Baires Para Todos

El cuñado de Amanda Aguilar participó de las búsquedas y fue detenido tras confesar el crimen por WhatsApp

Sixto Quiroga (30) es el principal sospechoso del crimen de la adolescente de 14 años. “Todavía no apareció, compartan”, pedía el hombre en las redes sociales días atrás, luego de la desaparición de la menor

Amanda Alma Aguilar, de 14 años, fue víctima de un nuevo femicidio que conmociona. Sucedió en el partido de Tigre. La adolescente había desaparecido el miércoles por la noche y fue hallada este viernes asesinada en la vivienda de su hermana y su cuñado. Su cuerpo estaba dentro de una bolsa de consorcio y presentaba al menos tres puñaladas, adelantaron fuentes del caso a Infobae.

Por el aberrante hecho fue detenido justamente el cuñado de la víctima, identificado como Sixto Quiroga, un albañil de 30 años que había participado de la búsqueda de Amanda cuando el paradero de ella era todavía incierto y que cayó tras confesar el crimen a una familiar

Según contaron los familiares, el miércoles, la menor y su madre habían ido a visitar a su abuela en Tortuguitas y volvieron a Rincón de Milberg. Luego, la mamá salió a hacer unas compras y, al regresar, su hija ya no estaba. La mujer comenzó a llamarla por teléfono, pero nadie le contestó. Así, empezó una desesperada búsqueda por el barrio y en las redes sociales.

En medio de la angustia y la incertidumbre, Quiroga participó de los rastrillajes y asistió a la macha que se organizó ayer para exigir la aparición con vida de la adolescente. También estuvo muy activo en las redes sociales. “Todavía no apareció, compartan”, escribió junto a una foto de Amanda en su muro de Facebook, donde además compartió una transmisión en vivo de la movilización.

Una de las publicaciones del sospechoso en medio de la búsqueda de la menorUna de las publicaciones del sospechoso en medio de la búsqueda de la menor

Incluso, el sospechoso participó activamente de la búsqueda desde el mismo miércoles por la noche, cuando los familiares salieron a recorrer las calles del barrio. “El miércoles se puso a buscarla con nosotros. Fuimos a dar un par de vueltas”, contó a A24 Bianca, otra de las hermanas de Amanda.

La última pista sobre el paradero de Amanda que tenían los investigadores era una imagen de una cámara de seguridad que la había tomado a las 19.44 del día de la desaparición cruzando un pasillo del barrio, en dirección justamente a la casa donde hoy fue hallada apuñalada, una propiedad que se localiza a unos 15 metros de donde vivía la víctima.

Los investigadores llegaron hasta allí luego de que trascendiera una comunicación por WhatsApp en la que Quiroga confesó haber asesinado a la menor. “En ese audio contó que se había mandado una macana con la chica, que la había asesinado y que la tenía escondida en el patio de adelante de la casa”, revelaron fuentes del caso a la agencia Télam.

Quiroga tras ser detenidoQuiroga tras ser detenido

A partir de esta información, se allanó el lugar y los agentes hallaron el cadáver debajo de un montículo de chapas y basura. Estaba embolsado y a su lado había un pico y una pala quebrada. Quiroga, mientras tanto, no aparecía: se había fugado. No obstante, personal de la Sub DDI y de la comisaría de Rincón de Milberg lo detuvo horas después frente al cementerio de Tigre.

Los datos preliminares señalan que se trató de un violento femicidio. “En el lugar del hecho el médico de la Policía constató un golpe en la cabeza y después unas heridas de cuchillo”, precisaron a este mediofuentes de la investigación. “Esas heridas son vitales, es decir que fueron provocadas mientras la chica estaba con vida”, agregaron y detallaron que la menor recibió “al menos tres estocadas”. Una vez finalizada la autopsia al cuerpo de la adolescente se conocerán los detalles sobre las causas de su muerte.

Nunca sospeché de él. Es más, nunca le había prestado atención”, dijo Bianca, que por otra parte defendió la inocencia de su otra hermana, la pareja del sospechoso, quien está en la mira de la investigación. “Ella no tiene nada que ver”, aseguró. Por el momento, no se descarta la participación de más personas en el hecho.

El caso está en manos de los fiscales Sebastián Fitipaldi, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Rincón de Milberg; Pablo Menteguiaga de la UFI de Violencia de Género de Tigre; y Mariela Miozzo de la UFI de Delitos Sexuales y Conexos a la Trata de Personas del mismo distrito.

Fuente: Infobae