Baires Para Todos

Cayó un ciudadano chileno con pedido de captura internacional por tráfico de armas

Fue detenido en Avenida Independencia al 3300. El hombre tenía una alerta roja activa en Brasil por estar implicado en otros delitos

En el marco de una operación conjunta entre las fuerzas de seguridad de Argentina, Brasil y España, agentes de Gendarmería Nacional detuvieron a un ciudadano chileno que contaba con una orden de captura internacional activa debido a su presunta participación en varios delitos relacionados con el tráfico de armas, municiones y explosivos. El sospechoso fue arrestado en la Avenida Independencia al .3300, en el barrio porteño de San Cristóbal.

El operativo se inició el 18 de julio pasado cuando la Unidad de Coordinación de Interpol Argentina (GNA), la Policía Federal y el Centro de Cooperación Policial Internacional de Brasil, en colaboración con oficiales de enlace de España, intercambiaron información sobre un fugitivo de nacionalidad chilena que era buscado desde el día 13 de ese mismo mes. El hombre tenía una alerta roja activa en Brasil debido a su implicación en diferentes hechos criminales.

Lo hicieron en el marco de una reunión virtual, en el que expusieron la información que contaban del sospechoso, de 33 años, y mediante un enlace con Interpol confirmaron que este tenía un pedido de captura desde el 13/07/2023 por tráfico de armas. En consecuencia, se procedió a pasar al siguiente paso que consistió en desencadenar una serie de acciones meticulosamente ejecutadas par dar con él.

Gendarmería detuvo a un ciudadano chilenoGendarmería detuvo a un ciudadano chileno

En esta etapa intervino el Centro Especializado de Cibercrimen, el cual, junto al Escuadrón de Investigaciones Delitos Complejos y Procedimientos Judiciales “Buenos Aires”, inició una investigación para rastrear y ubicar al fugitivo. Para esto se realizaron trabajos de seguimiento y análisis de datos a través de los cuales se logró identificar, entre otras particularidades, que este estaba activo en redes sociales, pero con diferentes perfiles.

Era una de las estrategias que utilizaba para desviar la atención y evitar dejar pistas claras que pudieran hacer que las autoridades lo descubrieran. No obstante, todos estos lograron ser identificados y relacionados con él. También se determinó las zonas en las que se desplazaba a diario y los lugares que habituaba.

Con la investigación avanzada y varias pruebas contundentes que lo incriminaban en delitos de tráficos de armas, el equipo que trabajó tras el chileno efectuó la presentación de la documentación correspondiente ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 5, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la cual abrió una causa judicial.

En este sentido, tras llevar a cabo diversas tareas de campo y análisis de inteligencia, finalmente los investigadores lograron identificar el domicilio y el vehículo usado por el ciudadano extranjero sospechoso de los delitos.

Fue así que, bajo la autorización del juzgado, los agentes de Gendarmería Nacional (GNA) desplegaron un operativo en la Avenida Independencia, en el barrio porteño de San Cristóbal, e interceptaron y detuvieron al prófugo cuando salió a realizar compras.

El detenido quedó alojado en la sede de la GNA, disposición de la jueza en lo Criminal y Correccional Federal 5, María Eugenia Capuchetti, quien tendrá a cargo el proceso para que sea extraditado a Brasil. Está bajo custodia y en espera de los trámites para salir del país.

Fuente: Infobae