Image default

Dólar Qatar y Coldplay: paso a paso, cómo afecta a viajes, recitales y topes de consumo con tarjeta

El nuevo dólar para viajes al exterior (Mundial de Qatar, Miami, Europa y Punta del Este) será más caro desde este miércoles 12 de octubre. Qué pasa con recitales y otros espectáculos Paso a paso, el detalle de las medidas.

El dólar para los consumos con tarjeta de crédito y débito en los viajes al exterior (los turistas que irán al Mundial de Qatar, MiamiEuropa y Punta del Este, entre otros) pasará desde este miércoles 12 de octubre a ser más caro para quienes gasten 300 o más dólares por mes por CUIT o CUIL.

En tal caso, se les agregará a esos consumos una percepción del 25% adicional a cuenta del impuesto a los Bienes Personales, por lo que el valor final saltará de los actuales $ 275 (minorista de $ 157 en el Banco Nación más el 30% del Impuesto PAIS y el 45% de percepción a cuenta de Ganancias) hasta $ 314.

El valor diferencial se aplicará a todos los consumos de “dólar tarjeta“, no solo al excedente sobre u$s 300.

Solo en agosto hubo un gasto de u$s 800 millones por consumos con tarjeta, de los cuales u$s 400 millones se corresponden a pasajes al exterior y paquetes turísticos y otros tantos a gastos afuera y consumos locales, como de aplicaciones. Las fuentes oficiales consultadas no tienen una estimación de cuál será el ahorro en adelante, aunque esperan que los gastos en dólares bajen notablemente.

Como la mayor parte de los gastos para el Mundial de Qatar 2022 (pasajes para las vuelos, estadías en los hoteles y las entradas de los 25.000 argentinos que verán a la Selección de Lionel Messi y Lionel Scaloni) ya están pagas, en el Gobierno reconocen que eso “ya está perdido”.

La normativa apunta, más bien, a los consumos dentro de Qatar (comidas y otros), además de las vacaciones de verano del año que viene en otros destinos.

Quedarán sin cambios los consumos en dólares con tarjetas menores a u$s 300. También las operaciones previas al 12 de octubre, los gastos para pagar aplicaciones y servicios de streaming (por ejemplo Netflix, Spotify, YouTube Premium, Amazon) y el “dólar ahorro“, con su tope de u$s 200 por mes para quienes todavía están habilitados.

La compra en el exterior de bienes suntuarios o de lujo (vehículos de alta gama, jets privados, pequeños aviones, embarcaciones de uso recreativo, bebidas alcohólicas premium, máquinas tragamonedas y máquinas para minado de criptomonedas y piedras preciosas) también tendrán el 30% de Impuesto PAIS, la retención del 45% de Ganancias y una percepción adicional del 25% a cuenta de Bienes Personales, por lo que el valor del dólar también arrancará en $ 314 y se irá actualizando con el crawling peg del tipo de cambio oficial (devaluación a cuentagotas para no perder competitividad, por la inflación).

Por último, el paquete de medidas incluye un recargo del 30% por el Impuesto PAIS a las contrataciones de actividades artísticas en el exterior (recitales o espectáculos deportivos), por lo que el valor de $ 157 del minorista se transformará en uno final de $ 204. Actualmente salen del país unos u$s 17 millones por mes en este concepto.

El Gobierno admite que esto podría influir en el precio de las entradas de futuros eventos, si es que los empresarios deciden trasladárselo al público.

Los artistas, en tanto, recibirán la retención del impuesto a las ganancias al momento del cobro.

Esto afectará a todos los grupos empresarios que pidieron acceso al Mercado Único Libre de Cambios (MULC) para traer a grupos como Coldplay, artistas como Joan Manuel Serrat y Nicky Jam y deportistas como Rafael Nadal y Casper Ruud, recientes finalistas de Roland Garros que jugarán en Buenos Aires.

 Aunque los grupos como DF Entertainment, Fénix Entertainment y Lauria Entertainment (entre otros) tienen la promesa de que accederán de inmediato a las divisas para cancelar los compromisos, eso lo tendrá que revisar en los próximos días el Banco Central (BCRA).

Como hasta ahora, seguirá vigente el beneficio de la no aplicación de Impuesto PAIS y las percepciones para los pasajes terrestres a países limítrofes (Chile, Bolivia, Paraguay, Brasil y Uruguay).

Tampoco se aplican los recargos en los gastos en dólares por prestaciones de salud, medicamentos y proyectos de investigación científica, entre otros.

DÓLAR TURISTA PARA CUIDAR LAS RESERVAS

Las medidas se concretarán a través de un decreto presidencial que ampliará el objeto del Impuesto Por una Argentina Inclusiva y Solidaria (PAIS, instaurado con la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva de diciembre de 2019), y una resolución de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Ambas normas se publicarán este miércoles 12 de octubre en el Boletín Oficial.

La meta es evitar la salida de los dólares de las reservas internacionales del Banco Central (BCRA), aunque también tiene un objetivo recaudatorio, ya que la AFIP va a aumentar sus ingresos tributarios a cuenta.

Carlos Castagneto, titular de AFIP, señaló que buscan asegurar que los dólares sean “para la producción y la generación de empleo”. También indicó que “se tuvieron en cuenta las solicitudes y reclamos de cámaras empresarias y sectores productivos”, como la Unión Industrial Argentina (UIA), la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Cámara Argentina de Comercio (CAC).

El piso de u$s 300 por mes se impuso porque “existe un elevado nivel de concentración del consumo con tarjetas en dólares”.

Considerando como mes promedio los consumos de agosto 2022, 2,8 millones de personas -que equivale al 93% del total de consumidores con tarjetas en dólares- gastaron un total de u$s 60 millones, el 19% del total de los consumos.

Por otro lado, 200.000 personas -el 7% del total- gastaron u$s 263 millones, el 81% del total de gasto en dólares con tarjetas.

Hilando más fino, hay 2,6 millones de personas que hicieron consumos por hasta u$s 100 mensuales y gastaron u$s 33 millones en total, con un promedio de u$s 13 para apps, streaming, etcétera.

Y hubo apenas 6742 personas que gastaron más de u$s 5000, con un consumo total de u$s 45,4 millones y un promedio de u$s 6742.

Por Santiago Spaltro – Cronista