Baires Para Todos

Israel recuperó el cuerpo del sobrino de León Gieco 

Ron Sherman tenía 19 años y había sido tomado rehén por Hamas

El Ejército israelí admitió haber matado a tres israelíes que estaban cautivos dentro de la Franja de Gaza, a los que identificaron erróneamente como una amenaza.

Israel anunció este viernes mediante un comunicado que recuperó los cuerpos de tres personas que habían sido tomadas como rehenes por Hamas el pasado 7 de octubre, entre ellos Ron Sherman, sobrino nieto de León Gieco

Ron Sherman

Sherman tenía 19 años. Era hijo de Alex, sobrino de León Gieco, y tenía doble ciudadanía: israelí y argentina. Desde hacía un año cumplía el servicio militar obligatorio en Israel. La última vez que habló con su familia fue en la mañana del 7 de octubre, cuando la base militar en la que se encontraba fue atacada por Hamas.

Mientras ocurrían explosiones y disparos, Sherman les contó en una llamada que había ido al refugio y en un momento les dijo que no podía hablar más y cortó. Luego continuó comunicándose con su familia por medio de mensajes de texto en Whatsapp. Su padre relató en una entrevista que Sherman les habló sobre los tiroteos y que escuchaba voces que daban órdenes en árabe. En un momento dijo: “No puedo hablar más, estoy terminado, los quiero mucho. Chau”. Desde entonces el teléfono se desconectó.

Cuando el ataque terrorista se convirtió en noticia a nivel mundial, el grupo palestino difundió imágenes en internet del secuestro de Sherman  y otros soldados israelíes. En ellas se podía observar al joven vestido con una remera y pantalón corto, y mostraba marcas de golpes. Fue lo último que supieron de él.

Días después, León Gieco pidió en redes sociales por la paz entre árabes e israelíes. “Soy León Gieco y (estoy) como músico comprometido desde siempre con la paz y hoy abrumado por la situación extrema en Medio Oriente, por la ceguera y dureza de los políticos y estos actos de terror, donde las víctimas siempre son los pueblos, tanto palestinos como israelíes, siempre los pueblos”, señaló. “Pido por una salida pacífica en este conflicto milenario y cruel, pido por el regreso de todos los rehenes a sus lugares y en mi caso particular pido por la vuelta de mi sobrino Rony Sherman, por el amor que nos une como familia y por el amor universal que no debe morir jamás”, añadió.

Además de Sherman, también se recuperaron los restos del soldado Nik Beizer, de la misma edad, y del franco-israelí Elya Toledano, de 28 años. Este último fue secuestrado durante el ataque contra una fiesta que se celebraba en el desierto, donde fueron asesinadas unas 360 personas. Había ido junto a su amiga franco-israelí Mia Shem, que fue liberada durante la breve tregua acordada entre Israel y Hamas, a fines de noviembre.

Muertos por error

Por otro lado, las tropas israelíes admitieron que mataron por error a tres de las personas secuestradas por Hamas en la Franja de Gaza. “Durante los combates en Shujaiya, las Fuerzas de Defensa de Israel identificaron erróneamente a tres rehenes israelíes como una amenaza. Como resultado, las tropas dispararon contra ellos y los mataron”, indicó un comunicado militar, que no especifica cuándo ocurrió el hecho.

Los rehenes fueron identificados como Yotam Jaim, un músico de 28 años, y Alon Lulu Shamriz, un estudiante de informática de 26 años, ambos secuestrados en el kibutz de Kfar Aza; además de Samer Fuad al Talalka, un ciudadano beduino israelí de 25 años, natural de Hura, que fue tomado cautivo en el restaurante familiar cerca del kibutz Nir Am en el que trabajaba. Sus cuerpos fueron llevados al centro Hatzvi en la base militar de Shura, donde se ha reconocido a la mayoría de las víctimas del ataque del grupo islamista. “Representantes de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) y de la Policía notificaron a todas sus familias”, subrayó el escrito.

El Ejército lleva más de una semana luchando intensamente contra Hamas en Shujaiya, un barrio a las afueras de la ciudad de Gaza, considerado uno de los bastiones del grupo y donde Israel cree que esconden a varios de los rehenes que retienen. “Esta es una zona donde los soldados se toparon con muchos terroristas, incluidos terroristas suicidas”, manifestó por su parte el portavoz de las FDI, Daniel Hagari, quien catalogó lo ocurrido como “un acontecimiento triste y doloroso del que el Ejército israelí es responsable”. También mencionó que por el momento no está claro si los tres rehenes acribillados habían logrado huir de su cautiverio o directamente fueron abandonados por los milicianos que los tenían retenidos.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo recibir con dolor la noticia. “Todo el Estado de Israel estará de luto esta noche. Mi corazón está con las familias afligidas en estos momentos”, expresó en un mensaje publicado en sus redes sociales. “Incluso en esta noche difícil, vendaremos nuestras heridas, aprenderemos las lecciones y continuaremos con un esfuerzo supremo para devolver a todos nuestros secuestrados a casa sanos y salvos”, agregó.

Los que siguen cautivos

Luego de anunciar la recuperación de todos los cuerpos, Israel indicó que da por muertos a otros 20 rehenes de entre los 132 que siguen en el territorio palestino. “Hamas tiene actualmente los cuerpos de veinte rehenes, sabemos que fueron asesinados en cautividad”, lamentó el portavoz del Gobierno de Israel, Eylon Levy, en una conferencia de prensa.

De los más de 200 secuestrados por Hamas en el ataque que mató a 1.200 personas, fueron liberados hasta ahora 118: 86 israelíes y 24 de otras nacionalidades. Entre los que permanecen cautivos figuran 121 israelíes, ocho tailandeses, un nepalí, un tanzano y un franco-mexicano, según datos de la Oficina del Primer Ministro de Israel. 113 son hombres y 19 mujeres, entre ellos dos menores y diez mayores de 75 años.

Israel no se pronuncia sobre posibles negociaciones para liberarlos, mientras repite que no parará hasta traerlos a casa, entre críticas de los familiares hacia un Gobierno que consideran que puede hacer más. Netanyahu, a su vez, acusa de que parecen haberse olvidado de ellos organismos internacionales y a organizaciones humanitarias como Cruz Roja, cuya presidenta, Mirjana Spoljaric, se encuentra en territorio israelí tras haber estado en la Franja de Gaza. Por su parte, el grupo islamista advirtió el domingo pasado de que ningún rehén será liberado a menos de que Israel acuerde intercambiarlos por palestinos presos.

Desde que Israel declaró el estado de guerra y comenzó una operación militar por tierra, aire y mar en el territorio palestino, ya suman casi 18.800 los palestinos muertos –la mayoría mujeres y niños– y más de 50.800 heridos, según el último balance brindado por el Ministerio de Sanidad de Gaza. En tanto, el Ejército israelí informó en un comunicado  la muerte en combate de tres de sus soldados, lo que eleva la cifra de bajas en sus filas a 119 desde el comienzo de su ofensiva.