Cande Tinelli decidió borrarse uno de sus tatuajes más grandes y mostró el proceso en sus redes

La modelo e hija del famoso conductor se está realizando un tratamiento para remover uno de sus tatuajes. En MDZ Radio dialogamos con la doctora Alejandra Beatrice, dermatóloga del Instituto Rodríguez Saá, quien detalló cómo es el procedimiento.

Los tatuajes son cada vez una práctica más común, sin embargo, muchos también se arrepiente de haberse marcado la piel. Actualmente, a través de tratamientos hoy resulta posible removerlos. Un claro ejemplo es el de Candelaria Tinelli, la hija del famoso conductor, que cuenta con numerosos tatuajes y actualmente mostró en sus redes sociales cómo se está realizando un tratamiento para remover uno de ellos. En MDZ Radio dialogamos con la doctora Alejandra Beatrice, dermatóloga del Instituto Rodríguez Saá, sobre este procedimiento. 

“Como está de moda hacerse tatuajes, también lo está sacárselos. Esto es siendo tendencia por distintos motivos, algunos por trabajo no pueden tenerlos en lugares visibles, cambiaron los gustos, o se tatuaron la inicial de un nombre que ya no está en su vida”, comenzó explicando la especialista.

El método para removerse tatuajes en la piel, según indicó Beatrice, consiste en la utilización de un láser especial llamado Nd YAG, que se encarga de romper partículas pequeñas de pigmento que están depositados en la segunda capa de la piel, donde se encuentra el pigmento del tatuaje. “Este láser lo que hace es atrapar el color, romper esa estructura de la tinta, captura las partículas, y el propio organismo se encarga de eliminarlos”, añadió. 

Para dicho proceso, la especialista explicó que habitualmente se utiliza anestesia tópica, una crema que adormece la zona que se va a tratar. “El dolor que se siente es muy parecido al del tatuaje, depende de la tolerancia que tiene cada persona. Para poder eliminar el tatuaje, se coloca una hora previa la crema anestésica, incluso con la misma se puede llegar a sentir dolor. Este tratamiento se puede utilizar también para algunas manchas rojas”, explicó. 

La duración del tratamiento, según detalló la dermatóloga, depende de varios factores, uno de ellos es la localización del mismo. Además se debe tener en cuenta el tiempo que lleva el tatuaje en la piel. “Las tintas también son importantes, ya que no todas responden igual a los láseres.  Hay algunos que son un poco más actualizados, como el que ha usado Candelaria Tinelli, que en segundos se pueden sacar todos los pigmentos. Se debe tener en cuenta que la cantidad de sesiones depende del tamaño del tatuaje y cómo va cicatrizando la piel. El color no se quita en una sola sesión, de a poco se va borrando”, añadió. 

“Nunca se vuelve a tener la piel tal cual estaba antes de realizarse un tatuaje, pero se disimula un montón. Si es un lugar que no es muy visible, no se nota. Muchas veces quitarse un tatuaje es más caro que hacerlo”, cerró.