Image default
Destacados Las mas leidas Medios

Franco Torchia: “La salida del clóset es compleja en nuestra cultura”

Su voz es inconfundible aunque no es locutor, es periodista, graduado en letras y tiene una personalidad inclasificable. Franco Torchia habló de todo con nosotros, sexualidad, política y su pensamiento sobre la Iglesia. No te pierdas la entrevista.

Franco Torchia es un todo terreno, radio, tv, que dice tenerle “un respeto sobrenatural a la escritura”. Un activista LGTBI que charló de todo con nosotros.

-Dijiste que tu “salida del clóset” fue compleja ¿por qué?

-Quizás, toda salida del closet es compleja, porque vivimos en una cultura inmortal respecto de la heterosexualidad obligatoria. Por ende, “tener que decir” es sumar una presión y una opresión que quienes no viven en disidencia sexual, no tienen. Incluso quienes dicen nada de su sexualidad están diciendo mucho. En mi caso, perdí mucho tiempo y le debo mucho a Teresa, mi hija, cuyo nacimiento me instó a vivir con verdad.

-Ahora parece que vivís tu sexualidad y tus elecciones con mucho humor ¿qué cambió?

-Como cualquier persona, yo decido cuándo reírme y cuándo no. Esa autodeterminación es básica y es la misma autodeterminación que, con mayor o menor dificultad, intentamos tener todos en relación a casi todos los órdenes de nuestra existencia. No siento que en mí haya habido cambio: acabo de ver a una familia compuesta por madre, padre y dos hermanos varones, veinteañeros, en la cola de una heladería. Eran en apariencia de clase media-alta. Uno de los hijos eligió un helado con forma de corazón y su hermano, con la complicidad de sus padres, le gritó “Pedazo de trolo”. No fue una broma. Es decir, yo elijo cómo y cuándo reírme de mí y del tema. En este caso, no hay risa posible. Hay impugnación y sensación de alerta.

-¿Te gusta la política?, ¿Cómo ves a Macri? ¿Y a Cristina?

-La política es la vida de las personas. Todo lo demás es mafia. No opino sobre individualidades políticas porque considero que los poderes no funcionan a partir de figuras. Trato de no caer en la trampa del caudillismo. A su vez, decir algo sobre uno o sobre otro sería forzar el trazado de diferencias y yo no creo en las diferencias políticas, por lo menos en Occidente hoy. Vivimos en pleno tardocapitalismo extremo. Eso es todo. Y eso es mucho.

-Tu entrevista a Aguer hizo mucho ruido, dijiste que buscas la separación de la Iglesia del Estado ¿creés que será posible?

-Por supuesto que este Estado no se divorciará de la iglesia católica nunca. La Argentina ama ser católica, aunque no parezca o aunque ese amor no tenga el aspecto de un respeto total al dogma. El 8 de diciembre, por una figura literaria llamada “virgen”, sigue siendo feriado nacional y San Martín descansa en la Catedral de Buenos Aires, custodiado por Granaderos. Poder político, fuerzas armadas y religión católica son el nodo de este atraso en el que vivimos desde siempre. Hay quienes creen que Bergoglio podría unir al país y todo esa bestialidad argumentativa que suena por todas partes hoy. Que el titular de la institución más criminal de la historia de la humanidad sea visto por muchos como eventual mesías es de una gravedad pasmosa.

-No sos un papista, pero ¿no sentís que hay cierta apertura en algunos temas puntuales de la Iglesia?

-Lo que tiene que quedar claro respecto de la iglesia católica en el presente es que, aún con un personaje como Bergoglio y sus dichos (sólo dichos, nunca hechos) sobre ambientalismo y contra-capitalismo, por ejemplo, el Vaticano pelea y premia a países que NO defienden derechos sexuales. La iglesia se transformó, por voluntad y por deliberación, en el factor más importante del mundo a la hora de impedir, discutir y detener promoción de leyes sobre diversidad sexual. Esto, desde ya, no constituye una opinión personal: esto es así porque así es el programa de acción directa que puede leerse en cada documento de la iglesia. Bergoglio pide por Siria y visita presos, sí. Pero lidera y propaga el rechazo a la diversidad y encubre la epidemia internacional de abusos sexuales cometidos por curas. Dice no perdonarla, pero mitiga sus efectos y no impulsa procesos concretos contra los delincuentes con sotana involucrados. Los frena, de hecho.

-“El futuro no es heterosexual” mencionaste en una entrevista ¿Cómo es eso?

-No me referí a la heterosexualidad sólo como una orientación sexual. La heterosexualidad es una cultura. Es un orden económico, un modus vivendis, un dispositivo médico y educativo, un deber ser obvio. Creo, desde ya, en los movimientos de desobediencia y en los feminismos emergentes. Elijo creer que en el futuro crecerán y serán mucho más visibles múltiples formas de desear, vivir y amar. Entre dos, entre tres y entre muchos más

1 comment

jel 17 enero, 2017 at 6:15 pm

se nota un odio dentro suyo que se refleja en sus palabras, no escuchè nunca que la Iglesia lo condenara por nada, es libre de hacer y decir lo que quiera y la Iglesia persiste en los tiempos sustentadas por generaciones…este señor es solo digno de tenerle compasiòn por el dolor que siente de expresar su condiciòn, aun cuando nadie lo condena…

Reply

Leave a Comment


Office Lizenz Kaufen Windows 10 pro lizenz kaufen Office 2019 Lizenz Office 365 lizenz kaufen Windows 10 Home lizenz kaufen Office 2016 lizenz kaufen office lisans satın al office 2019 satın al follower kaufen instagram follower kaufen