Image default

La Unión Europea decidió suspender el acuerdo para facilitar visados a ciudadanos rusos

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea llegaron a un acuerdo después de días de debate para cancelar un convenio que existía con Rusia y que facilitaba la expedición de visados para entrar en el espacio Schengen. Aunque no supone una prohibición total de entrada al bloque comunitario, dificultará la obtención de permisos para la ciudadanía rusa.

Reunidos en Praga, República Checa, los líderes de la cartera de Exteriores de los gobiernos de la Unión Europea (UE) llegaron este miércoles 21 de agosto a un consenso para imponer nuevas sanciones diplomáticas contra Rusia a raíz de la guerra en Ucrania. 

“Acordamos la suspensión total del tratado de facilitación de visados entre Rusia y la Unión Europea”, expresó el Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, en una rueda de prensa. Esta suspensión unilateral implica un cambio de paradigma en las sanciones europeas, ya que atañe a toda la ciudadanía rusa. 

Hasta ahora, el acuerdo de facilitación de visados que se había logrado en 2007 para visitas de 90 días, solo se había suspendido para algunos empresarios y militares. 

“Esto reducirá significativamente el número de nuevos visados emitidas por los estados miembro de la UE. Será más difícil, tomará más tiempo”, aseguró Borrell, quien también recordó que no se trata de una prohibición total a cualquier tipo de permiso y que se revisarán casos individuales y particulares que lo requieran. 

Además, el diplomático europeo aseguró que los países bálticos, que habían impulsado este debate en el seno de la UE al ser fronterizos con Rusia, podrán imponer medidas más restrictivas dentro del marco del tratado Schengen.

Borrell explicó que el bloque comunitario tomó esta decisión a raíz de un aumento “sustancial” en los cruces de fronteras desde Rusia hacia estados fronterizos de la UE, algo que conlleva “un riesgo de seguridad” según el alto funcionario. “Además, hemos visto a muchos rusos viajando por motivos de ocio, para ir de compras, como si no se estuviese librando una guerra en Ucrania”. 

Desacuerdos sobre las sanciones diplomáticas

Antes de llegar a este consenso, la discordia reinaba entre los distintos gobiernos de la Unión Europea. Algunos estados miembro pedían una prohibición total de la entrada de ciudadanos rusos al espacio Schengen, mientras que otros seguían reticentes a una medida tan restrictiva. 

Esta nueva suspensión de la facilitación de visados suopne un punto medio, ya que hará que los trámites sean más largos y costosos pero seguirá permitiendo la entrada de ciudadanía rusa al bloque comunitario en algunos casos, que se revisarán uno a uno.

Cuando todavía no se había anunciado la suspensión del acuerdo, Borrell había reconocido que había “diferentes posiciones entre diferentes Estados miembros”. “No podemos permitirnos aparecer desunidos en una cosa tan importante como las relaciones de persona a persona entre la sociedad rusa y la población europea”, agregó. 

La ministra alemana de Exteriores, Annalena Baerbock, admitió que los “países bálticos” otros que tienen “frontera directa con Rusia, con amplias minorías rusas, tienen evidentemente otras preocupaciones que, por ejemplo, no tienen ninguna frontera común”. 

Alemania, Francia o España fueron de los que se oponían a un veto completo, mientras que Polonia, Estonia, Letonia y Lituania ya habían dado el paso de prohibir la entrada a los rusos que obtuvieran un visado de turismo.

Incluso con el acuerdo anunciado, estos cuatro países y Finlandia, los que habían pedido con más urgencia que se restringiera la entrada a ciudadanos rusos, emitieron un comunicado conjunto en el que tacharon la suspensión actual de “un primer paso necesario” pero recordaron que hace falta ir todavía más lejos.

“Hasta que este tipo de medidas no se implementen a nivel comunitario, consideraremos adelantar medidas a nivel nacional de prohibición de visados, o restringir los cruces fronterizos de ciudadanos rusos con visados europeos, para afrontar los problemas de seguridad inminentes”, concluyeron.

Fuente: France24 con Reuters y EFE