Image default

López Obrador: “No se debe utilizar la impartición de justicia con propósitos políticos”

El mandatario mexicano justificó de este modo su apoyo a la Vicepresidenta en una carta que también firmaron Gustavo Petro (Colombia) y Luis Arce (Bolivia).

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, consideró este jueves que “no se debe utilizar la impartición de justicia con propósitos políticos” ni tampoco se puede “impedir a nadie que quiera participar en política pueda ser candidato o candidata”, al ser consultado sobre la carta de apoyo a la vicepresidenta Cristina Kirchner que firmó junto a sus pares de Argentina, Colombia y Bolivia, en el contexto del juicio que se sigue por el supuesto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz.

En el día de ayer López Obrador junto a sus pares Gustavo Petro (Colombia) y Luis Arce (Bolivia), habían manifestado su rechazo a la “injustificable persecución judicial” contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en una misiva que lleva también la firma del jefe del Estado argentino, Alberto Fernández.

Este jueves López Obrador fue consultado por el tema en su habitual contacto con la prensa en la sede de Gobierno de México, y allí se refirió a la declaración firmada por él y sus pares.

“Me mandó a consultar, me envió la carta y estuve de acuerdo”, sostuvo el mandatario sobre el contenido del documento consensuado entre los mandatarios.

Dijo en esa línea que “no se debe utilizar la impartición de Justicia con propósitos políticos” y agregó que “no se le puede impedir a nadie que quiera participar en política ser candidato o candidata, sólo porque se fabrica un supuesto delito”.

En la misiva difundida el miércoles desde Presidencia había sostenido junto a sus pares que se trata de una “persecución judicial”.

“Las personas firmantes manifestamos nuestro más absoluto rechazo ante la injustificable persecución judicial que viene sufriendo la actual vicepresidenta de la República Argentina, Cristina Fernández de Kirchner”, comenzaba el texto en apoyo a la exmandataria, para quien la Fiscalía pidió una condena de 12 años de prisión e inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos en la causa conocida como “Vialidad”.

Más abajo, los jefes de Estado advertían que “dicha persecución tiene como objetivo apartar a Cristina Fernández de Kirchner de la vida pública, política y electoral, así como sepultar los valores e ideales que representa, con el objetivo final de implantar un modelo neoliberal”.

También señalaban que “el acoso a la vicepresidenta argentina se lleva a cabo a golpe de señalamiento de sus adversarios políticos, titulares periodísticos e irregularidades judiciales que vulneran el debido proceso y las garantías legales”.