Baires Para Todos

Laura, el primer buque propulsado a metanol

Maersk realizó el bautismo del primer buque portacontenedores del mundo propulsado a metanol en una ceremonia en el puerto de Copenhague con el nombre de Laura Maersk.

Durante la ceremonia participó la madrina del buque, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von de Leyen, junto con el presidente de Maersk, Robert Uggla, y el CEO Vincent Clerc.

“Laura Mærsk es un hito histórico para el transporte marítimo en todo el mundo. Muestra el espíritu emprendedor que ha caracterizado a Maersk desde la fundación de la empresa. Sin embargo, lo más importante es que este barco es una prueba muy real de que cuando nosotros, como industria, nos unimos a través de esfuerzos y asociaciones decididos, surge un camino tangible y optimista hacia un futuro sostenible. Este nuevo barco ecológico es el gran avance que necesitábamos, pero aún nos queda un largo camino por recorrer antes de llegar a cero emisiones”, afirmó Clerc.

Un nombre con historia

“Laura” es un nombre de mucho orgullo para Maersk, profundamente arraigado en algunos de los primeros hitos innovadores de la compañía. Cuando el capitán Peter Maersk Moller compró su primer barco de vapor en 1886, lo llamó “Laura”. Con su máquina de vapor, “Laura” fue producto de la segunda revolución industrial, por lo que su impacto en la industria naviera fue significativo.

Además, “Laura” fue la primera embarcación en lucir la estrella blanca de siete puntas sobre un fondo azul claro, símbolo que se convertiría más tarde en el logotipo de A.P. Moller-Maersk.

El integrador de soluciones logísticas danés tiene un ambicioso objetivo para 2040 de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero, y pretende transportar un mínimo del 25% de la carga oceánica utilizando combustibles verdes para 2030.

El “Laura Maersk” es un buque feeder de 2100 TEU y configura un paso importante hacia el objetivo a largo plazo de renovar gradualmente toda la flota de Maersk para operar únicamente con combustibles ecológicos.

Maersk tiene 24 buques de metanol adicionales encargados para entrega entre 2024 y 2027 y una política de pedir únicamente buques propios nuevos que vengan con una opción de utilizar combustible ecológico.