Image default

Macri: “Si uno garantiza el cambio y el otro no, yo voy a jugar”

El líder de Juntos por el Cambio corre por derecha a Larreta y Bullrich, que compiten por mostrar quién es más duro. Si no hay diferencia, “no pediré el voto por ninguno”, dijo.

El expresidente Mauricio Macri siempre está, aunque esté lejos: desde España, mandó un misil al corazón de la interna del PRO que protagonizan la titular del partido, Patricia Bullrich, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quienes se esfuerzan por demostrar quién es más duro en el inicio de la carrera hacia la Casa Rosada. “Si uno garantiza el cambio y el otro no, yo voy a jugar”, indicó el ingeniero; una forma de correrlos por derecha y anticipar que elegirá a quien mejor represente la férrea oposición al kirchnerismo que pregona.

“Mi trabajo es hoy ayudarlos a crecer, y, si veo que al final del camino uno garantiza el cambio y otro no, yo voy a jugar. Si no estoy seguro que hay una marcada diferencia, no voy a pedir el voto por uno, creo en la sabiduría de la gente”, sostuvo en declaraciones al diario ABC.

En el afán por mostrarse como fiel representante del ala dura del partido amarillo, la exministra de Seguridad aprovechó el atentado a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner para marcar diferencias con el alcalde porteño y ganó poder de fuego con el acercamiento al vidalismo que en Buenos Aires representa Cristian Ritondo. En tanto, a partir del vallas-gate, el abanderado de las palomas con despacho en Uspallata endureció su discurso y termina de cerrar una semana de furia, en modo halcón.

En este contexto, Macri consideró que ve “muy bien” a Bullrich y también a Larreta y consideró que hay “una evolución permanente” de la dirigencia de la coalición opositora con intenciones de pelear por el premio mayor.

“El camino a ser presidente no es de un día para el otro; es un proceso en el que se va madurando. Se va incorporando más visión, más conocimiento, y tanto a ellos (Larreta y Bullrich) como a María Eugenia Vidal y a otros más del radicalismo los veo creciendo, aumentando su firmeza y su convicción en sus ideas”, remarcó, en alusión a los mencionados y al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y el diputado por Buenos Aires Facundo Manes, las dos cartas del radicalismo.

Pese a sus expresiones, si bien aseguró que él no se ha “anotado” como candidato, aseguró que tiene “un enorme compromiso” con el país “y con ese 41% que resistió estoicamente hasta el final” de su mandato y que – afirmó- “hoy se ha incrementado”. No obstante, insistió en que está “apoyando los buenos dirigentes” con los que cuenta su espacio.

Las expresiones de Macri, además de ser una advertencia velada sobre la posibilidad de calzarse el trajo de candidato sin nadie más garantiza el triunfo en las presidenciales de 2023, van en la línea del documento que el 19 de este mes emitió la mesa nacional de Juntos por el Cambio, en el que formalizó las encuestas como método de selección de los nombres que irán en las boletas de la coalición.