Image default

La actriz Sofía Elliot posa con su pareja, Valentina Godfrid, y juntas hablan del hijo que están esperando

Socias en el mundo digital y en el amor, nos reciben en su casa en Pilar y cuentan cómo vivieron la búsqueda para ser mamás

La producción de ¡HOLA! llega a su casa de Pilar en medio de una de transmisión de Twitch, la última plataforma digital que Sofía Elliot (41) y Valentina Godfrid (37) agregaron a sus múltiples canales de comunicación desde que se animaron a contar su experiencia de vida en su ciclo de Youtube “Cómo salir del clóset con Valen y Sofi”, hace seis años. Allí la pareja de actrices armó su búnker con cámaras, aros de luz, placas de sonido, micrófonos y varias pantallas. Desde ese rincón –donde pasan horas creando contenido, comparten retazos de vida y abordan temas vinculados a la sexualidad y la identidad de género–, Sofía y Valentina anunciaron la buena noticia de que están esperando un hijo.

Embarazada de cuatro meses, Sofía Elliot confiesa que ella eligió ser la que atravesara la gestación. “Quería ser madre y vivir el embarazo”.
Actriz y productora de contenido, Valentina posa en el living, sentada sobre un mueble-bar. Junto con Sofía Elliot escribieron el libro "Animate a ser vos: todos tenemos un clóset del cual salir".
Actriz y productora de contenido, Valentina posa en el living, sentada sobre un mueble-bar. Junto con Sofía Elliot escribieron el libro “Animate a ser vos: todos tenemos un clóset del cual salir”.Tadeo Jones

“Vamos a ser mamás”, dijeron en un video que publicaron hace poco más de tres semanas. Así como en 2014 compartieron con sus seguidores su gran historia de amor y, tres años más tarde, revelaron las mejores instantáneas de su casamiento, no dudaron en compartir en sus redes los primeros pasos del tratamiento de fertilización asistida que comenzaron a principio de año. Sofía, que transita el cuarto mes de embarazo, confiesa que todavía no están listas para dar a conocer el nombre ni el sexo del nuevo integrante de la familia. “Estamos viviendo el día a día, tratando de conectarnos con esta personita que viene a sumarse a nuestra familia”, dice la actriz, reconocida por su papel en la telenovela Vidas robadas (ganadora del Martín Fierro de Oro en 2008).

–¿Cómo vivieron la búsqueda?

Valentina: A pesar de que contamos muchas cosas de nuestra vida, el deseo de ser mamás siempre lo vivimos como algo muy privado. La realidad es que desde que nuestro canal de Youtube se hizo conocido [su contenido ya alcanzó más de 50 millones de reproducciones], la gente quería que fuéramos madres. Había mucha ansiedad y por eso también decidimos mantener ese proceso en nuestra intimidad.

“Nosotras ya éramos familia antes de decidir ser madres. Creo que la familia se busca, se encuentra, se elige. Hay tías y abuelas que  maternan. Todo es posible si hay amor”, dice Valentina.
“Nosotras ya éramos familia antes de decidir ser madres. Creo que la familia se busca, se encuentra, se elige. Hay tías y abuelas que maternan. Todo es posible si hay amor”, dice Valentina.Tadeo Jones
Sofía y Valentina producen contenido y cuentan su historia de vida en "Cómo salir del clóset” a través de su canal de Youtube, entre otras plataformas".
Sofía y Valentina producen contenido y cuentan su historia de vida en “Cómo salir del clóset” a través de su canal de Youtube, entre otras plataformas”.Tadeo Jones

–¿Cómo eligieron quién transitaría el embarazo?

Valentina: Fue bastante simple. Yo no quería estar embarazada en ese momento, pero Sofi sí.

–Y a vos Sofía, ¿qué te pasó en los primeros meses del embarazo?

–Al principio sentí un poco de miedo porque tuve pérdidas, pero ahora estoy mejor. Ya pasé por las náuseas y el malestar y ahora estoy a full con las ecografías. El otro día escuché el corazón y me emocioné. Es un hijo recontra deseado. Todavía no puedo creer que hay una persona dentro de mí… Valentina: A mí me pegó muchísimo todo esto. Estoy feliz, le hablo a la panza y hago todas cosas que jamás pensé que iba a hacer. Sofía: Valen está irreconocible. La veo y enseguida me da mucha ternura. Estoy más enamorada que nunca… Creo que mejor persona no puedo tener a mi lado para este proyecto. Cada cosa que Valen piensa y hace me mata de amor, es como redescubrirla en una faceta nueva. Pensá que estuvimos siete años solas hasta que llegó este bebé a nuestras vidas.

Valentina: Nosotras ya éramos familia antes de decidir ser mamás. Creo que la familia se busca, se encuentra, se elige. Hay muchos tipos de familia… hay tías o abuelas que maternan. A nosotras nos queda aprender del proceso. En ese sentido, me gusta la idea de ir aprendiendo de los errores y entender que esa vida que se está gestando no nos pertenece, sino que tiene vida propia.

–¿Qué dijeron sus familias?

Sofía: Están felices. Todas las personas que nos conocen aman nuestro amor, aman lo que somos cuando estamos juntas. Siento que ocho años después de haber comenzado nuestra relación, ya no hay preguntas ni cuestionamientos, entienden el amor que va a recibir esa personita y va por ahí.

–¿Cuáles son los miedos que les surgieron?

Sofía: Yo tengo un poco de miedo a la crianza. Me gustaría poder darle a nuestro hijo todas las herramientas y el amor para que pueda desarrollarse en un mundo que sabemos que no es justo. Me preocupa no encontrar una comunidad escolar que tenga esta apertura y si conoce a gente que no la tiene, tratar de darle nuevas herramientas para afrontar su entorno.

“Ocho años después de haber comenzado nuestra relación, ya no hay más preguntas de quienes nos conocen. Entienden el amor que va a recibir nuestro bebé”, dice Sofía.
“Ocho años después de haber comenzado nuestra relación, ya no hay más preguntas de quienes nos conocen. Entienden el amor que va a recibir nuestro bebé”, dice Sofía.Tadeo Jones
Elliot y Godfrid en su "búnker" desde donde crean contenido para las plataformas digitales de su cuenta Valen y Sofi.
Elliot y Godfrid en su “búnker” desde donde crean contenido para las plataformas digitales de su cuenta Valen y Sofi.Tadeo Jones

MOMENTO DE BRILLAR

–¿Cómo nació la idea de “Cómo salir del clóset”?

Sofía: Surgió con la pregunta sobre qué me hubiera servido a mí, cuando estaba todavía llena de miedos y dudas, que me ayudara a salir al mundo.

Valentina: El canal nació desde un lugar de servicio también. Queríamos ayudar desde nuestra experiencia, siendo referentes positivas…, intentando también ser un nexo entre madres, padres, abuelas que no entendían cómo conectarse con sus hijas, especialmente en un momento donde aún no había mucha información en Internet.

–Mencionaste que el comienzo del proyecto se basó en su propia experiencia. ¿Fue difícil ese camino? Valentina: Salir del clóset es un proceso muy complejo. Tenés miedo del qué dirán, miedo al rechazo, al que te vean diferente… y depende mucho también de tu entorno, hay contextos machistas, religiosos y algunos más amigables. En lo personal, tuve que estar muy segura de salir para que cuando blanqueara lo mío con Sofi y recibiera los comentarios, estuviese lo más preparada posible. Sabía que lo que viniera no me iba a dañar tanto.

En la galería, con sus perros India y Zorro. Tras ocho años juntas, decidieron ser mamás. Después de atravesar un tratamiento de fertilización asistida, Sofía quedó embarazada. “Ella es la mejor persona que conozco. Admiro su transparencia, honestidad y su manera de poder vivir el presente”, dice Valentina.
En la galería, con sus perros India y Zorro. Tras ocho años juntas, decidieron ser mamás. Después de atravesar un tratamiento de fertilización asistida, Sofía quedó embarazada. “Ella es la mejor persona que conozco. Admiro su transparencia, honestidad y su manera de poder vivir el presente”, dice Valentina.Tadeo Jones

Sofía: Lo mío fue en cuotas. Primero hablé con mis amigas, después con mi familia y por último en mi trabajo. Cuando me puse de novia con Valen yo estaba en un momento muy bueno en mi carrera como actriz y por eso tenía mucho miedo de perder oportunidades. Me acuerdo que un productor me dijo que si decía que era lesbiana no iba a trabajar más. La pasé muy mal, no podía brillar ni sacar lo mejor de mí. En mi caso, se trató de un tránsito de diez a quince años dedicados a salir del clóset. Me costó un montón. Sin embargo, cuando lo logré y pude exteriorizar y ser yo, la vida me sorprendió y me dio todo lo más lindo que podía tener. ¡Soy tan feliz!•