Image default

Reino Unido: la crisis se agrava tras la subida del tope tarifario de energía un 80%

El regulador del sector energético británico informó que las compañías podrán incrementar sus precios hasta 4.202 euros a partir de octubre. Esto sucede en un contexto donde existe un vacío de poder tras la salida de Boris Johnson y prosigue el encarecimiento de vida. Desde Downing Street deslizaron que “la ayuda va en camino” por las potenciales medidas que se tomarán cuando se designe al nuevo primer ministro el próximo 6 de septiembre.

Este viernes 26 de agosto Ofgem –rel egulador del sector energético británico- informó que la tarifa máxima que los proveedores de energía podrán cobrar a los usuarios se extenderá un 80% desde el primer día de octubre.

De esta manera, las cifras se ampliarán hasta 4.202 euros mensuales, un costo muy superior a los 2.325 actuales, provocando un encarecimiento del coste de vida que profundiza la crisis económica y le fija desafíos al próximo primer ministro.

Esto se da en un marco donde hay un vacío de poder en el país luego de la dimisión de Boris Johnson y cuando diversos sectores de trabajadores optaron por la huelga como método de protesta para exigir mejoras salariales para paliar la difícil situación.

Este nuevo valor, el cual es una consecuencia del aumento del gas a nivel global por la guerra en Ucrania, podrá ser revisado a fin de año.

Jonathan Brearley, consejero delegado de Ofgem, instó a que la próxima autoridad británica ejecute “una respuesta urgente ante el continuo aumento de los precios”.

“Sabemos el enorme impacto que este aumento de tarifa máxima tendrá en los hogares del Reino Unido y las decisiones difíciles que los consumidores tendrán ahora”, remarcó el directivo.

Además, el responsable de Ofgem enfatizó los “niveles récord” del costo de la energía por causa de “un acto económico agresivo del Estado ruso”. “Ha cortado lenta y deliberadamente el suministro de gas a Europa causando daños a nuestros hogares, empresas y la economía en general”, manifestó.

“Ofgem no tiene más remedio que reflejar estos incrementos de costes en el precio máximo”, cerró.

Medidas excepcionales a la espera del nuevo premier

La respuesta del Ejecutivo por ahora ha sido endeble. Con la indefinición del nuevo líder conservador, el resto del Gobierno no quiere tomar medidas y reafirmaron que serán Liz Truss o Rishi Sunak –los contendientes para ser nuevo premier– quienes se tengan que encargar de esta cuestión cuando asuman el próximo 6 de septiembre.

El ministro de Economía, Nadhim Zahawi, advirtió el malestar que generará en la población esta subida de precio, pero avisó que “la ayuda está de camino”, en referencia a las políticas que se fijarán cuando haya primer ministro.

No obstante, los especialistas estiman que la inflación interanual, que actualmente está en 10,1%, puede alcanzar más del 13% en diciembre. Para enfrentar la situación, el Banco de Inglaterra subió los tipos de interés de 1,25 a 1,75%.

La Bolsa de Valores de Londres sufrió una recaída del 0,70% en el cierre de este viernes posteriormente a que se conociera el disparo del cobro máximo en el rubro energético.