windows 10 pro office 2019 pro office 365 pro windows 10 home windows 10 enterprise office 2019 home and business office 2016 pro windows 10 education visio 2019 microsoft project 2019 microsoft project 2016 visio professional 2016 windows server 2012 windows server 2016 windows server 2019 Betriebssysteme office software windows server https://softhier.com/ instagram takipçi instagram beğeni instagram görüntüleme instagram otomatik beğeni facebook beğeni facebook sayfa beğenisi facebook takipçi twitter takipçi twitter beğeni twitter retweet youtube izlenme youtube abone instagram

Image default
Internacionales

Rusia se retira de la isla de las Serpientes y Ucrania lo celebra como una victoria militar

El Ejército ruso anunció su retiro de una estratégica isla ucraniana que había conquistado al principio de la invasión. La justificación que da el Ministerio de Defensa ruso para su repliegue de la isla de las Serpientes es que lo hace para no interferir en los esfuerzos de la ONU y así evacuar los cargueros con cereal ucraniano. Sin embargo, para Kiev, la decisión se debe a una derrota militar de Moscú. 

Hay dos versiones sobre el estratégico islote. Por un lado, el kremlin ha mostrado la retirada de la isla de las Serpientes (también conocida con el nombre de Zmiinyi), punto clave por su posición para controlar el mar Negro, como un gesto de “buena voluntad”.

Según el Ministerio de Defensa, la movida se hace para “demostrar a la comunidad internacional que Rusia no interfiere en los esfuerzos de la ONU para organizar un corredor humanitario para la exportación de productos agrícolas desde el territorio de Ucrania”.

Por otro lado, el Ejército de Ucrania sostiene que los rusos huyeron en dos pequeñas lanchas rápidas después de un aluvión de artillería ucraniana y ataques con misiles que habían comenzado en las últimas semanas.

¿Es entonces un acto de “buena voluntad” rusa o una victoria militar de Ucrania? Ambas partes se sostienen en sus verdades. El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Ígor Konashénkov anunció este jueves 30 de junio que “las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa completaron sus tareas asignadas en la isla Zmiinyi y retiraron la guarnición estacionada allí”.

Y agregó que “esta decisión no permitirá a Kiev especular sobre el tema de una inminente crisis alimentaria, al referirse a la imposibilidad de exportar grano debido al control total de Rusia sobre la parte noroeste del mar Negro”.

Ucrania y Occidente han acusado a Rusia de bloquear los puertos ucranianos para impedir las exportaciones de granos, contribuyendo a una crisis alimentaria mundial. Rusia ha negado las acusaciones y ha dicho que Ucrania necesita retirar las minas del Mar Negro para permitir una navegación segura.

De ahí que el Kremlin considera que ahora “la pelota está en el tejado de Ucrania, que aún no ha despejado la costa del mar Negro, incluidas las aguas próximas al puerto” de Odessa, el único que queda bajo su control.

Pero esta versión de la “buena voluntad” ha cambiado en el transcurso de este jueves 30 de junio. Rusia acabó admitiendo en la cuenta de Telegram del Ministerio de Defensa que era por los contraataques ucranianos. “Se tomó la decisión de retirar la guarnición de la isla para evitar pérdidas” entre las filas del Ejército, ya que “la principal prioridad es la vida de los soldados y oficiales rusos”, indicó.

La isla, dijo el Ministerio de Defensa ruso, “tiene una importancia estratégica, pero en estos momentos ya no cumplía su función de control del espacio aéreo y, dados los constantes ataques de las Fuerzas Armadas de Ucrania, se gastaron grandes recursos en su mantenimiento”.

Para Ucrania la retirada es una victoria

Ucrania lleva semanas efectuando contraataques sobre la isla, la última vez fue anoche (miércoles 29 de junio), según dijo el Mando Sur, y recientemente el jefe del Departamento de Inteligencia Militar de Ucrania (GUR), el mayor general Kyrylo Budánov, había asegurado que éstos continuarían hasta que la isla fuera liberada.

“Doy las gracias a los defensores de la región de Odessa que han hecho todo lo posible por liberar un territorio estratégicamente importante”, dijo en Telegram el comandante en jefe de las fuerzas armadas ucranianas, Valerii Zalujnii. Y escribió en Facebook que el Ejército ruso “fue incapaz de resistir el fuego de nuestra artillería, misiles y ataques aéreos y abandonó la isla Zmiinyi”.

“¡KABOOOM! Ya no hay tropas rusas en la Isla de las Serpientes. Nuestras Fuerzas Armadas hicieron un gran trabajo”, tuiteó el jefe de la Oficina del presidente de Ucrania, Andriy Yermak.

¿Por qué es estratégica la isla de las Serpientes?

Esta isla rocosa, situada en el mar Negro, a unos 45 kilómetros de las costas ucranianas y rumanas, tiene un gran valor estratégico porque se encuentra a lo largo de una concurrida ruta de navegación y quien la domine tiene el control del mar, la tierra y el aire en la parte noroeste del mar Negro y el sur de Ucrania.

Rusia tomó el control del islote en los primeros días de la guerra con la aparente esperanza de usarla como escenario para un asalto a la ciudad portuaria de Odessa.

Ahora, no está claro si la retirada de la isla significa un cambio en los diseños de Moscú en Odessa, el puerto más grande de Ucrania, crucial para el envío de grano a África, Medio Oriente y otras partes del mundo, y también es la sede de la armada del país.

Está isla ha adquirido un significado casi mítico para la resistencia ucraniana a la invasión rusa cuando un guardia fronterizo ucraniano, Román Gríbov, que fue capturado con 12 compañeros por los rusos en la pequeña isla, respondió con el dedo medio alzado a la exigencia de rendición, en un mensaje de radio, de los comandantes del buque insignia de los rusos en el mar Negro, el “Moskvá”, hundido en abril por Ucrania.

Los defensores ucranianos de la isla fueron capturados por los rusos, pero más tarde liberados como parte de un intercambio de prisioneros. Después de que la isla fue tomada, el Ejército ucraniano ha bombardeado, hasta hoy, fuertemente la pequeña guarnición rusa allí y sus defensas aéreas.

La isla de las Serpientes, nombre dado por los marineros otomanos que la evitaban por estar repleta de serpientes marinas, ya no tiene ni uno solo de estos reptiles en su apenas kilómetro cuadrado de superficie. Pero si quedan, según el GUR, complejos rusos de defensa aérea, tres unidades de sistemas de artillería de cohetes, un grupo de lanchas y unidades de fuerzas especiales.

El islote servía para dar cobertura a la aviación rusa y la flota del mar Negro, entre otras ventajas estratégicas. Y esta es la razón por la que Ucrania quería recuperarla.

Además, según reporta EFE, la semana pasada efectuaron dos contraataques contra la guarnición rusa en la isla y golpearon sendos complejos de misiles y cañones antiaéreos Pantsir-C1, una estación de radar y vehículos militares.

Al término de la cumbre histórica de la OTAN en Madrid marcada por la guerra de Ucrania, el primer ministro británico, Boris Johnson, dijo que ve la retirada de Rusia como una señal de que Ucrania prevalecerá en la guerra lanzada por el presidente ruso, Vladimir Putin.

“Al final, será imposible que Putin retenga a un país que no aceptará” la ocupación, dijo Johnson.

Fuente: France24

Leave a Comment