Image default

La Aduana volteó una cautelar que autorizaba a una empresa a “sobrestockearse”

La Justicia había habilitado a una textil a realizar importaciones por 128 millones de dólares, equivalente a lo que necesitaría para cuatro años.

La Dirección General de Aduanas logró frenar una medida cautelar que le permitía a una empresa textil realizar importaciones para “sobrestockearse” por US$ 128 millones, equivalente a las compras que la compañía necesitaría para cuatro años.

El organismo se presentó en el expediente solicitando al Juzgado Contencioso Administrativo Federal 8 que se revoque la cautelar a favor de la empresa “porque no se había verificado un requisito esencial: el peligro en la demora para otorgar el beneficio judicial”, indicó. “El objetivo de la empresa era sobrestockearse de mercadería a valor de dólar oficial”, precisó la Aduana.

La cautelar fue otorgada para 39 SIMIs (Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones) y era por US$ 128 millones, equivalentes a las importaciones que la empresa necesita en cuatro años a los valores actuales, lo cual para la DGA “demuestra el uso abusivo de cautelares” por parte importador.

La empresa desistió de la cautelar y deberá empezar a importar por los procedimientos normales, debiendo obtener la SIMI y las autorizaciones del Banco Central para poder pagar la mercadería.

La Aduana ya consintió el desistimiento de la cautelar, con lo cual la medida judicial ya quedó sin efecto.

Fuente: LPO