Image default

Hallaron sangre de Fernando Báez Sosa en la ropa de Matías Benicelli, Máximo Thomsen y Ciro y Luciano Pertossi

Fernando Burlando, abogado de la familia del joven asesinado, explicó que el material genético fue encontrado en una camisa, tres pantalones y tres zapatillas

En una jornada técnica clave en el juicio a los rugbiers por el crimen de Fernando Báez SosaCésar Guida, uno de los peritos especialistas en ADN, especificó en dónde se halló material genético de la víctima. Así, de su descripción se desprendió quehabía manchas de sangre de la víctima en cuatro prendas de vestir y en tres zapatillas de los imputados. ¿De quiénes eran? Fue Fernando Burlando el que les puso nombre y apellido a los dueños de esa ropa: Matías Benicelli, Ciro y Luciano Pertossi y Máximo Thomsen.

Al día de hoy no sé a quién pertenece cada prenda y quién la usó”, explicó Guida antes de comenzar con los detalles de su exposición. Se trata del perito responsable del Área Genética Forense del Instituto de Investigación Criminal y Ciencias Forenses Norte de Ministerio Público Fiscal. ¿Por qué aclara eso? Es que la metodología del análisis que hizo el profesional así lo requiere: las muestras son numeradas.

En su declaración ante el Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Dolores, Guida sí describió las muestras donde fue hallada la sangre de la víctima. Obviamente, cuando habló del calzado estaban las dos zapatillas Cyclone negras con suela blanca de Thomsen, que en la jornada de este martes quedó confirmado por otros dos peritos que fue la que le dejó una marca en la cara de la víctima.

Según Burlando, abogado de los padres de la víctima, “la zapatilla Cyclone derecha tenía dos manchas de sangre de Fernando y la izquierda, una”.

Los familiares de los rugbiers fueron a visitarlos a la cárcel de DoloresLos familiares de los rugbiers fueron a visitarlos a la cárcel de Dolores

Pero había un tercer calzado con sangre de Báez Sosa, según el testimonio del perito Guida. Se trata de una marca Nike. Según el abogado de los padres de la víctima, se corresponde con la que calzaba Matías Benicelli esa noche del 18 de enero de 2020 en que mataron al estudiante de abogacía a golpes frente al boliche Le Brique.

Entre las prendas de vestir en las que el genetista halló material genético de la víctima se destacan: una camisa floreada, un pantalón de gabardina gris y dos jeans, uno marca Le Utthe y otro Tasty.

El abogado de los padres de Fernando le puso a cada prenda el nombre y apellido que no pudo el genetista. En diálogo con Infobae, el letrado destacó: “La camisa floreada blanca tenía dos manchas de sangre de Fernando y era de Matías Benicelli”. El mismo de la zapatilla Nike, pero también, del “jean marca Tasty, que tenía una mancha” hemática de la víctima, según el letrado.

Burlando también detalló: “El pantalón de gabardina gris, que tenía dos manchas de sangre de Fernando, era de Luciano Pertossi y el jean clásico marca Le Utthe, que tenía una mancha de sangre de Fernando, era de Ciro Pertossi”.

La zapatilla de Thomsen con la mancha de sangreLa zapatilla de Thomsen con la mancha de sangre

El especialista César Guida confirmó que en el meñique izquierdo de Báez Sosa había ADN de Blas Cinalli, el mismo que se jactó de su muerte por chat.

Además, en el allanamiento del 18 de enero de 2020, el personal de Policía Científica notó que Thomsen tenía sangre en su mano derecha. Ni siquiera se le había lavado tras el ataque. Entonces, fue hisopada.

De ese test, “se obtuvieron diferentes perfiles mezcla, de al menos tres individuos, en los cuales se observa coincidencia solamente” con la propia sangre de Thomsen. Es decir, los perfiles estaban incompletos.