Massa, el nombre de la unidad

El anuncio de la lista de consenso en Unión por la Patria generó un verdadero cimbronazo en el escenario político argentino a las puertas de las PASO. La crisis interna de Juntos por el Cambio, con marcadas diferencias entre Larreta y Bullrich, erosiona a la alianza opositora. Preocupación en el espacio libertario por el alejamiento del armador Kikuchi y las bajas de candidatos.

Finalmente venció el plazo para la inscripción de las listas de candidatos que competirán en las PASO del próximo 13 de agosto. El Frente de Todos recurrió al refresh y pasará a denominarse Unión por la Patria e irá con Sergio Massa como el candidato de unidad. Por su parte, Juntos por el Cambio ratificó su denominación, pero no logra calmar el altísimo nivel de confrontación interna. Cerradas las puertas al gobernador de Córdoba Juan Schiaretti, que en las últimas horas confirmó su lanzamiento presidencial junto a Florencio Randazzo bajo la denominación “Hacemos por Nuestro País”, las diferencias entre el sector más moderado que encabeza Rodríguez Larreta y la línea más radicalizada encarnada por Bullrich se hacen notar con mayor nitidez.

En este contexto, las disputas entre los halcones y palomas de la alianza opositora parecen no tener freno. Al menos así lo manifestó la ex ministra de seguridad y pre candidata más afín a Mauricio Macri. En un spot, en el que se la ve a bordo de un auto de carrera en una pista acelera sin parar mientras se escucha la voz en off del gobernador jujeño Gerardo Morales invitándola a “bajar un cambio”.

Días atrás, el periodista Leandro Renou informó sobre una charla que mantuvo un importante empresario con Mauricio Macri en donde le manifestó la principal preocupación que aqueja a gran parte del establishment y que gira en torno a cuándo terminará la durísima batalla interna de cambiemita. El ex presidente le contestó: “terminará donde tenga que terminar, pero Juntos por el Cambio no va a bailar al ritmo de Horacio. Yo no me fui”.

Es sabido que en el mundo de los CEOs la mayoría simpatiza con el jefe de gobierno porteño y tienen en claro que lo de Macri con él es una cuestión personal, porque se separó, rompió el vínculo y lo desconoció como su mentor político. Así como también saben que Macri es despiadado en las relaciones, y este quiebre con Larreta no sólo que no tiene vuelta atrás, sino que condiciona las futuras gestiones para llevar adelante un hipotético gobierno en el caso de que la alianza triunfe en las elecciones presidenciales.

El empresariado nacional se encuentra inmerso en un mar de confusiones y está en la búsqueda de señales. En este contexto, quien comienza a despejar dudas en la vereda de enfrente es Sergio Massa, otro de los políticos predilectos del sector.

Negociaciones contrarreloj

Frenéticas fueron las últimas horas dentro del oficialismo nacional, cuando todo parecía indicar que habría dos fórmulas para disputar la candidatura presidencial en las PASO, la situación viró 180 grados. Tanto Wado De Pedro como Daniel Scioli declinaron su postulación en pos de la unidad que depositó al ministro de Economía Sergio Massa como pre candidato a Presidente de la Nación por UP acompañado del actual Jefe de Gabinete Agustín Rossi. Esta negociación entre todos los sectores del ex Frente de Todos fue celebrada por las distintas vertientes que lo integran, así como por buena parte de los gobernadores que insistieron en que Massa sea el candidato de unidad. Además, generó un desconcierto descomunal en las filas opositoras, que descontaban un triunfo sobre un oficialismo dividido.

El clima que reina actualmente en Unión por la Patria, con agradecimientos a quienes bajaron su candidatura y apelaciones a enfocarse en trabajar para lograr un triunfo en agosto y octubre, es diametralmente opuesto al que se vive en Juntos por el Cambio.

Todavía digiriendo la noticia de la candidatura de Massa, a la que solamente atinaron a responder mediante descalificaciones vacuas y algunos insultos perdidos, comenzaron a mirar puertas adentro, donde continúan las reyertas. Los binomios confirmados son el de Horacio Rodríguez Larreta – Gerardo Morales y Patricia Bullrich – Luis Petri, ya que Facundo Manes desistió de competir a tan solo 24hs de haber lanzado su precandidatura.

La competencia en las filas de JxC parece ser por quien se endurece más: la “paloma” Larreta premió el tsunami de violencia y detenciones ilegales de Morales en Jujuy ofreciéndole ser su compañero de fórmula. Y el “halcón” Bullrich hizo lo propio llevando a un radical admirador del salvadoreño Nayib Bukele como candidato a vicepresidente.

La cosa no está más calma en el campamento libertario. Luego de que el armador Carlos Kikuchi abandonara el espacio de Javier Milei, precedido de acusaciones mutuas por los pésimos resultados de La Libertad Avanza en las distintas elecciones provinciales, el economista puso a su madre Alicia Luján Lucich al frente de la Junta Electoral del partido. Los problemas para llenar las listas continuaron hasta último momento, puesto que se le ha hecho cuesta arriba encontrar nombres competitivos, incluso en la provincia de Buenos Aires tuvo que conformarse con proponer al binomio Carolina Píparo – Francisco Oneto, este último abogado defensor del estafador Leonardo Cositorto, creador de Generación Zoe, una empresa vinculada al mundo de las criptomonedas y las estafas bajo la modalidad de esquema ponzi.

El termómetro de la opinión pública

En un escenario tan cambiante, las encuestas reflejan cierta volatilidad de la ciudadanía que responden al clima de incertidumbre e indefinición que atraviesa a la previa de las PASO.

En este contexto, se produce una reconfiguración prácticamente diaria que da cuenta de la existencia de un sector del electorado que aún no ha determinado fehacientemente por quien se inclinará finalmente en las urnas el próximo 13 de agosto cuando se celebren las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias.

Inmediatamente de la decisión adoptada por Unión por la Patria, las encuestadoras se volcaron a realizar sondeos de opinión. Con Massa confirmado para la carrera presidencial, la mayoría de las consultoras son coincidentes en reflejar una tendencia que da cuenta de un marcado crecimiento del ministro de economía de la Nación.

Por su parte, en el tumultuoso escenario interno de Juntos por el Cambio las mediciones arrojan datos menos nítidos, dependiendo de las encuestadoras dan victorioso tanto a Larreta como a Bullrich, por lo que se descuenta que será una interna muy reñida y se definirá por escaso margen. El dato a tener en cuenta es que predominan las encuestas que dan ganadora a la ex ministra de seguridad.

En las proyecciones acerca de las generales de octubre, el binomio encabezado por el tigrense se posiciona en primer lugar, seguido por el economista liberal Javier Milei.

Respecto a Milei, las últimas mediciones son coincidentes al sostener que ha llegado a un techo que produce consecuentemente un estancamiento de la curva de crecimiento del libertario. Esta situación viene generando gran preocupación en el búnker del polémico pre candidato de La Libertad Avanza.

En tercer lugar, figura Juntos por el Cambio con Patricia Bullrich que, como dijimos, en un mano a mano muy reñido con Rodríguez Larreta finalmente saldría victoriosa de la interna cambiemita.

En un escenario de tres tercios de cara a las PASO, el dato de la semana pasa por el crecimiento de un Massa recientemente confirmado y el estancamiento de Milei, que parece haber alcanzado tu techo.

Por Nicolás Marchiori