Baires Para Todos

Zelenski afirma que las tropas ucranianas retomaron el control sobre zonas cerca de Járkiv

Las tropas ucranianas lograron frenar la ofensiva rusa y retomaron el control en zonas de la región de Járkiv, afirmó el viernes 24 de mayo el presidente Volodímir Zelenski. Sin embargo, Ucrania sigue enfrentando dificultades en otros frentes. En paralelo, Estados Unidos desbloqueó un nuevo paquete de ayuda de 275 millones de dólares de armamento en apoyo a su aliado ucraniano. Mientras, el presidente ruso, Vladimir Putin, se dijo dispuesto a la reanudación de las negociaciones con Ucrania, pero que no considera a Zelenski un interlocutor legítimo porque su mandato expiró.

La situación está mejorando para las tropas ucranianas en el frente de Járkiv, en el noreste del país, según afirman las autoridades de Kiev. El Ejército ucraniano retomó el control de varias zonas fronterizas donde las tropas rusas habían realizado incursiones este mes.

“Nuestros soldados han logrado tomar el control de combate de la zona fronteriza en la que entraron los ocupantes rusos”, sostuvo Volodímir Zelenski en un video tras celebrar una reunión de oficiales militares y regionales en Járkiv.

El 10 de mayo, Rusia lanzó una ofensiva en la región de Járkiv desde la frontera, tomando el control de varias aldeas y bombardeando constantemente la segunda ciudad más grande del país.

Unas 14.000 personas se han visto obligadas a huir ante el fuego ruso, mientras otras 189.000 siguen viviendo en la zona, según la Organización Mundial de la Salud.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, visita una imprenta destruida el día anterior por los bombardeos rusos en Kharkiv, el 24 de mayo de 2024.
El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, visita una imprenta destruida el día anterior por los bombardeos rusos en Kharkiv, el 24 de mayo de 2024. © AFP / HANDOUT

Tras dos semanas de combates, “las fuerzas de defensa ucranianas han detenido a las tropas rusas” y “están llevando a cabo acciones de contraofensiva”, declaró el viernes el coronel Igor Prokhorenko, oficial del Estado Mayor ucraniano.

El jefe militar calificó la situación de “difícil” pero “estable y bajo control” en esta región. Se combate en particular por el control de la ciudad de Vovchansk.

El general Oleksandr Syrsky, comandante en jefe del Ejército ucraniano, fue aún más positivo en sus declaraciones, afirmando que «el enemigo está completamente empantanado en los combates en la ciudad de Vovchansk y ha sufrido pérdidas muy importantes». Precisó que Moscú estaría enviando “reservas” para sostener su ofensiva.

La agencia de noticias Reuters matizó que no pudo verificar de forma independiente las afirmaciones de ambos bandos, relativos a la evolución de la situación en el terreno.

Si bien la situación parece estabilizarse en la región de Járkív, el Ejército ucraniano sigue enfrentando dificultades en otros frentes.

En el Donbass (este), el oficial informó de importantes enfrentamientos en dirección a Chasiv Yar, Pokrovsk y Kurajove, donde los rusos llevan meses ganando terreno sin lograr un avance decisivo.

En la región de Donetsk, las tropas rusas parecen seguir avanzando desde la ofensiva del 10 de mayo. Moscú ha reivindicado la toma de dos municipios en las afueras de la ciudad, que Ucrania liberó con dificultad el año pasado.

Estados Unidos desbloquea 275 millones de ayuda para Ucrania

Mientras Ucrania aguanta la ofensiva rusa, Estados Unidos anunció el desembolso de un nuevo paquete de 275 millones de dólares en armamento para ayudar a su aliado.

“Este paquete de 275 millones es parte de nuestros esfuerzos para ayudar a Ucrania a detener el asalto de Rusia cerca de Járkiv”, indicó el Departamento de Estado en un comunicado.

Este dinero entra en el marco del paquete de 61.000 millones de dólares que aprobó el Congreso estadounidense en abril pasado, después de que los republicanos levantaran el bloqueo que habían instaurado durante meses contra la ayuda a Ucrania.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, explicó en un comunicado que, desde entonces, Estados Unidos ha enviado cuatro paquetes de armamento a las fuerzas ucranianas y prometió que hará todo lo posible para que este quinto paquete llegue “lo más rápido posible” al terreno.

Al mismo tiempo, la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, dijo que no ve «ningún obstáculo» por parte de los ministros de Finanzas del G7 sobre un mayor préstamo a Ucrania basado en los ingresos de los activos rusos congelados. Este préstamo podría alcanzar los 50.000 millones de dólares.

«Creo que las cosas se ven bastante bien», estimó Janet Yellen tras varias reuniones bilaterales en la primera jornada de la cumbre financiera de dos días en la ciudad de Stresa, en Italia.

El martes 21 de mayo, la Unión Europea había adoptado un texto que autoriza el uso de los beneficios de los activos rusos congelados para financiar la defensa de Kiev contra su agresor.

Putin plantea reanudar negociaciones

En paralelo, el presidente ruso, Vladimir Putin, expresó el viernes su voluntad de reanudar las negociaciones de paz con Ucrania.  

“Las negociaciones de paz deben ser reanudadas y no con la ayuda de un ultimátum, sino del sentido común”, dijo Putin en una rueda de prensa en Minsk, capital de Belarús, tras reunirse con el presidente Alexandr Lukashenko.

El mandatario ruso además insistió en que Ucrania ya firmó un documento a finales de marzo de 2022 en Estambul, Turquía, pero retiró la firma bajo presiones de Occidente.

“De nuevo se habla de que hay que regresar a las negociaciones. ¡Que vuelvan! Pero que vuelvan no partiendo de lo que una parte quiere (…), sino de la situación actual sobre el terreno. Nosotros estamos dispuestos”, afirmó el mandatario ruso, refiriéndose a la alegada ventaja que tienen las tropas rusas en el terreno, en particular en los frentes de Járkív y del Donbass.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el presidente de Belarús, Alexandr Lukashenko, se dan la mano durante una declaración conjunta a los medios tras sus conversaciones en el Palacio de la Independencia de Minsk, el 24 de mayo de 2024.
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el presidente de Belarús, Alexandr Lukashenko, se dan la mano durante una declaración conjunta a los medios tras sus conversaciones en el Palacio de la Independencia de Minsk, el 24 de mayo de 2024. © AFP / MIKHAIL METZEL

Además, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, negó la posibilidad de un alto el fuego que no tome en cuenta que las regiones de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporizhia estén incluidas en la Constitución como parte inalienable de territorio ruso.

“El presidente aseguró en numerosas ocasiones que está dispuesto a negociar. Pero esas negociaciones son para alcanzar los objetivos que ahora estamos logrando a través de la operación militar especial. Los objetivos son claros, la realidad también. Hay una Constitución donde está fijada la composición de la Federación Rusia, incluso esos cuatro territorios”, aseguró el portavoz.

Por William Gazeau-France24 con Reuters, EFE y medios locales.