Baires Para Todos

Adiós a los billetes de $ 2000: por qué los rechazan los cajeros y qué hacer si tengo uno

Algunos usuarios manifestaron inconvenientes a la hora de realizar depósitos con el nuevo billete de $ 2.000. ¿Cuál es la solución a esta problemática? ¿Qué dijo el BCRA?

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) oficializó hace cuatro meses el nuevo billete conmemorativo de $ 2.000, sumándose como nueva moneda de curso legal en el país.

“El anverso del billete refiere a la Dra. Cecilia Grierson y al Dr. Ramón Carrillo, precursores en el desarrollo de la medicina en nuestro país. El reverso cuenta con la imagen del Instituto Nacional de Microbiología Dr. Carlos G. Malbrán“, describió la entidad financiera.

Ya en septiembre de 2023, el billete de $ 2.000 llegó al alcance de todos los argentinos. Incluso, los cajeros automáticos de los bancos los entregan a diversos clientes.

Sin embargo, a pesar de su masiva circulación, muchos usuarios manifestaron vivir malas experiencias cuando tenían la intención de realizar un depósito bancario con billetes de $ 2.000.

¿Por qué los cajeros automáticos no aceptan el nuevo billete de $ 2.000?

No todos los cajeros automáticos aceptan el billete conmemorativo de $ 2.000. En ese sentido, desde los bancos alertaron a los clientes a no hacer depósitos de ese estilo.

Según los expertos, es necesario que cada sucursal de cada banco configure las caseteras de los cajeros automáticos para que reconozcan estos ejemplares de $ 1000 y los billetes de $ 2000 nuevos. Se trata de un procedimiento sencillo de realizar, pero que debe hacerse para que las maquinarias puedan recibir y ofrecer este tipo de papel moneda.

 ¿Qué hago si un cajero automático no acepta los billetes de $ 2.000?

En principio, si un cajero automático no acepta depósitos con billetes de $ 2.000, el cliente podrá solicitar el cambio por ventanilla.

A raíz de esta problemática, que surge tras varios meses de circulación del billete conmemorativo, las entidades bancarias afirmaron que es necesario realizar “un proceso de programación” en las máquinas para que no rechacen las nuevas denominaciones.