Image default

Qatar prohíbe el consumo de alcohol alrededor de los estadios durante el Mundial

A 48 horas del inicio del Mundial de fútbol, Qatar se arrepintió sobre la venta de alcohol y anunció que queda totalmente prohibido el consumo en los estadios y sus alrededores. Este anuncio afecta directamente a la cervecera estadounidense Budweiser, la mayor patrocinadora de la Copa del Mundo desde 1986. La restricción en la venta de alcohol se suma a muchas otras que han causado gran polémica sin siquiera empezar el torneo.

La FIFA y las autoridades cataríes anunciaron la restricción este viernes sin dar mayores explicaciones y completando así un giro de 180 grados respecto de lo acordado previamente con el país anfitrión, una nación islámica que restringe severamente el consumo de alcohol.

Frente a esta modificación, Budweiser respondió que la decisión queda totalmente fuera de su control, la cual afecta el acuerdo que habían pactado por 75 millones de euros.  

La familia real catarí presionó a la FIFA para modificar lo acordado y ahora solo se permitirá la venta de la versión de la cerveza de Budweiser sin alcohol dentro de los estadios.

Las denominadas ‘fan zones’ y algunos hoteles serán los únicos lugares donde se permitirá la venta de cerveza, tras anunciar que realizarán ‘horas felices’, aunque con varias restricciones, entre ellas, que la gente no podrá comprar más de dos cervezas al mismo tiempo. 

Mediante un comunicado, la FIFA dijo que, a pesar de las restricciones, siguen garantizando “una experiencia divertida, respetuosa y agradable para todos los fanáticos” y agradecieron a la cervecera estadounidense por comprender la medida. 

Por su parte, Budweiser publicó un tuit en el que decía “Bueno, esto es raro…”, pero posteriormente lo borró.

Un acuerdo que finalmente no será cumplido

Luego de diversas negociaciones, Qatar había decidido relajar sus políticas en cuanto al consumo del alcohol durante la Copa del Mundo, teniendo en cuenta que el mayor patrocinio del torneo es el de la cervecera Budweiser.

El acuerdo inicial establecía que se permitía el consumo de cerveza dentro y alrededor de los estadios, tres horas antes de los partidos y hasta una hora después.

Incluso habían denominado zonas específicas para que a los consumidores se les pasaran los efectos del alcohol “sin que se hicieran daño ni hicieran daño a otros”, según explicaron los organizadores en su momento.   

Vista de los puestos de la marca Budweiser cerca del Estadio Internacional Khalifa de Doha, en Qatar, el 18 de noviembre de 2022. © Miguel Medina / AFP

Esta última decisión no sorprendió del todo, ya la semana pasada las autoridades del país anfitrión habían pedido a Budweiser que moviera sus puntos de ventas a lugares donde no tuvieran tanta visibilidad. 

El Gobierno catarí será el encargado de asumir las ganancias que deje de recibir la empresa Budweiser con esta restricción para evitar procesos legales. 

Desde que se conoció la noticia, la FIFA ha sido fuertemente criticada por no tener control del mismo torneo que organiza.

Las fuertes restricciones para este Mundial 2022 

Esta es la primera vez en la historia que se realiza una Copa del Mundo en un país árabe y las restricciones impuestas por Qatar han despertado polémica. 

Al ser un país musulman, Qatar se rige por la ley sharia, la cual tiene visiones distintas a las occidentales acerca de los derechos humanos, las libertades de la comunidad LGBTIQ y las mujeres, entre otras. 

Dentro de la sharia también se restringe el consumo de alcohol y solo se le permite a extranjeros en algunos hoteles y restaurantes autorizados.

En todo el país, el alcohol se puede comprar solamente en un lugar, a las afueras de Doha, la capital. Si alguien quiere adquirirlo en este lugar, debe llevar una carta de autorización de la empresa para la que trabaja, además de pagar elevados costos.

Luego de realizar la compra, las bebidas deben ser transportadas en bolsas negras y deben llegar lo más pronto posible a la residencia del comprador. 

El Código Penal de Qatar establece que si una persona es encontrada ebria en la calle puede recibir hasta seis meses de prisión y multas que rondan los 800 dólares. 

El fútbol despierta emociones y muchos hinchas están acostumbrados a despojarse de su camiseta para celebrar alguna victoria. Sin embargo, las autoridades cataríes advirtieron que esto queda totalmente prohibido durante el Mundial y que será fuertemente castigado.  

De igual manera, los organizadores han sido enfáticos en que los trajes de baño podrán ser utilizados solamente en las piscinas de los hoteles y las playas. A pesar de que el Mundial se disputará en invierno, las temperaturas superan los 30 grados centígrados. 

Mediante sus páginas de internet, los organizadores piden a los visitantes respetar las normas locales y acogerse a ellas.

Las autoridades de Qatar han dicho que los visitantes pueden utilizar la ropa de su elección, pero aclararon que las prendas deben cumplir ciertos criterios, como no mostrar los hombros, las rodillas ni usar prendas escotadas, tanto para mujeres como hombres. 

Las mujeres extranjeras no serán obligadas a cubrir su cara ni pelo con el tradicional hiyab, que es utilizado por las mujeres árabes como parte de su cultura y religión.

Lo que les espera a los miembros de la comunidad LGBTIQ

En Qatar, las relaciones entre hombres son castigadas hasta con tres años de prisión. Las autoridades locales han insistido en que los miembros de toda la comunidad que viajen al Mundial son bienvenidos y que no tendrán consecuencias, siempre y cuando no lo demuestren en público. 

Hace unos meses, el presidente del ente organizador, Nasser al-Khater, dijo en una entrevista que todas las muestras públicas de afecto se encuentran prohibidas, así sea entre hombres y mujeres. 

“En Qatar viven heterosexuales y homosexuales. Todo el mundo es bienvenido al país, pero la manifestación pública de afecto está mal vista. Eso se aplica a todos (…) Más allá de eso, todo el mundo es libre de vivir su vida”, indicó.

Otras restricciones que llaman la atención 

La toma de imágenes a edificios gubernamentales está particularmente prohibida, mientras que grabar en ciertas áreas requiere de permisos especiales, lo cual ya ha causado malestar principalmente en periodistas.

Hace unos días se hizo viral el video de un reportero danés que fue interceptado por autoridades locales cuando grababa una crónica sobre el Mundial, aunque posteriormente los organizadores pidieron disculpas debido a la polémica.

Además, las relaciones extramaritales no tendrán ninguna excepción: las personas que sean encontradas cometiendo este “delito” establecido en el sharia pueden recibir hasta siete años de prisión. 

Por esa razón, las autoridades pidieron “respetar los valores y tradiciones como lo harían en otras partes del mundo”.

Por Andrés Triviño V.-France24 con EFE y medios locales