Image default

Macri comparó las relaciones internacionales con la práctica swinger

En su participación en el IV Foro de Toja en España. Mauricio Macri intentó hacer un chiste sobre las relaciones internacionales, comparándolo con la práctica swinger. La conductora del evento intentó aclarar la situación, ante la atónita mirada de los espectadores.

El expresidente Mauricio Macri dio la nota como invitado al IV Foro La Toja, en España, donde usó una insólita y poco feliz referencia de índole sexual para responder a una consulta sobre las “relaciones más creativas” entre naciones en un momento marcado por la guerra en Ucrania y el cambio climático. En el contexto de un encuentro que reúne a diferentes exponentes del mundo político y empresario, el exmandatario ratificó sus críticas al actual gobierno nacional y volvió a sugerir una posible candidatura para el año que viene si alguno de los postulantes de la alianza opositora “no garantiza el cambio”.

“Estando a la moda, yo creo que tenemos que practicar el swinger que funciona muy bien en las relaciones externas”, afirmó Macri ante una audiencia atónita en el Gran Hotel de La Toja, ubicado en la isla perteneciente a la comunidad de Galicia. Muchos de los presentes no entendieron la comparación del líder del PRO, ya que la pregunta de la moderadora del encuentro, la exministra española Trinidad Jiménez, iba en una dirección muy precisa: cómo afecta la guerra en Ucrania a las propuestas para enfrentar el cambio climático.

Del debate participaban, junto al exjefe de Estado, Andrés Allamand, titular de la Secretaría General Iberoamericana; y José Juan Ruiz, presidente del Real Instituto Elcano. Este último detalló cuáles serían los desafíos que propone el escenario geopolítico actual para el crecimiento de la Argentina. Macri, entonces, decidió “recoger el guante” y, luego del silencio incómodo que generó el inicio de su alocución, sostuvo: “Yo como presidente me reuní seis veces con Xi Jinping, y avanzamos muchísimo en la integración comercial porque obviamente nuestro país es mucho más complementario con China que con Estados Unidos o la Unión Europea, porque necesitan los alimentos y la materia prima que tenemos nosotros”. De esta forma, esbozó una particular reversión de las “relaciones carnales” que propusieron Carlos Menem y su canciller Guido Di Tella respecto de los Estados Unidos en los años 90.

Aunque destacó que “mi gobierno arrancó con la visita de Obama, después vino Trump, firmé el acuerdo Unión Europea-Mercosur”; remarcó que “hay que practicar este tema con más sinceridad”. Así, con una alusión sexual, planteó la importancia de la multilateralidad en las relaciones internacionales. “Hay lugar para todos los que quieran jugar un papel“, dijo.

Esta no es la primera vez que Macri ensaya insólitas comparaciones para salir del paso o intentar agradar a sus interlocutores. Las más habituales corresponden al mundo del fútbol, tema que el exmandatario asume como universal a la hora de entablar conversaciones públicas con sus pares internacionales. Pero su historial de declaraciones tiene hitos de diversa naturaleza. Como cuando quiso comparar una mala gestión del Estado con la capacidad de las mujeres para manejar las finanzas domésticas: “Es como que le cedas la administración de tu casa a tu mujer, use la tarjeta y te hipotequen la casa”, sostuvo en una entrevista en 2019.

La secretaria de Cambio Climático, Desarrollo Sostenible e Innovación, Cecilia Nicolini, compartió en Twitter el pasaje con la frase de Macri. Con sentido crítico, escribió: “El cambio climático no es ninguna moda. Tampoco un chiste. Y sus consecuencias nos exigen estar a la altura para enfrentarlo”

“Trampas populistas”

El expresidente aprovechó la tribuna española para reiterar sus críticas al gobierno nacional: habló de las “trampas” que la gestión “populista” de Alberto Fernández interpone a las posibilidades de desarrollo de la economía privada. Sostuvo, por ejemplo, que los creadores de empresas unicornio enfrentan “un camino lleno de espinas”, producto de “este sistema anárquico, corporativo y mafioso que no permite el crédito y el ahorro”; por lo que eligen la “alfombra roja de condiciones” que les ofrece la radicación de sus empresas en el extranjero. Además, remarcó que el impuesto solidario a las grandes fortunas, aplicado durante la pandemia, fue “claramente una confiscación”.

Macri también habló ante los medios españoles de la interna partidaria del PRO. Dijo sentirse “muy cómodo” en el apoyo a eventuales candidaturas a presidente de Patricia Bullrich Horacio Rodríguez Larreta. “No me he anotado”, señaló sobre su propia postulación, aunque indicó: “Por supuesto siento un enorme compromiso con mi país y con ese 41 por ciento que resistió estoicamente hasta el final de nuestro mandato y que hoy se ha incrementado. Pero hoy me siento muy cómodo apoyando los buenos dirigentes que tenemos para que tengan una competencia sana y constructiva”. De todos modos, insistió en que si alguno de los postulantes de JxC “no garantiza el cambio”, él va “a jugar”.

El Foro La Toja se presenta como “un espacio para la reflexión y la defensa de los valores que definen nuestras sociedades democráticas”. En su manifiesto se sostiene que el objetivo es reducir el impacto negativo de fenómenos como la revolución tecnológica y la globalización, a los que “se une la amenaza que desde dentro de estas mismas sociedades democráticas supone la proliferación de grupos y líderes populistas y nacionalistas que se nutren de todas estas incertidumbres para poner en cuestión principios y valores democráticos hasta ahora firmemente asentados”. En la edición que comenzó el 29 de septiembre participaron los expresidentes Felipe González y Mariano Rajoy; el vicepresidente de la Comisión Europea, Josep Borrell; y el presidente del Partido Popular español, Alberto Núñez Feijóo, entre otros. El rey Felipe VI inauguró el foro de este año y destacó la presencia del líder del PRO, como también lo hizo Núñez Feijóo, quien se perfila como uno de los candidatos opositores para reemplazar a Pedro Sánchez.