windows 10 pro office 2019 pro office 365 pro windows 10 home windows 10 enterprise office 2019 home and business office 2016 pro windows 10 education visio 2019 microsoft project 2019 microsoft project 2016 visio professional 2016 windows server 2012 windows server 2016 windows server 2019 Betriebssysteme office software windows server https://softhier.com/ instagram takipçi instagram beğeni instagram görüntüleme instagram otomatik beğeni facebook beğeni facebook sayfa beğenisi facebook takipçi twitter takipçi twitter beğeni twitter retweet youtube izlenme youtube abone instagram

Image default
Internacionales

Ya rige el Pase Sanitario en Francia

El proyecto de ley que desemboca en la creación del pase de vacunas en toda Francia fue aprobado por la Asamblea Nacional este domingo luego de un intenso trámite y debate parlamentario. Este nuevo documento sustituirá al pase sanitario vigente y hará que solamente sea válido estar vacunado para que los franceses puedan disfrutar de una vida social prácticamente normal. 

Francia da un paso más para restringir las actividades de quienes todavía no hayan querido vacunarse. Este domingo, el Parlamento del país dio el visto bueno a la aprobación del proyecto de ley del pase de vacunación. Este documento sustituirá al vigente pase sanitario y hará que los que todavía no estén inmunizados tengan más complicado poder disfrutar de actividades de ocio, sociales o culturales. 

El trámite no ha sido nada fácil de sacar para el Gobierno de Emmanuel Macron. Durante su legislación en el Senado y la Asamblea Nacional se ha visto expuesto a numerosos debates, pero finalmente salió adelante con 215 votos a favor, 58 en contra y 7 abstenciones. 

El mandatario francés y su Ejecutivo sacaron adelante este nuevo documento en medio de una oleada de casos que han registrado cifras récord en todo Francia por culpa de la variante Ómicron del coronavirus y a pesar de las numerosas protestas que desde hace días han tomado las calles por parte de los colectivos antivacunas de la nación gala. 

Macron y su Gobierno tienen la convicción de que la única forma de combatir la pandemia es a través de la vacunación masiva y quieren penalizar así a todos aquellos que no han querido inmunizarse todavía. El nuevo pase de vacunas sustituye al pase sanitario, que contemplaba la realización de una prueba de diagnóstico -PCR o de antígenos- en las últimas horas como válidas para gozar de ese pase.

Ahora la única opción válida será tener el número de dosis indicadas. Es decir, tres o dos y el documento que certifique haber superado la enfermedad en los últimos seis meses. 

Aquellos que sigan sin querer vacunarse tendrán restringido su acceso a todo tipo de eventos culturales -como cines, teatros o conciertos-, bares y restaurante e incluso al transporte de media y larga distancia. Un golpe muy duro que prácticamente reduciría a cero su vida social o, sin lugar a duda, la dificultaría seriamente. 

El objetivo de estas medidas es que estas personas se vean obligadas a vacunarse si quieren recobrar un nivel de vida prácticamente normal. 

El ministro de Salud de la nación europea, Olivier Véran, se pronunció en Twitter al asegurar que “con el pase de vacunación, Francia dispone de una nueva herramienta para proteger a nuestros conciudadanos”.

También aumentan las sanciones a quienes sean descubiertos con un pasaporte de vacunas falso, que podrán ser condenados a un máximo de cinco años de cárcel y 75.000 euros de multa. Algunas de las personas que seguían sin vacunar habían utilizado esta maniobra, pero el riesgo ahora será extremadamente alto. 

Una batalla legislativa en la Asamblea Nacional

La aprobación del proyecto de ley para aplicar el pase de vacunación tomó varios días, no sin antes presenciar un rifirrafe entre los legisladores franceses que se oponían a la propuesta anunciada por el primer ministro Jean Castex y confirmada luego por el ministro de Salud, Olivier Véran.

Un intercambio de culpas, del presente y del pasado, se escuchó durante las sesiones en la Asamblea Nacional entre parlamentarios de la derecha y de la izquierda. Pero, fue con la entrevista del presidente Emmanuel Macron para el diario Le Parisien que el incendio se avivó durante los acalorados debates en la Cámara Baja.

Los voy a “molestar”, dijo el mandatario francés cuando le preguntaron sobre las personas que aún no se han vacunado contra el Covid-19 en el país. En otras palabras, Macron dio a entender que no dejará en paz a los antivacunas e impondrá todas las restricciones que sean necesarias para que los casi cinco millones de personas que rechazan la vacuna en Francia se decidan a recibir un pinchazo de una vez por todas. La cifra de no vacunados supone un 7,3% de la población nacional.

La variante Ómicron del coronavirus ha causado hasta ahora más de 300.000 casos diarios en Francia y son las personas no vacunadas la gran mayoría de los enfermos graves en los hospitales, por lo que el Gobierno quiere que la reciente ley aprobada entre en vigor la próxima semana a fin de contribuir a contener la actual ola de la pandemia.

Desde finales del año pasado se han registrado varias protestas callejeras contra el pase de vacunación, pero, han sido encuentros poco multitudinarios según las autoridades. Este sábado, cerca de 50.000 personas se congregaron en toda Francia, mientras que en París fue convocado un pequeño grupo por el partido ultraderechista, Los Patriotas, liderado por Florian Philippot.

Al respecto, el ministro del Interior francés, Gérald Darmanin denunció en su cuenta en Twitter una foto en la que un grupo de activistas de extrema derecha del movimiento de Philippot hacen un saludo nazi. “Esta foto tomada al margen de la manifestación anti-pase del llamado movimiento “Patriotas” conmociona a muchos, y con razón. A mi pedido, la Prefectura de Policía envió un informe a la Justicia para que se haga todo el seguimiento necesario”, expresó el funcionario, citado por el diario Le Progrès.

Limitaciones para los viajes dentro y fuera de Francia

Si las restricciones ya se sentían en la vida diaria con el pase sanitario, ahora se sentirán mucho más con el pase de vacunación para los no vacunados y también para los que no tengan la dosis de refuerzo.

Según el diario Le Figaro, “a partir del 15 de enero, las personas mayores de 18 años que no hayan recibido un refuerzo de la vacuna siete meses después de su última inyección (dos dosis) o estén contagiados por Covid-19 tendrán desactivado su pase sanitario. Entre 500.000 y 700.000 franceses podrían verse afectados, según el ministro de Salud, Olivier Véran. A partir del 15 de febrero, este plazo se reducirá a cuatro meses. Esto complicará los viajes en Francia y ya no será posible tomar un tren de larga distancia, tomar un vuelo doméstico, visitar un museo, ir a un bar o a un restaurante”.

Hacer las cuentas de los días o meses se vuelve complicado, o al menos, ese es el sentimiento de muchos franceses que piensan viajar al extranjero y viceversa. En la Unión Europea, por ejemplo, a partir del 1 de febrero, la validez del certificado de vacunación quedará limitada a 270 días (nueve meses) tras un calendario de vacunación completo.

Según el diario francés, la Comisión Europea especifica que se trata de una duración máxima: algunos Estados pueden decidir reducirla aún más, como en Francia, por tanto, a partir del 15 de febrero serían cuatro meses en lugar de nueve.

Fuente: France24

Leave a Comment

instagram volgers kopen volgers kopen buy windows 10 pro buy windows 11 pro