Baires Para Todos

¿Ayuso o Sánchez?, el enfrentamiento que se viene en la política española

La presidenta de la Comunidad de Madrid y el actual mandatario español llevan cuatro años en continuo enfrentamiento político.

La política española atraviesa su período de polarización más importante de las últimas décadas. Las diferencias entre Partido Popular y el Partido Socialista Obrero Español llevaron a que Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, y el presidente Pedro Sánchez se conviertan en rivales encarnizados en busca de rédito político.

Ley de Amnistía, el polémico acuerdo nacional

Las últimas elecciones presidenciales en España trajeron grandes tensiones a la política española y forzó acuerdos impensados hace años.

Pedro Sánchez del PSOE y Alberto Núñez Feijóo del PP se enfrentaron rumbo a la presidencia. Feijóo obtuvo más de 8 millones de votos, pero no el respaldo del Congreso español y finalmente tuvo que cederle la oportunidad a Sánchez, que supo capitalizar los acuerdos para seguir siendo presidente de los españoles.

La negociación política para tratar una nueva Ley de Amnistía que perdone los intentos independentistas en Cataluña fue una de las últimas confrontaciones entre el PSOE y el PP, pero sobre todo entre Sánchez, que estaba en plena carrera presidencial, y Ayuso, una de las opositoras más fervientes, que acusó que la amnistía era “un cheque en blanco al independentismo y al golpismo”.

Quiebre entre Ayuso y Sánchez, Madrid y España

La mala relación entre Sánchez y Ayuso, más allá de la enemistad política, se remonta al segundo período presidencial del líder del PSOE. La pandemia fue un origen de tensión a nivel mundial y de numerosas problemáticas para llevar adelante la gestión de un distrito.

Como presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Ayuso se anticipó a las primeras medidas del gobierno de Sánchez y cerró los centros de ocio antes de los decretos presidenciales. 

Para mayo de 2020, la presidente de la capital española encontró oposición dentro de su gabinete a la hora de relajar las medidas de cuarentena y por la gestión de las residencias de adultos mayores.

Tanto la directora general de Salud Pública, Yolanda Fuentes, como Alberto Reyero, responsable de la Consejería de Política Social, dimitieron en cuestión de meses por las diferencias con la mandataria.

Según sus exfuncionarios, la presidenta no se basaba en criterios de salud y, tras varios desencuentros con el gobierno nacional durante la segunda ola de contagios, Pedro Sánchez intervino en Madrid y decretó el estado de alarma en la región.

Para el presidente de los españoles, los crecientes casos de fallecimiento en las residencias y la falta de comunicación entre la administración autonómica y la nacional, fueron motivo suficiente para inmiscuirse en los asuntos de la capital.

Las más de 7.291 muertes en las residencias de adultos mayores generó largos procesos judiciales que siguen hasta la actualidad, que investigan los protocolos que impidieron la derivación hospitalaria de ancianos desde las residencias.

Acusaciones de falsificación de datos, corrupción, juicios. Este fue el inicio de la rivalidad entre Isabel Ayuso y Pedro Sánchez.

Corrupción, la guerra en Medio Oriente y Fórmula 1

Tras el duro período pandémico, durante 2023, los intercambios de declaraciones entre Pedro Sánchez e Isabel Ayuso fueron reiterados y cada vez más frecuentes, sobre todo durante la carrera presidencial.

La guerra en Medio Oriente fue uno de los motivos de disputa, cuando el presidente electo reconoció unilateralmente al Estado palestino y Ayuso lo acusó de “comprar los relatos del terrorismo”, posicionándose a favor de Israel y su pueblo en el conflicto.

La presidenta de la Comunidad de Madrid tampoco perdió la oportunidad de tildar de “ultra” y “comunista” al gobierno nacional durante la presentación de su balance de gobierno a finales de 2023, y reiteró las descalificaciones durante el debate de la investidura en el Congreso de los Diputados, cuando Sánchez acusó a la dirigente del PP de corrupción durante la pandemia.

Tanto en su libro “Tierra firme”, como en el debate en el Congreso, Sánchez se valió de la causa judicial que investiga un contrato de 1.5 millones de euros que recibió la compañía del hermano de Ayuso durante la pandemia para atacar a la presidenta de la Comunidad de Madrid. 

Hasta la Fórmula 1 causó conflicto. Madrid consiguió un lugar en el calendario de la mayor competencia automotor del mundo, lo que podría significar que la FIA saque del calendario a Cataluña, región aliada políticamente a Pedro Sánchez.

Incluso cerca de la fecha de presentación, Ayuso acusó directamente al presidente de España de intentar boicotear la candidatura madrileña a un negocio millonario que generaría nuevas inversiones e incentivaría el turismo desde distintas partes del mundo.

Pedro Sánchez consiguió la victoria que tanto esperaba: su tercer período tras vencer al candidato del PP, Alberto Núñez Feijóo.

Durante todo el 2023 preparó su gobierno para una dura campaña presidencial, en medio de un contexto pospandemia que causó la derrota de muchos oficialismos en todo el mundo, y, a pesar de la oposición, pudo imponerse una vez más.
Pero el temor ahora es que, un desdibujado Feijóo, dé paso a Isabel Ayuso, cada vez más fuerte en Madrid y dentro del Partido Popular, espacio que podría buscar una nueva figura que lidere el camino en el futuro político de España.