Image default

Necesitamos creer en la educación

La educación es un motivo para la esperanza. La educación está llamada a redimirnos porque transforma la humanidad. Fuiste educado por un docente, fuimos educados por un docente, tú familia y entorno fue educada por uno en esa educación él fue haciendo valer su libertad y derecho de hacerlo. Somos libres de manifestarnos.

 El ejercicio de e la educación no es solo lo que pueda enseñarse, sino lo que se puede construir con ella como conocimiento colectivo; si falla la educación, la crisis se expande irremediablemente y la pobreza corre por todo el mundo a menos educación más pobreza, menos libertad, más brecha económica. Mejor educación es mejor calidad de vida porque se desarrollan más las sociedades.

Los docentes muchas veces decimos que al educar a cada uno de nuestros alumnos se nos presenta un mundo, ¿verdad? entonces tenemos el universo en nuestras manos, nuestros alumnos son como arcillas en nuestras manos ¡Que responsabilidad! ¿no?. ¡Qué desafío!

Más allá de los discursos demagógicos el futuro es la educación y sus mecanismos de garantía, son una buena política educativa, Calidad, contenido, el desafío de educar en la diversidad, equidad, inclusión, la libertad, la participación, la independencia y la autonomía en fin es un derecho humano que se multiplica a cada concepto que enseñamos. 

El derecho a la educación debe entenderse también como derecho de todos los alumnos que tienen que aprender con éxito, al margen de su origen o condiciones socioeconómicas, culturales o de índole personal, no debemos etiquetar si vive en África, Siria, Argentina o España, si no el mundo será siempre desigual y la educación es un derecho universal. 

Los pobres no tienen que pelear por las sobras que dejan los que por motivos económicos superiores reciben mejor calidad educativa, los que tienen el monopolio del conocimiento, la educación debe igualar no sesgar el futuro de los alumnos porque si hay más y mejor educación no habrá pobreza porque mejora la calidad de la vida porque con más educación el futuro es cierto y esto no es demagogia, esto debe ser así. La educación no debe ser una propaganda política cada vez que votamos.

A veces en el tema educativo abundan en muchos países el asistencialismo que se convierte en una particularidad muy presente y difundida que establece una relación de dependencia que atenta contra la dignidad individual en la escuela, encadena a los alumnos a las escuelas y que mejor que empezar por la educación por lo tanto buscaremos seres que lean y escriban pero que se les limite la capacidad de pensar por sí mismo y sepan pescar por sí mismos. 

Si un alumno va a la escuela solamente a comer por ejemplo como sucede en muchos de los países de América Latina como actividad central y vemos que esto es la única vinculación con la escuela que tienen esos chicos ya le estamos negando un futuro libre, lo condenamos, porque lo estamos asistiendo, socorriendo a que tenga una educación plena puesto que destinamos horas de clases a alimentarlo; es por esto que es necesario repensar la distribución de los conocimientos actuales en el país y si esto no existe se profundiza la exclusión social. 

En un mundo en crisis la solución es mejor y fortalecer la educación. La mejora en este campo no debe ser dubitativa o poner en contexto de gastos económicos. La mejora es cuan más o menos libre quieren que seamos los seres humanos para que el derecho humano a estudiar sea un verdadero derecho vivo, no la expresión de la letra muerta de una convención es el momento de preguntarnos si vamos por buen camino. Parece que no, educación tiene una función innovadora, garantía de cambio. Los gobiernos tienen falta de fe en que la educación cambiará el mundo o no creen en el capital fundamental de la vida que es la educación como un recurso vital que tienen las comunidades para su desarrollo.

La educación pone en el centro a la persona hay cada vez más esperanzas de que las cosas van a mejorar.

El derecho a la educación no debe ser una promesa incumplida ya es hora de que nos pongamos todos de pie y que la verdadera democracia llegue a todos porque para que exista la democracia debe existir una educación para todos

Por Daniela Leiva Seisdedos – revista.elarcondeclio.com.ar