Baires Para Todos

Qué fue de la vida de Michael Corleone Blanco, el único hijo que quedó vivo de Griselda Blanco

Griselda, la miniserie de Netflix sobre la vida de Griselda Blanco, despertó interés en la historia real de esta mujer conocida como “La Madrina” y una de las mujeres más poderosas del narcotráfico. Ella murió y tres de sus hijos también. Queda vivo el cuarto que dedica su vida a concientizar sobre cómo el narcotráfico, las guerras y la corrupción se llevan la vida de personas inocentes.

La miniserie de Netflix que trata sobre la vida de Griselda Blanco ya es un éxito. Y despertó interés en la historia de real de esta mujer apodada “La Madrina”. Su primer crimen lo cometió a los 11 años cuando secuestro y mató a un nene, hijo de una familia de millonarios.

Griselda y su hijo
Griselda y su hijo. Captura de imagen del IG de Michael Corleone Blanco.

La violencia era su marca registrada y también mató a sus tres maridos. Tuvo cuatro hijos. Dixon, Uber y Osvaldo se convirtieron en narcotraficantes como su madre y los mataron antes que a ella. Hoy sólo queda vivo Michael Corleone Blanco, el cuarto, que lo tuvo con Darío Sepúlveda, su tercer marido.

Michael Corleone Blanco
Él es Michael Corleone Blanco, el cuatro hijo de Griselda, el único que quedó vivo.

Tiene nombre de mafioso. Es que su madre eligió llamarlo así en honor a Al Pacino en El Padrino. En 1983 Sepúlveda huyó a Colombia en 1983, dejando atrás a Blanco, pero llevándose a Michael con él. Este “secuestro” de su hijo convirtió a Sepúlveda en un objetivo, y Blanco supuestamente lo asesinó mientras el niño observaba.

Griselda y su hijo
Griselda y su hijo

Michael comenzó a trabajar para el negocio de cocaína de su madre cuando tenía 12 años. Después del arresto de Griselda en 1985, llevó una vida tranquila y privada con familiares, viajando entre Colombia y Estados Unidos y residiendo cerca del centro correccional de su madre en California. Hoy, Michael posee la marca de remeras Pure Blanco. El nombre no es casual (hace referencia a la cocaína, la droga que le hizo ganar una fortuna a su madre), y además se dedica a vender remeras con la imagen de Griselda. Una de las colecciones la llama “La Viuda Negra” (así le decían por haber matado a sus maridos) en honor a su mamá.

Una de las remeras que vende Michael
Una de las remeras que vende Michael
La colección La Viuda Negra que vende Blanco
La colección La Viuda Negra que vende Blanco

Michael se casó hace poco con una mujer llamada Lil que lo apoya en su inicitiva para ir contra la miniserie de Netflix y reinvindicar a Griselda Blanco. El día que se casaron ella compartió en IG: “Sí, esos son el Sr. y la Sra. BLANCO 👑 👑 ¡LO HICIMOS! Lo hicimos y ahora tenemos el resto de nuestras vidas para ser fuertes el uno por el otro. No somos perfectos, aprendemos el uno del otro cada día, días buenos y algunos malos, pero los buenos pesan más que los malos. Aquí está nuestro gran viaje al que llamamos vida 🙏🏼❤️ pidiéndole a Dios que nos mantenga juntos para siempre y nos proteja con sus ángeles guardianes, amén 🙏🏼” 

Michael Corleone Blanco se casó
Michael Corleone Blanco se casó con una mujer llamada Lil
El día del casamiento de Michael Corleone Blanco
El día del casamiento de Michael Corleone Blanco: su madre ya había muerto.

Michael hizo un libro al que vende de manera online y a que llamó “Mi madre, la Madrina, la verdadera historia”, en donde habla de cómo el narcotráfico destruyó su vida y la de su familia. Sobre esto comentó: “Más de quince años investigando, escribiendo y reconstruyendo cada una de las historias de mi vida, la de mi familia y la de mi madre, Griselda Blanco. Un libro en el que no sólo cuento verdades, sino que también hago una reflexión profunda sobre cómo el narcotráfico, las guerras y la corrupción se llevaron a miles de personas inocentes”.

El libro de Michael Corleone Blanco
El libro de Michael Corleone Blanco

Y siguió diciendo: “Casi todos los miembros de mi familia murieron violentamente, incluso aquellos que nunca estuvieron involucrados en el negocio del narcotráfico. Porque ser parte de la familia Blanco no fue fácil para ninguno de nosotros. Pero yo, Michael Corleone Blanco, logré darle un giro a mi existencia. Y ahora cuento mi vida y la de mi madre, Griselda Blanco, con la esperanza de que nunca más se repita una historia como ésta. Que, con mi historia de vida, las nuevas generaciones conozcan la cruda, solitaria y violenta realidad que encierra el mundo del narcotráfico”.

Por Daniela Fajardo-PT