Image default

Emilio Monzó: “Si vamos divididos y no hay PASO, perdemos en provincia de Buenos Aires”

El diputado nacional de Juntos por el Cambio advirtió que un resultado adverso en territorio bonaerense condicionaría la elección a nivel nacional. Además, destacó a Mauricio Macri como “la figura más importante de la oposición”, pero lo señaló como “el principal responsable de la derrota en 2019″, le reclamó “autocrítica” y que colabore con la “transición” hacia una nueva generación de gobernantes

Emilio Monzó, diputado nacional de Juntos por el Cambio, advirtió sobre la posibilidad de una derrota de la coalición opositora en la provincia de Buenos Aires, principal distrito del país, en caso de que se suspendan las elecciones primarias. El dirigente alertó que si ese escenario se presenta y el frente opositor lleva listas divididas, es probable que pierda la elección. En línea con ese razonamiento, señaló que un resultado adverso en territorio bonaerense condicionaría la elección nacional para el espacio que se prepara para regresar al gobierno en 2023.

Monzó se mostró a favor de “volver a recrear la tercera vía” porque sostiene que “la sociedad está harta de la polarización”. Desde su óptica, “en 2015 Cambiemos fue la tercera vía” pero en 2017 “se tomó una postura más electoral que de gobierno y se polarizó”. “Nos vamos al extremo cuando aparece Cristina Kirchner como candidata en la provincia de Buenos Aires”, recordó. La estrategia de ponerse “antagónicos” a la ex mandataria “fue fructífera” para ganar aquellos comicios legislativos, sin embargo a partir de eso Cambiemos “se quedó en el esquema electoral y no en el de gobierno”. Hoy, “el círculo rojo y la sociedad están reclamando nuevamente formar volumen en el centro político de la Argentina”, enfatizó.

En esta idea de romper con la polarización, ¿qué rol juega Mauricio Macri? Para Monzó, “sin dudas”, el ex presidente “es la figura más importante de la oposición”. En ese sentido, analizó que “los extremos tienen una principal atracción en el electorado” y la polarización termina resultado “una herramienta a la que acuden casi todos los políticos”. ¿Un outsider como Javier Milei, también? “Expresa otra cosa, una indignación de la sociedad”, consideró el legislador sobre su colega de La Libertad Avanza.

Si bien remarcó que “duda” de las “propuestas simples” de Milei para resolver los principales puntos de la crisis económica, advierte que puede generarle a Juntos por el Cambio un dolor de cabeza en 2023: “Si no hay PASO, Milei puede pelear la elección”. “Depende de la rosca, el trabajo, los acuerdos y la contención que hagamos en nuestro espacio”, aclaró.

En ese sentido, Monzó manifestó que “las terceras opciones están a favor de sacar las PASO porque pasan por ventanilla y cobran”. En efecto, un espacio que va a la elección general “saca 10 puntos y tiene 4, 5 diputados nacionales”; si hay Primarias, “hay una segunda vuelta y termina perdiendo los 10 puntos de la primera”. En ese sentido, sembró preocupación en la coalición opositora: “El problema de sacar las PASO es que en la provincia de Buenos Aires no hay ballotage; si vamos divididos a la elección -y no hay PASO-, perdemos la provincia y transformar el país como pretendemos sin Buenos Aires es muy complicado”.

En diálogo con Animales Sueltos (América TV), agregó que sin elecciones primarias “Milei probablemente sea una gran dificultad” para Juntos en territorio bonaerense. No obstante, no teme que se produzca una fuga de votos hacia el referente libertario a nivel nacional porque en una segunda vuelta “lo que predica es más parecido al votante de Cambiemos que al kirchnerismo”.

En este marco, en medio de la interna opositora, consideró que a Facundo Manes se le pegó “en exceso” por sus críticas a Macri, pero le reclamó al diputado radical “jugar en equipo” y que “todos vayamos juntos”. “Ojo con las PASO, no podemos arriesgar la provincia”, insistió remarcando que un resultado adverso en las generales “impacta en el ballotage al exitismo a favor de quien gane”.

Monzó criticó a Macri y señaló cuál debería ser su rol

“Me gustaría que Macri sea un ex presidente y que desde su experiencia y relaciones internacionales ayude a la transición”, manifestó el ex titular de la Cámara de Diputados. “No puede ser que estamos votando todavía a la generación predemocrática, es hora de que la generación de la democracia comience a gobernar nuestro país y Macri podría aportar en ese sentido”, agregó Monzó.

Para el legislador el ex presidente “se ha deslindado de responsabilidades” en algunos casos hasta “argumentando que la sociedad no está a la altura de lo que él proponía”. Mantener “el autoestima muy elevada” puede ser interpretado como “un activo”, pero “es también un pasivo porque no tiene autocrítica”. En ese sentido, Monzó dijo que “el principal responsable de haber perdido en 2019 es Macri” y debería “hacer alguna autocrítica”.

Sobre la gestión de Alberto Fernández, trazando una metáfora futbolera dijo que “el Gobierno está en tiempo de descuento, conducido por un ayudante de campo; el director técnico está en otro lugar porque quien gobierna hoy el país es Sergio Massa”.

Al respecto de la posibilidad de que el actual ministro de Economía se convierta el año próximo en una figura presidenciable, Monzó destacó que significaría que al país le va a ir bien en los próximos meses; y, en contraposición, si la candidata del oficialismo termina siendo Cristina Kirchner “es porque Massa fracasó y porque están apostando a la polarización y vamos a vivir cada vez peor”.

Apostando a un triunfo de la oposición, el diputado de Juntos dijo que “si ganamos el peronismo se va a ir del kirchnerismo”. Recordó que en 2015 los gobernadores justicialistas “estaban todos pintados de amarillo” y que Cambiemos se equivocó en no sumarlos: “Los peronistas corrían para el costado y decían que a Cristina no la habían conocido nunca”. “Nos equivocamos”, admitió Monzó que así como señaló a Macri como el principal responsable, él se señaló a sí mismo como “el tercer o cuarto responsable” de la derrota de 2019.