Baires Para Todos

La rebelión de los agricultores paraliza a Alemania

Con las calles de Alemania bloqueadas por columnas de tractores, los agricultores protestan, sobre todo, contra los planeados recortes a las subvenciones para el diésel. En DW, lo que hay que saber.

Este lunes (8.01.2024) comenzaron las manifestaciones de protesta de los agricultores alemanes contra la política agraria del Gobierno alemán, con graves consecuencias para el tráfico del país. En toda Alemania , los agricultores   bloquean accesos a autopistas y paralizan también, con sus largas filas de tractores, las calles del centro de las ciudades.

En muchos lugares, los bloqueos comenzaron temprano en la mañana. En la capital alemana, se reunieron cientos de agricultores con sus tractores en la manifestación principal, en la Puerta de Brandeburgo. En otros estados, como Baviera, Brandeburgo y Renania del Norte-Westfalia , se producen “obstrucciones masivas del tráfico” en algunos puntos. Los accesos a algunas autopistas fueron bloqueados, y en ciertas calles había un solo carril libre para la circulación. Las marchas de tractores confluirán el 15 de enero en una gran manifestación en Berlín.

Recórtate a subvenciones al diésel y otros motivos.

Los agricultores marchan contra la política de austeridad del Gobierno alemán, que se hizo necesario luego de que un veredicto del Tribunal Constitucional prohibiera a la coalición destinar dinero de unos créditos aprobados durante la pandemia a otras multas. El plan de ahorro preveía inicialmente eliminar de un solo golpe las ventajas fiscales existentes para el diésel y la exención del impuesto vehicular para los vehículos agrícolas y forestales. Esto habría permitido al Registro Federal del Gobierno casi 1.000 millones de euros en ingresos adicionales.

Contra esas protestaron los agricultores ya en diciembre de 2023, y el Gobierno dio marcha atrás medidas en parte de los recortes. Actualmente, los aviones prevén que la exención de impuestos para el diésel se elimine paulatinamente, en un lapso de tres años. A partir de 2027, ya no habría más subvención al diésel. Según el Ministerio alemán de Agricultura, un establecimiento agrícola promedio debería contar con cerca de 1.000 euros más de gastos en diésel para el año 2024. La exención del impuesto sobre vehículos de motor debería seguir aplicándose de forma permanente.

El presidente de la Asociación de Agricultores de Alemania, Joachim Rukwied, afirma que las concesiones todavía no son suficientes. “Al final, eso significa morir a plazos”, dice. “Esto es inaceptable. Hay que retirarlo”.

“Si no hay más agricultores, sus platos estarán vacíos”, reza el cartel junto a un tractor en una protesta en Alemania.

¿Cómo les va realmente a los agricultores?

El periódico del sector,  Agrarheute, habla incluso de “beneficios récord” en el ejercicio 2022/23. La asociación de agricultores también alemanes afirma que los resultados operativos están en su punto más alto: “Después de muchos años flacos, la situación económica de las empresas ha mejorado significativamente en los últimos dos años”, dice el informe anual de la asociación esta asociación de cabildeo.

Las empresas a tiempo completo, aquellas que representan la fuente de ingresos más importante para sus propietarios, alcanzaron un resultado empresarial de 115.400 euros por empresa, un aumento del 45 por ciento en comparación con el año anterior. Los agricultores se beneficiaron principalmente del elevado aumento de los precios de los alimentos.

Sin embargo, el presidente de la asociación de agricultores, Rukwied, se muestra escéptico sobre el futuro, y, según el diario Tagesspiegel , supone que los ingresos disminuirán. Por ejemplo, el precio de la leche por litro cayó de su máximo de 60 centavos a 40 centavos. Por otro lado, los costos salariales continuarán aumentando, prevé. Otro dato tampoco sugiere que la agricultura en Alemania sea un negocio particularmente atractivo: el número de empresas agrícolas en Alemania viene disminuyendo desde hace décadas.

Atención con los oportunistas: ¿quién sale a la calle a protestar?

Muchos en Alemania ven con preocupación los sucesos de esta semana, y no solo por la paralización del tráfico, sino porque entre los manifestantes de las protestas de agricultores podrían mezclarse con extremistas de derecha, según políticos y la Oficina Federal de Investigación Criminal. Partidos y agrupaciones de extrema derecha ya convocaron a participar en las protestas.

El partido populista y en parte de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD) llamó en el estado de Turingia a una “huelga general” contra “los destructores de bienestar” en el Gobierno alemán. También el partido minoritario de extrema derecha La Tercera Vía ( Der III. Weg ) y la iniciativa de derecha Uno Por Ciento ( Ein Prozent ) habrían llamado a participar en las protestas.

Una turba iracunda impidió al ministro de Economía alemán, Robert Habeck, y a otros pasajeros, abandonar un ferry en el Mar del Norte la semana pasada. Los extremistas de derecha habían atizado antes los ánimos contra el político verde.

La Asociación de Agricultores de Alemania se distanció expresamente de esos hechos: “las agrupaciones de extrema derecha, los teóricos de la conspiración y otros radicales no tienen lugar en nuestra asociación”, comunicó en una declaración que fue difundida en Instagram. En entrevista con el periódico Bild am Sonntag , Rukwied dijo: “Somos demócratas, y si se produce un cambio político, será mediante la votación las urnas”.

Matthias Quent, investigador del extremismo en Magdeburgo, pidió en una entrevista para la emisora ​​Deutschlandfunk un mayor distanciamiento ante este peligro. En su opinión, los agricultores no sólo deben diferenciarse verbalmente de la extrema derecha, sino también dar ejemplo de democracia con sus carteles durante las manifestaciones. Algunos de los carteles mostraban horcas y pedían “que se fuera” el Gobierno.