Image default

Guillermo Moreno: “El peronismo tiene que ser capaz de incluir a Héctor Magnetto”

El economista aseguró que el renunciamiento de Cristina Kirchner es “el reconocimiento del garrafal error cometido” por “haber elegido a Alberto Fernández”.

El ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, resaltó que “el fallo contra Cristina Kirchner habría sido distinto” si el Gobierno “fuera exitoso”. Además, resaltó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9), que “Javier Milei va a terminar siendo peronista”.

¿Le sorprendió que Cristina Kirchner dijera que no va a ser candidata a nada?

Lo interpreto como el reconocimiento del garrafal error cometido, a partir de una decisión irresponsable, que fue haber elegido a Alberto Fernández para encabezar la fórmula. Violentó lo que habíamos acordado en el Partido Justicialista.

Es obvio que si este gobierno fuera exitoso, el fallo contra Cristina Kirchner habría sido distinto. Por lo tanto, la decisión de la vicepresidenta es importante porque allana el camino para que el peronismo busque su reorganización.

Y en ese marco se puede dar algo similar a lo que ocurrió en 1988, cuando había una confrontación dentro del peronismo entre Cafiero y Menem. Pero, a pesar del rotundo fracaso del Gobierno, podemos volver a ser alternativa.

¿Usted cree que condenaron a Cristina Kirchner por el fracaso del Gobierno? ¿Por eso no iba a ser candidata? ¿Sabía que perdía?

La renuncia a la candidatura de Cristina produce una bisagra entre esto y lo que viene, de ahí viene mi optimismo.

¿Hay un reseteo?

No, porque eso sería sobre la misma base. Acá hay un cambio más profundo, se terminó un ciclo. Por eso el mejor ejemplo es el de 1988, cuando estaba todo preparado para que ganara Cafiero, pero apareció Menem y se ganó el alma del pueblo.

Puede gustar o no su gestión, pero fue lo que pasó. Y ahora estamos en la posibilidad de otro milagro peronista.

¿Quién podría ser ese candidato? ¿Tiene a alguien en mente?

Puede ser un gobernador, un intendente o un secretario sindical. Sería extraordinaria esta última opción para defender un modelo de producción capitalista, pero entendiendo que no puede ser el capitalismo financiero. Con todo respeto, ni usted podría no votar esa fórmula.

Tenemos que ir al milagro de los pueblos y los únicos que podemos hacerlo somos los peronistas. Dentro de los opositores, más allá de los nombres, no hay nada nuevo. Lo único que calienta la sangre es la Marcha Peronista.

Y la renuncia de Cristina al 2023 desata las fuerzas del peronismo. Es una tontería esto de querer meter preso a todo el mundo.

La posibilidad de ampliar el movimiento peronista

En ese sentido, ¿cómo ve a la sociedad?

Cuando usted tiene al pueblo atado en esa verticalidad ridícula y las emociones no son profundas, sino impostadas, ese pueblo está mal. Pero ahora se empiezan a dar las condiciones para florecer. Imagínese lo que puede ser La Matanza con cuatro candidatos peronistas intentando ser intendentes.

El peronismo empieza a abarcar otra vez todo lo popular, que es lo que somos nosotros. Para ser la expresión de la clase media están los radicales. Pero tampoco tenemos que dejarla de lado, al contrario, hay que incluirla, junto a los grupos económicos.

El peronismo tiene que ser capaz de incluir a Héctor Magnetto, pero al desarrollista. Hay que apostar, con un mundo favorable, al inicio de la etapa de un capitalismo de producción y trabajo, incluyendo a los grupos económicos.

Nunca tuvimos problemas con los ricos, nos lastima la pobreza, que es otra cosa. No somos marxistas.

El futuro del Partido Justicialista

Entrevistando a intelectuales que estudiaron al peronismo, algunos decían que, después de 20 años, el PJ pasaba a ser lo mismo que el kirchnerismo. ¿Coincide con eso?

Esos son los que estudian al peronismo pero no aprenden nada. El kirchnerismo no tiene futuro porque no hay una doctrina. Eso lo hablé con Néstor Kirchner y él me decía que hablaban de kirchnerismo para bajarle el precio.

Hablar de kirchnerismo es igual que decir menemismo o duhaldismo, siempre estando “en la chiquita”. Por eso reconozco a la “década ganada” como un extraordinario gobierno peronista, opacado por los últimos dos años de Cristina Kirchner, habiendo elegido a Kicillof y a Capitanich. Por eso el último capítulo de Cristina es su encuentro con Melconian.

La propia Cristina Kirchner dijo que, en los gobiernos peronistas, a los empresarios les fue mejor.

Claro, porque tiene que ver con la cultura del trabajo. Buscamos la justicia social y la redistribución, pero no nos quedamos con el patrimonio de nadie, no somos marxistas. Sólo le ofrecemos a la Patria otra “década ganada” con un plan económico peronista y los convocamos a todos.

La posibilidad de acordar con los sectores empresariales

¿Lo que usted está planteando es recuperar la relación que supo tener el peronismo con Clarín?

No sólo eso, el núcleo de la acumulación de capital pasa por otro lado, hablo de los grupos económicos, incluyendo a la Sociedad Rural, que tiene que entender que no se le puede pedir a los jubilados que paguen la deuda.

Hoy los únicos que tienen el excedente económico para honrar los compromisos de la deuda son los terratenientes de la Sociedad Rural. Secundariamente pongo a Magnetto también. Y no va a haber un Javier Milei que pueda explicar otra cosa.

Pero le aclaro que Milei va a terminar siendo peronista, cuando madure en términos académicos, porque todavía está “en al edad del pavo” en términos económicos. Y lo digo con cariño porque es alguien que le hace bien a la política. Pero es un economista joven, que recién está empezando. Va a ser un extraordinario funcionario peronista.