Image default

Eduardo Valdés: “Rosenkrantz cenó con el mayor prófugo de Argentina en casa de Torello el 31 de diciembre”

El diputado nacional se refirió a las últimas revelaciones que dan cuenta de la aceitada relación entre Juntos por el Cambio y miembros de la Corte Suprema.

El diputado nacional Eduardo Valdés se refirió a las últimas revelaciones que dan cuenta de la aceitada relación entre Juntos por el Cambio y miembros de la Corte Suprema: “El prófugo Pepín Rodríguez Simón cenó la noche del 31 de diciembre en la casa del senador Torello en su casa de un barrio privado Club de Mar de José Ignacio, Punta del Este, junto con el juez Rosenkantz. Un miembro de la Corte Suprema de Justicia cena con el mayor prófugo de la Argentina”, indicó.

En diálogo con Futurock FM, el diputado del Frente de Todos aseguró que las conversaciones salen a la luz como parte de “la guerra interna de Juntos por el Cambio”.

“A Larreta le costó el divorcio el espionaje que le hizo Macri con los Mario Bross. Ellos se espían entre ellos. Quizás tienen una moral inversa a la que tenemos nosotros”, afirmó.

En el mismo sentido, aseguró que los chats entre D´Alessandro y Robles son en realidad conversaciones entre Larreta y Rosatti: “Lo más fuerte es el diálogo entre Rodriguez Larreta y Rosatti para burlar la Constitución, las normas del Consejo de la Magistratura. No habla Robles, habla Rosatti. Marcelo Dalessandro es el Ministro de Seguridad de Larreta. Es un diálogo entre Rosatti y Larreta. Todo lo que se habla ahí se ejecutó. Lo mismo que en el caso de los huemules. Todo lo que se dice ahí luego ocurrió. Es un bochorno”.

Además, Valdés invitó a los involucrados a presentarse ante la Justicia y entregar sus celulares: “Cuando me inventaron el operativo Puf, me presenté ante la justicia espontáneamente con mi teléfono a disposición, y no figuraba nada de lo que ellos decían que iba a suceder. La honestidad se muestra entregando el celular. Milman, Robles, D´Alessandro, deberían entregarlo”, sostuvo.

Respecto del pedido de juicio político a la Corte Suprema, el legislador analizó: “Néstor, en 2003, fue amenazado por Nazareno por querer sacar Obediencia Debida y Punto Final. Tenía el 22% de los votos, pero igual inició el juicio político a la Corte. Tenemos que tener esa misma decisión política. En la Cámara de Diputados, que es a cámara acusadora, tenemos mayoría”.