Baires Para Todos

Tras dos meses en coma, despertó el mecánico que había sido baleado: no recuerda por qué está internado

Se trata de Leonardo Abel Micheli, de 44 años, quien fue atacado el pasado 22 de noviembre en su taller. Por el hecho hay dos personas detenidas.

Tras permanecer en coma durante dos meses en el Hospital Bicentenario de Monte Grande, se despertó Leonardo Abel Micheli, el mecánico de 44 años que había sido baleado en su taller de Temperley el pasado 22 de noviembre. Así lo confirmaron fuentes del caso a Infobae, que precisaron que la víctima abrió los ojos a partir de que los enfermeros empezaron a bajarle lentamente la dosis de los medicamentos.

“Frente a eso, él comenzó a despertar. Su coma desde el inicio fue inducido a través de drogas, no se trató de una cuestión neurológica”, explicaron sobre el cuadro de quien recibió un tiro en la cabeza cuando trabajaba en la calle Iriarte al 1600, en el barrio de Villa Galicia.

Según supo este medio, Michelli fue consultado por los médicos si se acordaba los motivos por los cuales estaba internado en terapia intensiva. “No sabía por qué estaba ahí cuando el doctor le preguntó”, aseguraron. Y agregaron: “Sigue con drogas, que dependiendo de la dosificación que le dan, está más o menos somnoliento”, agregaron.

En diálogo con medios locales, sus familiares admitieron estar muy emocionados por la evolución de su estado de salud, al tiempo que revelaron que ya habla y está intrigado por lo que le pasó: pregunta quién lo hirió y por qué.

Dos detenidos por el escalofriante ataque a un mecánicoDos detenidos por el escalofriante ataque a un mecánico

El ataque contra Micheli, amante de los cuatriciclos y areneros, ocurrió en la puerta de su local de la Iriarte al 1600, en el barrio de Villa Galicia el 22 de noviembre por la tarde. Y las imágenes de lo sucedido, y que encabezan esta nota, fueron una de las claves del caso.

Micheli se encontraba en el taller junto a un amigo reparando un escape, cuando salió para atender a las dos personas que habían llegado en moto. Ambos llevaban casco y se detuvieron en la puerta del local, justo detrás de un tráiler que estaba estacionado.

Cuando Micheli se acercó para hablarles y se acomodó sobre el tráiler, el acompañante, que ya había descendido y estaba parado detrás del vehículo, sacó un arma y le disparó en la cabeza. La secuencia dura menos de 10 segundos. Luego, ambos huyeron a toda velocidad.

Micheli, herido, cayó sobre un tráiler estacionado en la calle y fue auxiliado por su amigo, quien salió a asistirlo tras escuchar el estruendo. Posteriormente, la víctima fue trasladada de urgencia al Hospital del Bicentenario de Monte Grande, donde fue sometida a una craneotomía y a una toillete quirúrgica no bien llegó al lugar.

“El paciente está clínicamente estable, con disminución del requerimiento de soporte. Continúa en coma farmacológico inducido y su estado continúa siendo crítico y su estado, reservado”, fue el parte médico que se conoció dos días después del ataque.

Leonardo Micheli, baleado en TemperleyLeonardo Micheli, baleado en Temperley

Dada la naturaleza del ataque, los investigadores consideraron en un primer momento que podría tratarse de un ajuste de cuentas y, en este marco, los peritos analizaron el teléfono celular y una computadora de la víctima en busca de alguna pista que los llevara a los posibles sospechosos.

Justamente, fue la hermana de Micheli las que les dio las contraseñas a los policías no bien se enteró de lo sucedido y fue hasta el taller. Sin embargo, en las primeras 48 horas del hecho, los investigadores decían: “Nadie los reconoce. Le revisaron el celular, pero no salió nada raro”.

En tanto, allegados y familiares realizaron una serie de publicaciones en las redes sociales para pedir que posibles testigos del ataque se presenten ante la Policía Bonaerense para aportar datos que permitan identificar a los asesinos.

“Estos son los HDP que le pegaron un tiro en la cabeza a mi hermano, zona Sur, Temperley, si alguien vio o tienen idea de quiénes son, se agradece cualquier información. Andaban en un Bajaj Dominar. El que manejaba tenía casco de cross, con antiparras blancas y sin la visera. Guantes rojos. ¡Ayuden a difundir, por favor! Cualquier información se agradece”, escribió Joel, uno de los hermanos de la víctima, en su cuenta de Facebook.

Marcha por Leonardo MicheliMarcha por Leonardo Micheli

El video del ataque es escalofriante. Ahí se ve cómo Micheli era baleado en la cabeza en la entrada de su taller mecánico de Temperley. Por esa filmación, en un principio, se sospechó de un ataque sicario en el marco de un ajuste de cuentas: no le dieron tiempo para nada, le dispararon a matar. Sin embargo, tras un allanamiento en la localidad de Rafael Calzada, dieron con los sospechosos: “Uno trabajaba con él”, habían confirmado fuentes del caso a Infobae.

Los arrestos de Federico G.B (29) y Gonzalo R.E.P. (21), los dos con domicilio en Temperley, se concretaron en el marco de la causa que se investiga como “homicidio agravado en grado de tentativa” por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de Lomas de Zamora, a cargo del fiscal Marcelo Domínguez. Uno de los sospechosos “trabajaba con la víctima” y creen que “el otro le arreglaba las cámaras de seguridad en el taller”.

Fuente: Infobae