Baires Para Todos

Más de 250 organizaciones ambientalistas y sociales denunciaron lobby minero contra la Ley de Glaciares

“Los representantes provinciales tienen la responsabilidad histórica e institucional de demostrarle a la población que no ceden ante el lobby minero”, dijeron. Este jueves, elDiarioAR publicó la trastienda de las presiones y pedidos. En Diputados, señalan al gobernador de San Juan como uno de los “lobbistas”.

Más de 250 organizaciones ambientalistas y sociales expresaron “profunda preocupación” y “total repudio” ante las “maniobra de lobby que están realizando las grandes mineras transnacionales” en el Congreso Nacional durante el tratamiento de la ley ómnibus. Las presiones y pedidos para que diputados de la oposición acompañen los cambios que Javier Milei quiere imponer a la Ley de Glaciares fueron informadas días atrás por elDiarioAR.

Estos cambios de la ley ómnibus buscan reformar la norma que impide la actividad minera en cuerpos de hielo de montaña. Los firmantes afirmaron que si las regresiones a la Ley de Glaciares efectivamente son aprobadas “será únicamente porque los poderes provinciales y diputados nacionales han cedido ante el lobby de las grandes mineras transnacionales”. 

“No hay otra explicación posible para ir en contra de la vida y salud de la población y de las aguas de nuestro territorio”, agregaron. “Los representantes provinciales tienen la responsabilidad histórica e institucional de demostrarle a la población que no ceden ante el lobby minero”, dijeron. “Exigimos a los diputados nacionales (de todos los partidos) que rechacen categóricamente las modificaciones a la Ley de Glaciares. La mirada vigilante de todo el país, la memoria popular y la historia política observan de cerca lo que sucede en este momento crucial”, aseguraron. 

Los cambios de la ley ómnibus buscan reformar la norma que impide la actividad minera en cuerpos de hielo de montaña. Gentileza Banco de Bosques/@turba_contenidos.

“Hasta el miércoles, muchos de los bloques de la denominada oposición dialoguista (que dieron quórum) iban a rechazar todo el capítulo ambiental, incluidos los cambios de último momento con la Ley de Bosques. Este jueves empezaron a operar desde el gobierno de San Juan y las grandes mineras transnacionales. Entonces todo se puso en duda”, explicó a elDiarioAR el abogado Enrique Viale, de la organización Abogadxs Ambientalistas. 

Viale afirmó que el gobernador de San Juan, Marcelo Orrego, fue uno de los principales “lobbistas” a favor de las modificaciones que impone la ley ómnibus. También lo aseguró el diputado Esteban Paulón (Partido Socialista, Santa Fe). “La presión viene del gobernador de San Juan. Es un lobby silencioso, discreto”, dijo Paulón a elDiarioAR.

San Juan es una de las provincias mineras que cuenta con miles de glaciares de montaña, de acuerdo al inventario de la Universidad Nacional de San Juan, que coinciden con las zonas donde operan las mineras. También tienen glaciares áridos provincias como Catamarca.

“Había un acuerdo para bajar el capítulo ambiental, quitarlo de la ley ómnibus para evitar el retroceso en materia ambiental, pero hoy -por el jueves- cambió la situación”, ratificó el diputado Paulón.

Ejemplo de glaciares de montaña. UNIVERSIDAD DE MAINE.

En una carta abierta, las organizaciones sociales y ambientales, como Amnistía Internacional Argentina, Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Asociación Argentina de Abogadxs Ambientalistas (AAdeAA) y Greenpeace, así como personalidades como Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo, afirmaron que el intento de modificar regresivamente la Ley de Glaciares “es un claro ataque a la protección ambiental y a los bienes naturales estratégicos de nuestro país”. 

“La Ley de Glaciares es una pieza fundamental de legislación ambiental que busca preservar uno de los ecosistemas fundamentales para la vida y trabajo de nuestra población. Este ataque es inaceptable y evidencia la influencia desproporcionada que las grandes corporaciones mineras tienen sobre nuestra democracia, específicamente sobre los gobiernos provinciales y el Congreso Nacional”, aseguraron. 

Para los firmantes las modificaciones regresivas buscan autorizar la actividad minera en zonas actualmente protegidas, donde se encuentran glaciares y ambiente periglaciar, “permitiendo su destrucción, perjudicando gravemente el equilibrio ecológico y la calidad de vida de las comunidades que dependen de estos ecosistemas”.

Fuente: eldiarioar