Baires Para Todos

Mataron a una adolescente de 13 años en un robo

La víctima, identificada como Jennifer Campos Calle, murió de un disparo en el tórax. Los ladrones, además, golpearon a su padre

Una adolescente de 13 años fue asesinada esta mañana de un disparo en el tórax al ser asaltada por, al menos, dos ladrones armados que ingresaron a su casa de Virrey del Pino, en la localidad de La Matanza, indicaron fuentes policiales. El padre de la víctima fue golpeado por los asaltantes.

El crimen ocurrió esta mañana, cerca de las 10, en Machado y Concordia. La víctima fue identificada como Jennifer Campos Calle, quien murió en el hospital Simplemente Evita, de González Catán, a raíz del disparo que recibió en el pecho.

El fiscal Matías Folino, de la UFI de Homicidios, se encuentra a cargo de esclarecer el hecho.

De acuerdo a las fuentes consultadas por Infobae, los dos ladrones ingresaron por una puerta lateral, que no estaba cerrada con llave.

En primer lugar, redujeron a la madre de la adolescente y, al advertir la situación, su esposo, Franz Wilver Campos Rioja, de 34 años y nacionalidad boliviana, que se estaba bañando cuando entraron los delincuentes, trató de intervenir. En ese momento, forcejeó con uno de los asaltantes, a quien le entregó dinero que guardaba en una caja de zapatos.

Sin embargo, no fue suficiente: le exigieron más y lo golpearon. Su hija menor, Jennifer, se interpuso para evitar que continuara la golpiza. Como respuesta, el ladrón comenzó a efectuar disparos. Uno de ellos impactó en la chica, que cayó herida mientras los ladrones escaparon.

Campos tomó a su hija y, junto a un móvil policial que llegó al lugar, la trasladaron al Hospital km 32 – “Simplemente Evita” donde ingresó sin vida. Su padre, en tanto, fue asistido a causa de las heridas que le provocaron los golpes en la cabeza. Ahora, la policía busca intensamente a los autores de la entradera y el homicidio.

“Escuché un disparo, me tiré al piso y cuando de valor me armé, salí de la casa y veo al padre de la nena con la cabeza sangrando y escuché el grito de una mujer”, aseguró una vecina, en diálogo con Crónica HD.

La testigo añadió que observó a un hombre salir corriendo del lugar y al padre de la adolescente pidiendo ayuda.

La nena practicaba taekwondo. Era hija única. Son gente normal, no andaban en nada raro”, afirmó otra mujer.

Por otra parte, un amigo de Franz dijo que el hombre “estaba invirtiendo para hacerse un corralón. Tenía su camioneta y hacía las cargas”, y que “hace tres o cuatro años vivía en el barrio”.

Fuente: Infobae