Baires Para Todos

Una nena cayó desde un quinto piso y este hombre pudo “atajarla”

Mattia Aguzzi paseaba con su novia cuando escuchó gritos y vio a una nena de 3 años a punto de caer de un balcón. Cuando vio que caía, contó “cerré los ojos y esperé…”. Una historia que por suerte tuvo final feliz.

“Cerré los ojos y esperé…”. Convertido en un héroe, Mattia Aguzzi arriesgó su vida este sábado para salvar a una nena de 3 años que caía desde el balcón de un quinto piso en Italia, y lo que pudo ser tragedia terminó con lágrimas y final feliz, ya que tanto el hombre como la chiquita sufrieron algunos traumatismos menores y pueden contarla. 

Era un día más en la tranquilas calles de Via Nizza, muy cerca de Turín, una zona italiana que en fines de semana destila todavía más calma que la habitual. Allí Mattia y su novia caminaban cuando escucharon gritos, y la vaia si la situación era de peligro inminente: no se sabe todavía cómo, pero una nena de apenas 3 años estaba sentada en un balcón de un quinto piso y estaba por caer al vacío.

Mattia no dudó, corrió hacia el lugar en que calculó que iba a caer la nena y se dispuso a tratar de “atraparla” en el aire, con el desesperado objetivo de aliviar el impacto contra el piso que hubiera sido casi seguramente mortal.

El lugar donde cayó la pequeña que Mattia Aguzzi salvó de la muerte: milagro en Turin.

No era una tarea sencilla, porque con esa inercia, el propio cuerpo de la chiquita podía lastimar al propio héroe, pero ahí fue cuando Mattia contó más tarde la frase conque arrancamos estas líneas: “Cuando vi que se soltó, cerré los ojos y esperé…”. La historia por suerte es ahora con sonrisas, tanto él como la nena resultaron con golpes menores, no están en peligro y recordarán a este sábado por el resto de sus días. Ella, porque le contarán que se salvó milagrosamente de una muerte atroz, y la proeza de Aguzzi quedará en diarios y portales, con los comentarios de redes sociales dedicándole toda clase de elogios. 

“Veníamos caminando y escuchamos gritar a un chico en la vereda de enfrente ‘se va a caer, va a caer’, así fue que con Mattia levantamos la vista y vimos que la nena se había sentado en la cornisa y estaba en muchísimo peligro de caer al vacío”, señaló Gloria, la novia de Mattia recordando el terrible momento. 

“Empecé a tocar todos los timbres, desesperada por avisar, pero nadie contestaba, y apenas unos segundos después la nena cayó, Mattia consiguió atraparla, no sé la verdad cómo lo hizo… Quedó de rodillas con la nena en sus brazos”, relató emocionada la joven, protagonista de un momento que jamás olvidará. Por suerte, como dijimos, todos pueden contarlo. Y a los padres de la pequeña, les convendrá cerrar ese balcón…

HB-Perfil