Image default

Las causas y las millonarias deudas del desarrollador inmobiliario prófugo por estafar a Diego Peretti y otros famosos

Martín Pines, cabeza del grupo Hausland, fue procesado en la Justicia con múltiples demandas en su contra. Qué dicen los reclamos de sus acreedores

En 2018, Martín Pines fue celebrado como un pionero del nuevo desarrollo vertical de Buenos Aires en un artículo en un periódico. “Con la compra de la primera tierra y la realización del primer proyecto, sin agregar un peso y con la misma rotación de capital construimos seis edificios en cinco años y medio”, contó el desarrollador sobre sus inicios, casi idílico.

Como cabeza del Grupo Hausland, del cual fue fundador y director, Pines se expandió hacia otros emprendimientos para montar obras de pozo en territorios premium como Vicente López, Colegiales, Palermo Hollywood. “Haber vivido el boom inmobiliario en ese país me incentivó a apostar por el sector. Tenía amigos que ganaban un sueldo normal y tenían tres departamentos. Hoy no tienen ninguno porque lo que se vivió en ese mercado fue una burbuja”, siguió Pines con su hipérbole comercial.

Un año antes de ese monólogo, Pines había sido denunciado en el fuero penal por un reconocido empresario porteño. El delito: defraudación, un expediente que recayó en el Juzgado N°41. Fue el primero de tantos. En los últimos tres años, Pines fue acusado en el fuero penal en más de 20 expedientes con mas de 30 víctimas constituidas como querellantes en su contra, principalmente por el delito de estafa. La historia es simple: vender y no entregar, Muchos de esos expedientes fueron agrupados en el Juzgado N°12, a cargo de la magistrada Elizabeth Paisán, en una causa general que investiga engaños en tres de desarrollos inmobiliarios.

En esa causa, de todos esos querellantes, el más visible es el actor Diego Peretti, entre otros.

Hoy, Pines se encuentra prófugo de la Justicia. La Sala IV de la Cámara Criminal y Correccional presidida por el juez Hernán López, decidió procesarlo en julio de este año. Se determinó arrestarlo luego de que incumplió presentarse ante la Justicia como marcaba el procesamiento. Para excusarse, envió un certificado médico trucho, tal como consta en documentos judiciales.

“Te miente y le terminás creyendo. Me mintió hasta para firmar los papeles con los que me cancelaba la deuda. Te cita en la puerta de un banco para pagarte y después te llama diciendo que le cerraron la puerta en la cara”, lo retrata una víctima. Meses atrás, su cara apareció en afiches en Palermo y Colegiales. “MARTÍN PINES GARCA”, decía la leyenda.

El procesamiento llegó luego de una apelación y de múltiples recursos de queja de la querella de Peretti, encabezada por el abogado Emiliano Corominola, después que Paisán dictara la falta de mérito para el empresario.

Peretti le reclama al desarrollador por dos departamentos en un desarrollo inmobiliario en la calle Concepción Arenal al 2900.Pines le aseguró al actor que todo estaría bien, según declaraciones de Peretti mismo. Años después, comenzó el tormento con reclamos de cuotas impagas por más de la mitad del valor, cambios de sociedades: Peretti reclama por una diferencia de pago de la cual tuvo que hacerse cargo. La firma del desarrollo es Conbaires SA, fundada en 2011 por Pines y su histórico socio.

“A esa obra de Concepción la salva Gabriel Lubelzki, quien junto a sus socios sacan a Pines del proyecto y termina el trabajo. En el medio Martin (Pines) se quedó con la plata de la gente y todos empiezan a tener quilombo”, le detalló a Infobae uno de los damnificados, quien también es una personalidad pública y optó por resguardar su identidad. Lubelski, junto a Tamara Goldfarb y Cristian Mendez le dieron continuidad a los proyectos inmobiliarios por medio de Avalon Consulting Group.

Pines, a pesar de estar prófugo, figuró al menos hasta agosto como presidente en blanco de Conbaires. La defensa de Pines apeló el procesamiento en la Camara en agosto último y perdió, con una decisión de la Sala de Turno con los jueces Eugenio Sarrabayrouse y Gustavo Bruzzone.

Sin embargo, el fuero penal es tan solo uno de los problemas del desarrollador. Llegó a acumular casi 10 millones de pesos en más de 50 cheques sin fondo, según registros comerciales consultados, una deuda que aminoró con el tiempo. Los reclamos en los fueros civil y comercial, con más de 20 demandas separadas, son igual de intensos.

Los afiches en contra de Pines en PalermoLos afiches en contra de Pines en Palermo

En el fuero comercial, las demandas por cobro ejecutivo son la norma. Hay uno particularmente interesante. Data de 2020, con trámite en el Juzgado Comercial N°22. Quien lo inició es el histórico socio de Pines en la mayoría de sus firmas. La suma que reclamaba era de 510 mil dólares. En abril de 2021, se informó un mandamiento de pago con un escribano que aparecería en el departamento de Pines para reclamar. En abril de 2022, la jueza Margarita Braga ordenó avanzar con la ejecución.

Otros acreedores sufrieron lo mismo que Peretti por compras en unidades del proyecto de Concepción Arenal. De repente, con Pines fuera del mapa, se encontraban con la nueva sociedad que les realizaba reclamos. Entre los damnificados hay casos de acuerdos extrajudiciales para intentar salvaguardar sus inversiones y versiones de que Pines continuaría con promesas grises.

Un conocedor de la trama asegura: “Ahora promete metros en otro emprendimiento. Cuando llame a la municipalidad de Vicente López para ver cómo estaba el proyecto, antes de decir por donde venía el tema me dijeron: ‘Decime que no es de Martin Pines’”

Por Federico Fahsbender-Infobae