Image default

Los “Reichsbürger” y otros grupos antidemócraticos de extrema derecha en Alemania

Alemania debate cómo abordar este fenómeno, a raíz de la masiva redada contra el movimiento de ultraderecha “Ciudadanos del Reich”, que planeaba un ataque contra el Parlamento alemán.

A los “Reichsbürger” o “Selbstverwalter” (“autoadministradores” en castellano), los une el rechazo a la República Federal y a su orden democrático. Según la Oficina de Protección de la Constitución, a este grupo pertenecían en 2021 unas 21.000 personas.

Esta organización no reconoce la existencia de la República Federal de Alemania, que consideran un artificio de los aliados vencedores de la II Guerra Mundial. Algunos se refieren a la existencia continua del Reich alemán dentro de las fronteras de 1871. La base ideológica conspirativa de los Reichsbürger es la extrema derecha. Su elemento unificador son las posturas antisemitas. La narrativa conspirativa más extendida es la del supuesto “Estado profundo”, es decir, un presunto gobierno en la sombra que estaría construyendo en secreto estructuras de poder ilegítimas. Los que mueven los hilos serían judíos que supuestamente comandan en secreto una conspiración mundial.

La Oficina de Protección de la Constitución y los allanamientos de la Policía dan fe de la afinidad del movimiento con las armas. En una redada importante a principios de diciembre, la policía tomó medidas contra un grupo militante del Movimiento de Ciudadanos del Reich, que, según las autoridades, estaba planeando un golpe de Estado en Alemania. Desde entonces, se actualizó el debate sobre cómo lidiar con el movimiento. Fue particularmente explosivo que los arrestados incluyeran a un miembro activo de la unidad de élite Bundeswehr, el Comando de Fuerzas Especiales, y un exdiputado del Bundestag  por el partido de ultraderecha Alternativa para Alemania.

Los “Querdenker”

Este movimiento creció particularmente en Alemania durante la pandemia del coronavirus. Los “Querdenker” (“los que piensan distinto”, trad. de la Redacción) consideran que el coronavirus es un “engaño”, y que las medidas de protección son una estrategia de represión. Los grupos han ampliado su influenciado mutuamente a la búsqueda de clientela, manifestándose con protestas en las calles y convocando a la desobediencia.

A finales de agosto de 2020, tras una manifestación de unas 40 mil personas, unas 400 irrumpieron en la escalinata del edificio del Reichstag, algunas ondeando la bandera rojinegra del Imperio Alemán.

Desde abril de 2021, la Oficina de Protección de la Constitución vigila a determinadas personas y grupos del movimiento “Querdenker”. Entre otras cosas, porque “se pudo observar una influencia significativamente mayor de los actores de extrema derecha”, dice el último informe del BfV.

Nueva categoría para los enemigos de la Constitución

El BfV estableció la categoría “Deslegitimación del Estado relevante para la protección constitucional” para hacer frente a la amenaza de los grupos antidemócratas. “Los actores de este fenómeno pretenden (…) invalidar principios constitucionales esenciales o perjudicar significativamente el funcionamiento del Estado o de sus instituciones”, reza el informe 2021 sobre la protección de la Constitución. El BfV clasifica en esta categoría tanto a los “Querdenker” como a los “Reichsbürger”.

Movimiento Identitario (MI) en Alemania

El Movimiento Identitario se originó en Francia y se dirige a una clase media joven y culta. Se caracteriza por una combinación de eslóganes de derecha contra la inmigración y el islam con activismo mediático. Con unos 500 miembros en Alemania, el movimiento estaría en declive. Sin embargo, sus videos en Youtube, Facebook y Twitter llegan a un público más amplio. El MI realiza acciones disruptivas en universidades y a través de sus campañas contra los refugiados y los musulmanes.

Según la Oficina Federal de Protección de la Constitución, el Movimiento Identitario, que rechaza el sistema democrático, es de extrema derecha. Numerosos miembros están estrechamente relacionados con el partido Alternativa para Alemania, (AfD).

Por orden judicial, el BfV observa, el IB desde octubre de 2022.

Instituto de Política Estatal (IfS)

Igualmente intelectual pero más elitista es el nuevo think tank de derecha “Institut für Staatspolitik” (IfS) (Instituto de Política Estatal). Su fundador y cerebro es Götz Kubitschek.

El IfS se adhiere al concepto de etnopluralismo: una cosmovisión racista de la nueva derecha cuyos representantes luchan por una homogeneidad cultural de los Estados y las sociedades según los “grupos étnicos”.

“Ein Prozent e.V.”

La asociación “Ein Prozent” (Uno por ciento) se fundó en 2015 con el nombre “Ein Prozent für unser Land” (Un uno por ciento para nuestro país). Solicitaba donativos como “Greenpeace por Alemania” para apoyar acciones contra la política de refugiados del gobierno federal

“PI-NEWS”

El weblog “Politically Incorrect”, o “PI-NEWS”, sigue una línea similar a la de “Ein Prozent”. El núcleo ideológico es la convicción de que se está produciendo una “islamización” y una “Umvolkung” -un supuesto “cambio de la población”-de Alemania. El movimiento presenta a los inmigrantes de religión musulmana como delincuentes, agresivos, impulsivos y peligrosos. Según sus propios datos, “PI-News” tiene unos 150.000 visitantes diarios. Desde 2021, la Oficina de Protección de la Constitución también se ocupa de este asunto.

COMPACT-Magazin GmbH

COMPACT-Magazin GmbH publica la revista “COMPACT-Magazine”, organiza eventos y tiene una amplia oferta en línea. La mayoría de los artículos arremeten contra el sistema político alemán en general. “COMPACT” utiliza teorías de la conspiración como el “Great Reset” para agitar contra el gobierno alemán.  La tesis: una élite financiera global está planeando un nuevo orden económico mundial y utiliza la pandemia del COVID-19, entre otras cosas, para conseguirlo.

Compact GmbH es considerado oficialmente un grupo de “extrema derecha”.