Baires Para Todos

Marina Calabró, al borde de las lágrimas, confirmó su separación de Rolando Barbano

La panelista contó en El Observador 107.9 que le puso punto final a su historia de amor con el periodista después de que los rumores surgieran cuando dejaron de seguirse en las redes.

A casi dos meses de que se mostrara muy feliz al blanquear que había comenzado una nueva historia de amor con Rolando Barbano (después de separarse de Martín Albrecht), Marina Calabró confirmó, al borde de las lágrimas, que el noviazgo llegó al final.

Todo comenzó cuando Yanina Latorre indagó a Marina sobre su presente sentimental después de que surgiera el rumor cuando dejaron de seguirse en las redes: “¿Querés contarme algo? ¿Estás bien? Dicen que te separaste”, indagó la panelista en El Observador 107.9.

Fue entonces que, tras una breve pausa, Marina terminó compartiendo sus sentimientos al aire: “¿Qué te puedo decir? Mirá, la verdad es que, si me pongo a hablar, lloro. Y la verdad es que no tengo ganas de llorar porque después salgo todos los portales llorando y no está bueno, no es lindo”.

Lo que pasa es que bueno, si uno empieza a dar señales en redes, viste, es como que es inevitable la pregunta. No quiero llorar”, agregó, al borde de quebrarse. Y Yanina intentó contenerla: “Si querés llorar, llorá. La gente empatiza”, expresó. Y cerró, al ver a Marina muy movilizada: “Estás muy triste y tenés el maquillaje muy corrido, no te aguantes. Somos humanos. Hay algo que es espantoso que es pasarla mal, tener que laburar en vivo y no poder quedarte en tu casa”.

Así hablaba Marina Calabró tras confirmar su relación con Rolando Barbano

En medio de la felicidad que vive a poco de blanquear que comenzó una nueva historia de amor con Rolando Barbano (tras separarse de Martín Albrecht), Marina Calabró fue contundente al hablar de su presente sentimental.

La periodista optó por no dar detalles sobre el comienzo de este romance, pero dejó en claro que ambos estaban solteros desde hace un tiempo largo antes comenzar a salir: “No me gusta poner fechas, dar explicaciones sobre estas cuestiones porque en el fondo es como una suerte de trampa. Pero bueno, Rolando está separado hace casi un año y yo desde junio del año pasado, así que pasaron muchos meses”, comenzó diciendo Marina en una nota que dio a Implacables.

Nuestra relación es muy incipiente, estamos hablando de nada, de fines del año pasado. Y no es porque uno quiera salir a agitar un calendario, pero siempre cuando te preguntan desde cuándo, hay como una cosa que no me gusta atrás. Nunca me había pasado engacharme con un amigo y con alguien con quien tenés mucha confianza, pero desde otro lugar, y confianza al aire y fuera del aire”, agregó.

Luego, ahondó en cómo está encarando este noviazgo: “La verdad que es todo un aprendizaje y es para mí una novedad, calculo que para él también. Yo creo que la amistad entre el hombre y la mujer, él mucho no cree, así que bueno, no fue una cuestión sencilla porque es lo típico que te dicen ‘bueno, y vas a arruinar lo que tenés’, y qué sé yo. Y no es menor. Es todo un desafío”.

Asimismo, Marina reconoció que mantuvo cautela por su hija: “Primero que cuando una relación es muy incipiente, uno le quiere dar un poquito de aire y no meterle la presión de la fuera. Y segundo, ser muy prolijos en eso. No me hubiera gustado que Mía (fruto de su relación con Martín Varisoro) se enterara por la televisión porque me parece que no se lo hubiera merecido”.

Por último, la entrevistada no escatimó en halagos para el hombre que conquistó su corazón: “Es muy compañero, es el que está todo el tiempo espalda con espalda, es muy inteligente, me encanta su laburo como periodista, ya me encantaba de antes del cambio de relación y bueno, es alguien que está muy pendiente de mí y que se ha vuelto imprescindible en mi vida. Y así estamos”.