Baires Para Todos

Milán amanece bajo el agua tras el desbordamiento del río Seveso

La región del Véneto permanece en alerta roja, y otras cinco regiones en alerta naranja. Se espera que la tormenta se traslade hacia el centro y sur del país.

La ciudad italiana de Milán amaneció este martes prácticamente bajo el agua. Las fuertes lluvias que acompañaron a la violenta tormenta de la madrugada terminaron por desbordar el río Seveso, provocando severas inundaciones en el norte de la ciudad.

Milán se despertó bajo el estado de alerta. Se trata de un escenario no visto en muchos años. Las lluvias caídas, con 75 mm por hora, provocaron en solo dos horas que la crecida del río inundase el barrio de Niguarda, lo que obligó a cerrar calles, carreteras adyacentes y pasos subterráneos.

“No teníamos inundaciones tan grandes desde 2014”, confiesan desde el Ayuntamiento de Milán. “Esto significa que tenemos que trabajar en las cuencas. La de Milán está lista, estamos probando las bombas y entrará en acción en noviembre, pero el resto de la región de Lombardía carece de cuencas de detención”.

En Como, el nivel de su famoso lago “ha crecido rápidamente más allá del umbral de la inundación” y ya se han instalado las barreras móviles para evitar que el agua alcance a la población, pues como explican desde Protección Civil, “durante el día está destinado a subir”.

Alerta roja en Véneto

Cinco regiones italianas están en alerta naranja, a saber: Lombardía, Emilia-Romaña, Friuli Venecia Julia, Liguria y Trentino Adigne. El Véneto, por su parte, está en alerta roja. Su capital, Venecia, es víctima del fenómeno “acqua alta”, que inunda los canales de la ciudad. La autopista del Brennero, por su parte, se encuentra cerrada en la frontera con Austria por un deslizamiento de tierra.

Los meteorólogos preven que a situación vaya mejorando a lo largo de las horas. La tormenta se desplazará hacia el centro y el sur del país, donde se está viviendo un otoño inusualmente caluroso, con 34 grados en Palermo o 28 en Roma. 

Las lluvias se vieron acompañadas este mañana por fuertes ráfagas de viento que derribaron árboles y andamios y causaron algunos apagones eléctricos, aunque por el momento no se han verificado derrumbes de importancia.