Image default

Boto convocó al PRODECOM por la sequía histórica que afecta al distrito

El intendente Leonardo Boto convocó este jueves a una reunión del Sistema de Protección y Defensa de la Comunidad (Prodecom) para abordar la emergencia hídrica que atraviesa el distrito a causa de la sequía extrema persistente y planificar acciones para enfrentar la contingencia.

“Estamos atravesando el tercer año consecutivo bajo el fenómeno climático de La Niña, que entre otras cosas provoca un descenso marcado del régimen de precipitaciones. Solo en los últimos dos años tenemos un déficit de lluvias cercano a los 1.000 milímetros, una cifra enorme para la pampa húmeda. Además, las previsiones meteorológicas nos indican que este cuadro puede extenderse hasta finales del verano, lo cual nos pone en las puertas de una posible sequía histórica y de un verano que puede ser complicado en varios aspectos”, explicó el Intendente.

En este sentido, adelantó su decisión de declarar la Emergencia Hídrica en el Partido de Luján y llamó a las fuerzas políticas, organismos del estado e instituciones sociales a trabajar de forma mancomunada para combatir los efectos de la emergencia climática y atenuar su impacto en la comunidad.

“Este pronóstico alarmante debe ser la base para generar una estrategia de trabajo que va a requerir un fuerte protagonismo del Estado pero también la colaboración activa de todos los y las lujanenses. Desde hoy tenemos que ser sumamente responsables con dos temas centrales: el manejo del fuego, para evitar los incendios forestales, y el cuidado del agua, para evitar restricciones de suministro. Así como supimos hacerlo durante la pandemia, debemos unirnos como comunidad para enfrentar de la mejor manera este difícil momento”, completó el Intendente.

Durante el encuentro se expusieron cifras que respaldan la situación excepcional que atraviesa la pampa húmeda en materia de déficit hídrico. De acuerdo a mediciones del Instituto del Clima y Agua del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el último cuatrimestre fue el más seco de los últimos 100 años, y hay que remontarse a 1915 para encontrar un cuadro similar.

El mismo informe indica que hay entre 70 y 80 por ciento de posibilidades de que la sequía se extienda durante los meses de la primavera e incluso hasta fines del verano.

Asimismo, desde Bomberos Voluntarios compartieron su preocupación por la multiplicación de salidas para combatir incendios forestales, normalmente causados por negligencias en la quema de basura y restos de poda.

Con respecto al agua, desde el área de Obras Públicas señalaron que el 60 por ciento del distrito cuenta con servicio de agua corriente y el 40 por ciento restante se abastece con pozos particulares, al tiempo que destacaron que aquellos que captan el suministro a poca profundidad podrían tener problemas si continúa el descenso del nivel de las napas freáticas.

Participaron de la reunión funcionarios del Ejecutivo (Defensa Civil, Salud, Seguridad, Desarrollo Humano, Obras y Servicios Públicos, Gobierno y Participación Ciudadana, Prensa y Comunicación), participantes de la Red Hidrométrica de la UNLu, autoridades de la Cooperativa Eléctrica, Concejales, representantes de Bomberos Voluntarios y de las Fuerzas de Seguridad (Policía, Gendarmería Nacional, Policía Rural), y autoridades de efectores de salud.