividan a nuestra sociedad”.