Image default
Las mas leidas Sociales

Recuerdos

De manera automática, casi como un acto reflejo, dos de los primeros gestos que me he acostumbrado a hacer durante esta cuarentena pocos minutos después de despertarme, es prepararme un café y mirar mi teléfono celular, el cual me da una especie de ilusión de continuar en contacto con el mundo que no se circunscribe a los límites de mi casa.

Podría decirles que, por lo que escucho, es una sensación que compartimos muchos, pero que a veces, como hoy, y sin dejar de atribuirlo a la ignorancia de ciertas cuestiones técnicas, juega malas pasadas.

8AM mi móvil, sin pantallas protectoras, alarmas ni búsquedas de consentimiento, me dice: “Redescubre este día. 3 jul 2014. Hace 6 años”.

Inmediatamente debajo de este mensaje escrito, me mostraba un patchwork de fotografías de un viaje imposible de olvidar, que tenía hasta ese momento muy bien atesorado en el fondo del baúl de mis recuerdos, junto a mi madre, quien ya ha partido definitivamente de este mundo para no regresar.

En ese mismo acto pensé: qué sabios y cuidadosos son los recuerdos que se asoman a nuestra memoria en el momento justo, cuando los necesitamos, cuando estamos dispuestos, cuando estamos preparados. Como se dejan construir, recuperar y dosificar, despacito, sin apuro, hasta donde podemos tolerarlos, sin resistirse a buscar ayuda externa.

Y como las imágenes que nos vienen desde el exterior, en este caso desde la memoria imborrable de Google, que aparecen impuestas, días y horarios exactos, sin que nosotros las hayamos convocado, atraviesan nuestras barreras protectoras, invadiéndonos con la excusa de la sobre prestación de facilitarnos todo y de traernos hasta los recuerdos.

Paradójicamente, pareciera que Google se ha olvidado de este detalle: Los recuerdos son huellas mnémicas que viven en nuestro aparato psíquico, algunos más lejanos que otros, algunos más fáciles de acceder que otros, algunos reales, algunos encubridores, algunos fantaseados, algunos borrosos, algunos en color, algunos en blanco y negro, y son de nuestro exclusivo patrimonio.

Freud en su texto “Recordar, repetir y reelaborar” (1914) dice que el olvido de impresiones, escenas, vivencias, se reduce las más de las veces a un “bloqueo” de ellas. Cuando un paciente en un tratamiento analítico, se refiere a este olvido, rara vez omite agregar que, en verdad lo ha sabido siempre sólo que no se le pasaba por la cabeza. También nos habla como ya les mencioné, de recuerdos encubridores, en estos se conserva lo esencial de la vida infantil. Para un tipo particular de vivencias muy importantes acontecidas en la muy temprana infancia momento en el cual no fueron comprendidas, es difícil despertar un recuerdo. Sin embargo, los sueños nos ayudan a tomar noticias de ellas.

A diferencia de lo planteado hasta ese momento por la técnica hipnótica precedente, nos dice que el paciente analizado no recuerda, en general, nada de lo olvidado y reprimido, sino que lo actúa. Lo repite como acto, sin saber que lo hace. Y nos pone un ejemplo concreto diciendo que un analizado no recuerda haber sido incrédulo y desafiante ante sus padres, en cambio, repite esa posición ante la persona del analista. Mientras mayor sea la participación de la resistencia del paciente, más será sustituido el recordar por el actuar (repetir).

Y aquí surge la pregunta: ¿Qué repite o actúa? Todo cuanto de las fuentes de su reprimido ya se ha abierto paso hasta su ser manifiesto (inhibiciones, actitudes inviables, rasgos patológicos de carácter, síntomas)

Pero volviendo a 2020, a la obsesión por no dejar escapar nada, de guardar todo en memorias internas y externas, Google, se toma las atribuciones que nosotros mismos le vamos dando sin darnos cuenta, e intenta “satisfacernos” y traernos imágenes para nuestra memoria, imágenes exactas, en días exactos, del acontecimiento vivido, arrasando con nuestras medidas protectoras. Imposible pedirle a Google que “recuerde” esta información. El sólo intenta ser servicial. Me parece que lo más efectivo será reconfigurar mi teléfono celular.

Por Paula Martino-Psicoanalista

Leave a Comment

escort bayan bayan escort pornhub türk porno hd porno sikiş hikayeleri travesti porno bayan escort escort bayan bayan escort casino