Image default

Daniel Scioli: “Esta elección abre una oportunidad única en la relación con Brasil”

El embajador se reunió con empresarios pyme y les presentó el plan de integración que le hizo llegar a Lula días después de haber sido reelegido como presidente de Brasil

“La afinidad que hay en las primeras lineas de gobierno a partir de la asunción de Lula va a generar una relación decisivamente más fluida. Durante el gobierno de Bolsonaro fue difícil, los presidentes no se reunieron nunca bilateralmente. Esta elección abre una oportunidad única en la relación con Brasil“. El embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, viajó especialmente a Curitiba para reunirse con una comitiva de dirigentes de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Presentó el plan de integración bilateral que está a la espera de la asunción del nuevo gobierno brasileño, y se puso a disposición ante la participación de los dirigentes en la Feria de Alimentos en Curitiba el próximo 18,19 y 20 de abril.  

“Como nací en un hogar pyme, para mi es un sector crucial”, comenzó el encuentro Daniel Scioli después de saludar a la comitiva de quince dirigentes empresariales y empresarios pyme que viajaron a Brasil para afianzar relaciones comerciales y poder ingresar al tentador- por su tamaño- mercado brasileño. 

El embajador comenzó haciendo un recorrido por su gestión: “Cuando asumí, la relación estaba tan mal que Brasil había dejado de ser el primer socio comercial de Argentina, y a los ocho meses conseguimos reubicarlo en esa posición. Tanto que el año pasado hubo récord de exportaciones”. La estrategia fue, según el embajador, “no esperar a que nos vengan a comprar, sino que salimos a vender y buscar nuevos mercados dentro del país”. 

El perfil de las exportaciones de Argentina, que se concentraban en las ciudades San Pablo y Porto Alegre, se federalizaron hacia otras ciudades brasileñas más accesibles y con economías complementarias. “Encontré una predisposición total del Estado de Paraná, que es una gran puerta de entrada a Brasil”, agregó.

“No fue fácil. Lo tenía a Jair Bolsonaro diciendo despectivamente que en Argentina eramos comunistas, socialistas y yo explicándoles a los empresarios que no, que todo bien, que era un mensaje plenamente político”, resumió Daniel Scioli. Además de aumentar las ventas, Scioli destacó la creación de 14 cámaras de comercio binacionales y la resolución de 49 controversias que había que impedían exportaciones. Por ejemplo, de langostinos, donde el comercio llegó a estar judicializado “por un fuerte lobby de la Cámara del Camarão, como le dicen acá”.

Los dirigentes lo escucharon con una sonrisa que se reconfirmó en sus comentarios post-encuentro: “Se nota que nos escucha y conoce del sector. Es una embajada con una impronta productiva más que meramente diplomática y eso es clave en las relaciones con Brasil”, comentaban. Una vez finalizado, la comitiva cenó junto con el embajador en una parrilla argentina de la ciudad: “Es muy accesible, no todos se sientan en la mesa con quince empresarios”, sumaban. 

Plan de Integración bilateral

Bajo la consigna “Acuerdo de integración Argentina-Brasil”, Scioli presentó a los empresarios el plan de integración binacional del gobierno de Alberto Fernández que ya está en manos del equipo de Lula: integración financiera, energética, minera, en agronegocios e industria, donde hizo un punto a parte: “Es un tema que hable particularmente con Lula. Todo bien con la integración política e ideológica pero tenemos que ir a una integración industrial porque sino la relación es muy desigual. Las empresas se quedan acá y ponen filiales en Argentina”, aseguró Scioli y agregó que “la economía brasileña tiene sus cosas: es difícil hacer la primera venta, pero  una vez que entran es impresionante el nivel de demanda que tiene este mercado”. 

Sobre la integración financiera, resaltó las dificultades prácticas que puede traer un sistema de moneda local, y mencionó una posibilidad de realizar un swap con Brasil, que cuenta con reservas en el Banco Central: “Igual todavía no asumió Lula, pero es una posiblidad a plantear”, respondió al escuchar el entusiasmo de los empresarios pyme.

Luego, continuó con el resto de los puntos de integración: conseguir una mayor conectividad aérea y turística, economía del conocimiento, salud, temas fronterizos y ambientales, de defensa, industrias nuclear y espacial, ciencia y tecnología, educación, derechos humanos y género y la cuestión Malvinas. El plan no difiere de lo que se venía hablando con Bolsonaro, pero la expectativa es que avance más rápido dada la sintonía política.

Por su parte los empresarios  de CAME le anunciaron a Scioli su participación en la Feria y Convención Paranaense de Supermercados a realizarse los días 18, 19 y 20 de abril del año próximo. La entidad pyme apuesta a sumar empresarios argentinos del rubro alimenticio al evento paranaense. “Si con este gobierno, a pesar de las diferencias, pudimos hacer todo lo que les conté, con este gobierno se va a destrabar más. Es una gran oportunidad para el país”, cerró el embajador.

Por Natalí Risso-Página/12