Baires Para Todos

Jorge Macri quiere a los policías de negro por cree que el celeste y el bordó no generan respeto

El jefe de gobierno quiere una actitud más aguerrida y volverá a los tonos oscuros que usaba la federal.

 Jorge Macri busca cambiar el color de los uniformes de la policía porteña. El jefe de gobierno quiere una actitud más aguerrida y cree que el celeste y el bordó no generan respeto.

La semana pasada el gobierno porteño nombró a un hombre de la fuerza como nuevo jefe de la Policía de la Ciudad. Se trata de Pablo Kisch, quien reemplazó a Diego Kravetz. Pero esa no es la única modificación que Jorge Macri implementó.

El cambio del azul de la federal a los colores actuales llegó con la transferencia acordada entre Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta.

El entonces jefe de gobierno porteño buscaba que la flamante fuerza de seguridad porteña “empezara de cero” y tuviera una imagen más más amigable que la de su antecesora que cargaba con una historia de escándalos. 

El entonces jefe de gobierno porteño buscaba que la flamante fuerza de seguridad porteña “empezara de cero” y tuviera una imagen más más amigable que la de su antecesora que cargaba con una historia de escándalos

A pesar de que varios exonerados de la Federal pasaron primero a la Metropolitana y luego a la Policía de la Ciudad, el gobierno porteño decidió cambiar los uniformes. Los colores elegidos provocaron quejas en los traspasados de la Federal, pero no pudieron hacer mucho más.

Jorge Macri quiere a los policías de negro por cree que el celeste y el bordó no generan respeto

Jorge Macri considera que la actual policía no le mete miedo a los delincuentes y para imponer respeto comenzó por cambiar los uniformes.

Se supone que la licitación saldrá a fin de año y en el gobierno esperan tener a todos los policías con los nuevos uniformes siete meses después de firmado el contrato.