istanbul escort Lipstick kıbrıs

kayseri escort ankara escort
sex hikayeleri türk porno

Narcotráfico primavera/verano

La lucha chic contra el Narcotráfico en los campos de plantaciones de Paraguay.

Anteúltimo relevamiento nacional 2019

La construcción de estados siempre fue funcional para que el narcotráfico se constate en su solvencia y constate, a su vez, la fertilidad de la tierra argentina para que su proceso siga su curso en curva ascendente.

Del estado de sensación al estado de incautación, la principal vertiente del crimen organizado encontró sentidos en donde la masacre entre ellos no era la vía para el dominio del negocio.

La estrategia requería apaciguar los egos. La misma, se asentaba en el pacto de regulación territorial y de mercados. Estrategia fundamental y configurada para trazar las tácticas de expansión. Razón por la cual, los homicidios, en alza o en baja, no reflejan en nuestro país la influencia del proyecto de poder. El cual, se encuentra estoico al observar, que ningún eslogan fue cumplido, y que el diseño de lucha estuvo basado en lícitos voluntarismos, en los argumentos de las rentables series de Netflix y en una eterna reactividad.

Es decir, el narcotráfico evolucionado observó que el tratamiento utilizado para combatirlo es, y fue el mismo que quedó agotado en los años ‘80.

El trabajo en el territorio, agudo, minucioso y sin necesidad de un despliegue espectacular, nos muestra la ausencia de patrullajes preventivos en los ríos por parte de Prefectura. Una fuerza federal definida por varios investigadores nacionales e internacionales, como una “asociación” que entiende, aparentemente, que algunos aspectos de su trabajo, requieren de un reconocimiento generoso aparte. Pero esto no es algo de los últimos 3 años. Es, sin más, la consecuencia de la desidia y la posterior exaltación de capacidades de operatividad imaginarias sin la debida depuración. Sin el debido testeo subterráneo.

Por su parte, Gendarmería, es la Fuerza Federal que goza de una sana ausencia de corrupción estructural. Lo que hace que toda medida de reacción o de diseño, esté asentada en su figura. Incluso, hasta la del Servicio Militar Voluntario que viene a descalificar, por torpeza, el área educativa nacional.

La Gendarmería, para el Ministerio de Seguridad, técnicamente conciliado, es el plan y el parche cuando la realidad los excede. Tanto es así, que su uso y abuso, desgasta a la fuerza rifada en operativos que deberían estar a cargo de las fuerzas provinciales. Sin embargo, escenografía mata racionalidad.

Los protones corruptos aislados de Gendarmería se ponen en evidencia en el imaginario fantástico de los barrios seguros, especialmente, de la Villa 31 y la Villa 1-11-14. Donde parece que los Gendarmes padecen, en algunos casos, de miopía y/o astigmatismo. Villas en donde todo se consigue, en donde todo se cocina. En donde todo está como era entonces, con la excepción de los uniformes.

Lugares emblemáticos del narcocrimen enquistado, en donde una Fiscal de Narcotráfico, como la Dra. Mónica Cuñarro, con experiencia y certezas, recibe causas no representativas a una realidad tomada desde Rolando Graña hasta Clarín.

Pero también las rutas nacionales son centros de monitoreo de protones federales abúlicos. Observar, por ejemplo, el paso de una camioneta sin patente que atraviesa el puesto de control sin control y mucho menos, sin persecución. Es que parece que el tema de la persecución, el barro, los tiros y la sangre, no forman parte de la matriz de lucha chic contra el crimen organizado conformada de recursos calmos. Tan delicados como los exponentes del Ballet Bolshoi.

(Ver Combate sin caídos: http://soclauraetcharren.blogspot.com/2019/06/combate-sin-caidos-ni-de-un-lado-ni-del.html )

Plantaciones glamorosas

En las plantaciones del Paraguay, cortando la maleza, y sacando de raíz la materia prima del negocio narco, la Ministro Bullrich no pierde su glamour.

Con una sonrisa y en estado de circunstancia para las fotos y la filmación, lleva con estilo un equipo marcado por la tonalidad de los colores crema que destacan entre el verde del cannabis, de la marihuana. Acompaña, el desafío territorial postural que recuerda por momentos a aisladas escenas del film “África Mía”, con un sombrero acorde a la ocasión y a la estación primaveral. Tomada de sus manos, como una diva, por dos caballeros.

En ese contexto estético y de lucha, la Ministro volvió al territorio paraguayo para acompañar un combate, el de Paraguay, que no va en sintonía con las acciones argentinas que se dan el lujo de prescindir de un Director de Inteligencia Criminal.

Porque más allá de la Nueva Alianza, mientras la SENAD del país hermano va por los centros de acopio y las plantaciones, y aborda los mercados no predominantes en la región, el trabajo argentino no da, acabadamente, ni con las cocinas de estiramiento, ni con los laboratorios. Tampoco con el Cripy, ni con la máxima pureza. (Colombia)

Entonces, cuando los investigadores y los medios bajan rigurosamente línea ante el estado cuantitativo marihuanero que siempre se celebra, las operaciones de Velo y Engaño estallan. La obviedad y el síntoma se hacen presentes y se coloca a los narcotraficantes en el infantilismo de llevar, cientos de kilos de cocaína, en mochilas y módicas valijas para despachar a España. A la vista. Casi pidiendo ser descubiertos.

En síntesis, mientras Paraguay busca el viraje proactivo, Argentina se sigue sosteniendo en la reacción. Porque es solo con reacción que se puede sostener la compulsividad comunicacional del método que lleva a la mutación y a la reproducción en el Menudeo.

Datos que irritan

Ni la ley de derribo, ni el negocio de las lanchitas con Israel (que abrirá con el tiempo las picardías diplomáticas de seguridad con China) que no sirven para patrullar, revirtieron que el grueso de ingreso y circulación del narcotráfico en Argentina es la vía terrestre.

Los porcentajes actuales son los siguientes:

  • 80% vía terrestre.
  • 15% vía fluvial.
  • 5% vía aérea.

Números que indican que la mala distribución de fuerzas federales alimenta al aparato tentacular que sigue estando por delante de la lucha. Porque a la fecha, ni se destrabó la complejidad de la Hidrovía, ni la “Morsa” salió de las aguas para darle, a las autoridades, el “Chapo” Guzmán que necesitaban construir. Como si en Argentina, no hubiese material sobrado para saber que la problemática ya no es una amenaza, sino un riesgo tras su consagración en el año 2014.

Otro dato numérico interesante que surge tras el cruce de variables recogidas en la frontera norte, es que se incauta el 12 % de la marihuana que ingresa al país pero que la diferencia, dentro de ese número, la hace la droga “enfriada”. Se trata, la droga “enfriada” del regalo que los narcos les hacen a las fuerzas federales para alimentar su ego. Casi al grito de, “Sí, se puede”.

(Ver Narcotráfico a la carta: http://soclauraetcharren.blogspot.com/2019/03/narcotrafico-la-carta_24.html )

Más abajo nos encontramos con la incautación de cocaína y drogas de síntesis. Donde los porcentajes de incautación, del total de lo que ingresa, no alcanzan el 10% a pesar de los funcionarios y/o seguidores orgánicos que alimentan la causa reactiva.

Ronda, aproximadamente, entre el 5 y el 7% porque los decomisos de cocaína en la región del NEA son de escasos a nulos producto de la falta de investigación criminal que no dio con las triangulaciones que hacen que los mercados aumenten el precio del kilo por kilómetro y por burla de destacamentos.

En ese mismo orden, se observa el exponencial crecimiento de los operativos contra el Narcomenudeo en las provincias comprometidas con la lucha de la venta a menor escala, pero también, contra la narcocriminalidad. Ocurre, que ni antes ni ahora, se abordó al crimen organizado desde las fronteras. Es decir, desde donde comienza la seguridad de un país. Con lo cual, sus inseguridades, producto de una presencia escasa de recursos humanos, de controles dispersos y de protones aún desviados, afectan sostenidamente la seguridad interna del país que hace, que los operativos contra el Narcomenudeo no tengan techo.

Ver los costos de las triangulaciones en la siguiente placa:

La exaltación del fracaso de USA

La estructura narcótica en Argentina sabe que aún falta mucho para tocarla. Para llegar, de lleno, a ese fondo que lleva décadas de construcción y connivencias.

El acuerdo del intendente de Itatí con la justicia no le marcó la cancha al Narcotráfico sino a los defensores de los “arrepentidos”. Una justicia que, en oportunidades varias, se ocupa de no construir seguridad. Así es que con el acuerdo, se destruyó el avance sobre una de las líneas de la matriz subterránea del narcotráfico en Corrientes. Provincia más compleja de la Región del NEA, con grandes aportes nacionales en materia de seguridad y con un ex Gobernador, Colombi, que aún no explica sus razones para haber intentado interrumpir un allanamiento en Goya cuando estaba en funciones.

Con el acuerdo mencionado, los “arrepentidos” se vienen en contra. Acuerdos que muestran también, como nuestro país absorbió el disparate de Estados Unidos y la DEA. Que es que la lucha contra el Crimen Organizado no se puede dar sin sapos y “acuerdos de cooperación”. Algo que terminó siendo funcional al universo de la narcocriminalidad que creció y mutó.

Tal vez, solo tal vez, el negocio sea que el Narcotráfico siempre permanezca para mantener la estructura del lavado de activos. Un delito federal amparado en instituciones bancarias y financieras que en USA permanecen intactas.

En Argentina, especialmente en estos últimos 3 años, el discurso estadounidense penetró fuertemente. Siendo, el país del norte, el emblema del fracaso de la lucha contra las drogas. Fracaso que se mide en el consumo de estupefacientes. En la epidemia imparable por el consumo de opiáceos. En el escandaloso consumo de heroína.

Sin embargo, los enarbolados traficantes de proyectos de lucha, no van sobre la génesis de la industria farmacéutica. Y la ponderación sobre ellos, se asienta en la no construcción de carteles propios, minimizando así la capacidad destructiva y de potencial exterminio de todo el veneno producido por los mismos que ellos supieron absorber.

Una lucha, la de Estados Unidos signada solo por el discurso. Una lucha, la de Argentina, signada por la eterna subestimación y la compra de fracasos.

Por Laura Etcharren – Socióloga e investigadora. Consultora/Asesora. Especialista en Narcotráfico – https://soclauraetcharren.blogspot.com/ – Narcotráfico y Seguridad en Argentina y el mundo.

https://cdn.urgente24.com/sites/default/files/2019-06/bullrich.jpg

Deja un comentario

Top    
  Bahçeşehir Halı Yıkama Halkalı Halı Yıkama Beylikdüzü Halı Yıkama Web Site Tasarımı
mersin escort | mersin escort bayan | mersin bayan escort | www.mersindetek.com | mersin escort | mersin escort | mersin escort
escort escort ankara escort izmir izmir escort ankara escort